Empresas y Empresarios

Carlos Peralta, el empresario beisbolero consentido de la CFE

20-06-2017 17:35

En lo que va del sexenio, Grupo IUSA y otra compañía ligada al empresario han recibido contratos de la CFE por casi 12,000 millones de pesos; la Cofece deberá investigar si incurre en prácticas monopólicas.

Carlos Peralta vive un sexenio dorado con la llegada de Peña Nieto a Los Pinos. Agrandar
Carlos Peralta vive un sexenio dorado con la llegada de Peña Nieto a Los Pinos.

Una sola selfie ha subido Carlos Peralta Quintero, presidente del Grupo IUSA, desde que abrió su cuenta de Twitter en abril de 2010.

Fue a las 9:39 de la mañana del 1 de julio de 2012, en ella se ve su rostro y su dedo teñido con la tinta indeleble de quien ya votó; “Misión cumplida! Enrique Peña Presidente!!” escribió el empresario.

El hecho no sería más que una anécdota de un empresario que apoya a un candidato presidencial priista (como hay muchos en el país).

Pero este empresario ha ganado casi 12,000 millones de pesos en contratos con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y está metido, literalmente, en las entrañas de tu casa.

Sí, cada vez que llega a tu casa el recibo de luz, el empresario Carlos Peralta tiene que ver con ello pues es el único proveedor de medidores de luz en México.

 

Por sus tuits los conoceréis: así se expresaba Carlos Peralta de Peña Nieto en 2012.

 

“Con mucho orgullo podemos afirmar que en todas las viviendas del país hay al menos un producto IUSA fabricado en nuestras plantas”, dijo el empresario frente al presidente Enrique Peña Nieto el 15 de enero de 2016 durante la inauguración de una fábrica de paneles solares en el Estado de México.

“Estamos presentes en los millones de kilómetros de cable conductor fabricados para las redes de transmisión y de distribución y en los más de 60 millones de medidores eléctricos manufacturados para hogares, comercios e industrias a lo largo y ancho del territorio nacional”, presumió.

Pero la manera en cómo tuvieron tal alcance no la detalló frente al presidente Peña Nieto… no hacía falta.

 

Lazos de amistad unen al empresario mexicano y al presidente del país.

 

A lo largo del sexenio, dos empresas ligadas a Carlos Peralta, Grupo IUSA y Controles y Medidores Especializados (Conymed), han ganado todas las licitaciones para proveer medidores de luz, conocidos como watthorímetros, a la CFE que suman 11,833 millones de pesos, según reveló el lunes 19 de junio la organización no gubernamental Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.

La forma en que se asignaron estos contratos deberá ser investigada por la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) luego de una denuncia que presentó la organización por la presunta colusión para cometer prácticas monopólicas durante las licitaciones para la adquisición de medidores. 

 

Te puede interesar: ¿Renunciará Raúl Murrieta?, Samuel García, 17 de abril de 2015.

 

Según la publicación, Grupo IUSA y Conymed fingían competir en las licitaciones públicas de la CFE, pero en realidad comparten dirección, número telefónico e incluso algunos empleados.

Además de que los dueños y apoderados legales de Conymed -empresa que se creó en septiembre de 2011 y en agosto de 2013 ya ganaban licitaciones por casi 588 millones de pesos- llevan los apellidos Tort Rivera, al igual que la esposa de Carlos Peralta, es decir, son sus cuñados.

 

Vecino afortunado, beisbolero y jonronero

En el primer capítulo de la serie House of Cards, el protagonista Frank Underwood, personificado por Kevin Spacey, afirma que en política como en bienes raíces lo importante es la ubicación.

Antes de que esta serie cobrara relevancia, Carlos Peralta conocía a la perfección los beneficios de la ubicación.

La fábrica principal del grupo que encabeza el empresario mexicano es el complejo industrial de Pastejé, ubicado en el municipio mexiquense de Jocotitlán colindante con ¡Atlacomulco!

Así es, no se puede entender el crecimiento -y alguno que otro fracaso- del empresario mexiquense sin sus relaciones con el grupo político que llevó a Enrique Peña Nieto a la presidencia del país.

No por nada, aquel 16 de enero, en la planta de Pastajé, Peralta y Peña Nieto compartieron elogios.

 

En noviembre de 2016, el presidente Peña Nieto visitó la planta de producción de grupo IUSA.

 

Es un gran orgullo para Grupo IUSA, y para un servidor, tener como invitado de honor al presidente de la República en esta ceremonia. Sea usted bienvenido a su tierra, señor presidente, a su casa, Pastejé, donde la familia IUSA lo recibimos con el cariño con el que se le recibe a un paisano y con la admiración de un líder que está transformando a nuestro país”, dijo el empresario.

