Información

México contra Rusia: tequila o vodka; David y Goliat

23-06-2017 13:47

México y Rusia jugarán por su pase a las semifinales de la Copa Confederaciones; se trata de dos naciones petroleras con amplias diferencias en muchos aspectos.

México llega con un partido ganado y uno empatado; si pierde, queda fuera. Agrandar
México llega con un partido ganado y uno empatado; si pierde, queda fuera.

Solo dos países pueden tener “el orgullo” de generar crisis financieras globales que hayan bautizadas con el nombre de su bebida tradicional: México y Rusia.

Ambas naciones se enfrentarán este sábado 24 de junio en busca de su pase a las semifinales de la Copa Confederaciones y comparten, entre otras cosas haber sido causantes del “Efecto Tequila” en 1994 y del “Efecto Vodka” en 1998.

En la ciudad rusa de Kazán, ambas selecciones se jugarán la vida, un empate o un triunfo pondrá a México en las semifinales, pero si los rusos vencen a los tricolores, los echarán de la copa.

Es un lugar común decir que en la cancha juegan 11 contra 11, y que bueno que sea así, porque es muchos sentidos, Rusia es un gigante con respecto a México.

Comencemos por el territorio. Rusia y sus 17 millones de kilómetros cuadrados tiene una extensión de casi 9 veces el territorio nacional, y eso que México está entre los 15 países más extensos del mundo, pero cuando uno se compara con el líder, no hay mucho que hacer.

 

Te puede interesar: México vive una crisis de expectativas: Juan Villoro, 1 de septiembre de 2016.

 

Una ligera ventaja tiene Rusia sobre México en cuanto a número de habitantes. Allá son 20 millones más que los 123 millones que habitan el país. Ahí la cosa es más pareja, en la cancha de Kazán se enfrentarán la décima y la decimosegunda naciones más pobladas del orbe, aunque ni sumadas alcanzan la población de Estados Unidos.

Más allá del tequila o el vodka, ambas naciones basan buena parte de su economía en la producción de petróleo. En este rubro, Rusia también es líder mundial, con 10.5 millones de barriles por día, en tanto que México ocupa una discreta decimosegunda posición en esa tabla con una producción cercana a los 2.2 millones de barriles al día… es decir, si fuera marcador del futbol, nos ganaría 5-1.

Ahora bien, en lo que respecta a exportación de petróleo crudo, la diferencia entre Rusia y México permanece: ellos exportaron en 2013 -dato más reciente- casi 4.9 millones de barriles por día, y nosotros, en 2016, 1.2… seguimos perdiendo 5-1.

 

Gorditos, pero jóvenes

En algo sí les vamos a ganar a los rusos: somos más gorditos, más jóvenes y vamos a vivir más. El porcentaje de mexicanos con obesidad es de 32.1%, el de los rusos es 26.5… por poco, pero el Tricolor lleva la delantera; la edad promedio de la población es de 28 años acá y de   39 allá, ahí la diferencia es mayor; la expectativa de vida al nacer de un mexicano es de casi 76 años, la de un ruso es de poco menos de 71.

En otros temas, si te quejas de la educación en México, échale un ojo a lo que sucede en Rusia para no sentirte tan mal. Acá, el gobierno destina 5.1% del Producto Interno Bruto a educación, de 173 naciones, el país está en la posición 72; pero allá a la educación solo se destina 4.1% del PIB y están en la posición 110.

 

Te puede interesar: FIFA podría suspender partidos de México en Confederaciones por “grito homófobo”, 15 de junio de 2017.

 

Lo único malo es que en Rusia 100% de la población mayor de 15 años sabe leer y escribir y en México solo 95%.

En cuanto a tasa de maestros por cada 1,000 habitantes, México le gana 4-1 a Rusia; aquí el indicador es de 4.45 y allá de 1.96.

 

 

Rusia llega con una victoria y una derrota a su tercer partido en la Copa Confederaciones.

 

También en materia de desempleo, llevamos un poco de delantera: en México 3.6% de la Población Económicamente Activa no tiene trabaja remunerado; en Rusia el porcentaje es más del doble: 8.2%.

En materia de salud, Rusia destina 7.1% de su PIB a este rubro y México únicamente 6.3%.

 

Potencia militar

Por tratarse de una verdadera potencia global, hay aspectos de Rusia en los que la comparación con México naciones arroja datos asombrosos. Las fuerzas armadas es uno de ellos.

Rusia cuenta con la segunda flota más grande de aviones de guerra con 1,900, México apenas tiene 58… si fuera marcador, perdemos 31-1; lo mismo sucede con tanques de guerra, ya que ellos tienen 40 vece más (22,710 contra 567).

 

La seguridad en los estadios rusos ha estado a tope durante la competencia.

 

Ya en el número de elementos de las fuerzas armadas la diferencia no es tanta, poco más de cinco a uno, ya que Rusia cuenta con 1.49 millones de elementos y México 286,000.

Visto así, qué bueno que se trata de un partido de futbol y no un conflicto de otra índole.

Y bueno, a pesar del tamaño de los ejércitos, en México la tasa de homicidios por cada 100,000 habitantes es de 16.81, mientras que en Rusia es de 8.2.

 

…Y del conocimiento

El 21 de junio, México y Nueva Zelanda se enfrentaron en Rusia, el partido terminó con una apretada victoria para el tricolor. Pero antes de ese partido descubrimos que, a pesar de las grandes diferencias entre ambas naciones, había un empate en el número de premios Nobel por país con tres… pues con Rusia, México no tiene nada que hacer.

 

Contra los pronósticos de que México la iba a ganar fácil a Nueva Zelanda, la selección batalló para conseguir el triunfo.

 

Como tal, Rusia ha ganado 17 premios Nobel, pero si consideramos los cambios geopolíticos en Europa y añadimos a soviéticos y la época en que parte de Rusia pertenecía a Prusia, la cifra aumenta a 24.

El país tiene ganadores en todas las categorías: nueve de física, cuatro de química, dos de medicina, dos de economía, dos del Nobel de la Paz y cinco el de literatura. 

 

Te puede interesar: México y Nueva Zelanda: dos países opuestos coinciden en una cancha, 19 de junio de 2017.

 

Si fueran figuras futbolísticas, el mexicano Alfonso García Robles, Nobel de la Paz en 1982 competiría en fama con Mikhail Gorbachev y a Andrei Sakharov quienes ganaron el premio en 1990 y 1975, respectivamente.

Las glorias de Mario Molina, premio Nobel de Química en 1995, se compararían con las de Otto Wallach (1910), Paul Karrer (1937), Nikolay Semenov (1956) e Illya Prigogine (1997). Y qué decir de Octavio Paz, cuyo Nobel de Literatura en 1990 se equipa a lo logrado por genios de la literatura como Ivan Bunin (1933), Boris Pasternak (1958) Mikahil Sholokhov (1965), Alexandr Solzhenitsyn (1970) y Joseph Brodsky (1987).

 

La Copa Confederaciones es la antesala para el Mundial que organizará Rusia el próximo año.

 

En materia deportiva, se dice que Rusia es una potencia, y con razón, generalmente se ubica en los primeros cinco lugares del medallero olímpico; por poner un par de ejemplos, en Río de Janeiro 2016 fue cuarto lugar con 56 medalla y en Londres 2012 ocupó la tercera posición con 81 preseas; México logró la posición 43 con sus cinco medallas en Río; y la 31 con siete en la capital británica.

Pero si obtenemos un índice de medallas per cápita, es decir dividimos el número de preseas entre la población de cada país, el contraste es aún mayor. En los Olímpicos de 2016, Rusia obtuvo una medalla por cada 2.5 millones de habitantes y México una por cada 25 millones. En la justa de 2012 Rusia logró una medalla por cada 1.7 millones de habitantes, y México una presea por cada 16 millones de habitantes.

 

El juego del sábado

México llega a su encuentro con Rusia como líder del Grupo A, y la selección anfitriona, se ubica en la tercera posición. El juego servirá para decidir uno de los billetes a semifinales de esta zona.

Después de haber sufrido muchísimo más de lo esperado ante Nueva Zelanda, México tiene una oportunidad de redimirse ante Rusia. Los jugadores y el técnico saben que necesitan solo un punto para avanzar a la siguiente ronda y deberían haber aprendido de la mala experiencia y no caer en exceso de confianza alguno.

Las lesiones de Carlos Salcedo y Héctor Moreno obligarán a Juan Carlos Osorio a hacer cambios en defensa, pero fuera de ello, debería de volver a su once más fuerte, después del experimento fallido del partido pasado.

 

Quien pierda, queda fuera del torneo; un empate beneficiará al tricolor.

 

La parte positiva para Rusia es que las cosas están claras y depende de sí misma: sólo una victoria contra México les permitiría meterse en semifinales debido a que no hay muchas esperanzas en que Portugal pueda perder ante Nueva Zelanda.

México y Rusia se han enfrentado en 12 ocasiones. El resultado más habitual ha sido el empate, en 7 ocasiones, por 4 victorias rusas y tan sólo una mexicana. Esta se dio en un amistoso disputado en febrero de 1986 en el Estadio Azteca.

 

MÁS INFORMACIÓN: Libro de estadísticas de la CIA, Agencia Central de Inteligencia de EU, fecha de consulta 19 de junio de 2017.

MÁS INFORMACIÓN: Base de datos del Banco Mundial, Banco Mundial, fecha consulta 19 de junio de 2017.

 

Comentar