Usted es un hombre que, como muchos otros empresarios, creen en México, confían en México, se la juegan con México. Su inversión, sus recursos, bien podría llevarlos a otras partes y deciden invertir en México, y seguir apostando a México. Hoy usted, desde que asumió el timón de esta empresa, ha venido expandiendo, creciendo, felicidades”, reviró el presidente.

Y es que Peña Nieto omitió decir que tal vez en otros países Peralta y sus empresas no hubieran encontrado condiciones tan a modo para ganar licitaciones públicas.

Hijo del también empresario Alejo Peralta, Carlos heredó de su padre una empresa que se ha especializado en la manufactura de productos de cobre que desde hace 78 años, o sea desde 1939, ha sido proveedor de CFE.

La alianza histórica entre la Comisión Federal de Electricidad y Grupo IUSA data de hace más de 77 años. Nos sentimos parte del proceso de electrificación del país, llevado a cabo por CFE”, afirmó Peralta en enero de 2016.

 

Te puede interesar: Crece 32% deuda de CFE durante gestión de Ochoa Reza, 13 de julio de 2016.

 

¿De qué tamaño es la alianza entre CFE y el grupo que encabeza Peralta? En entrevista con El Universal, publicada el 25 de noviembre de 2013, el empresario detalló que es uno de sus principales clientes pues representa el 28% de su facturación.

Así pues, el matrimonio Peralta-CFE ha sido de mucho tiempo y de muchos pesos.

Sin embargo, vender medidores de luz no ha sido la única actividad del empresario mexicano.

Antes del encuentro en Pastajé, el 6 de enero de 2013, Peralta estuvo en la Residencia Oficial de Los Pinos donde Peña Nieto lo recibió como dueño del equipo campeón de la Liga Mexicana de Beisbol, los Tigres de Quintana Roo… este deporte, es otra de las pasiones de Peralta.

Tal vez su pasión beisbolera sea la que lo impulsa a buscar siempre batear de jonrón en los negocios.

 

Roberto Borge y Carlos Peralta, socios y amigos en el impulso del beisbol en Quintana Roo.

 

En el deporte como en la vida diaria, la lucha es constante. Se hacen estrategias, se trazan objetivos, trabajamos en equipo y, sobre todo, inyectamos la energía necesaria para generar unión y así lograr el éxito”, declaró en aquella ocasión el empresario.

El testigo de honor de ese encuentro fue Roberto Borge, entonces gobernador de Quintana Roo, hoy detenido en Panamá por irregularidades durante su gestión, entidad donde se habían mudado los Tigres.

 

Strikes, bateos de faul y toques de sacrificio

A la muerte de su padre en abril de 1997, Carlos Peralta tomó el control de grupo IUSA e intentó diversificarse. Negocios inmobiliarios, líneas aéreas, telecomunicaciones, entre otros, fueron las áreas en las que intentó incursionar el empresario.

Uno de los primeros strikes que tiene en su cuenta como empresario fue cuando incursionó en el mercado de las líneas aéreas de bajo costo.

En junio 2005, el empresario lanzó Aerolíneas Mexicanas (Alma) con una inversión de 40 millones de dólares con las que puso en operación una flotilla de 16 aviones Bombardier en 20 rutas; el gusto le duró poco más de tres años.

En noviembre de 2008, los elevados precios de la turbosina y la caída en el número de viajeros debido a la crisis económica generó que la aerolínea suspendiera operaciones y se declarara en quiebra. Strike one.

 

El empresario no es de los que les gusta tener bajo perfil; se le ve de manera constante en las revistas de sociales.

 

En el negocio inmobiliario tampoco le fue muy bien. A finales del siglo pasado formó la empresa que impulsó el desarrollo inmobiliario de súper lujo Bosque Real, en el municipio mexiquense de Huixquilucan.

A lo largo de 575 hectáreas el desarrollo se planteó para la construcción de 10,400 viviendas, dos campos de golf, una casa club y todo lo que las personas de altos ingresos pudieran soñar.

La inversión original corrió por cuenta de Peralta y entre 2000 y 2001 comenzó la venta de lotes urbanizados.

 

Te puede interesar: CFE abusa del ciudadano, obtiene cuantiosos ingresos mediante cobros indebidos, 26 de diciembre de 2016.

 

Estalló la crisis y el proyecto comenzó a sufrir retrasos; en 2006 grupo Inbursa de Carlos Slim, entró al quite, le otorgó un crédito por 77 millones de dólares y se convirtió en dueño de 55% del desarrollo… bateo de faul, strike two.

En los inicios de la telefonía celular en México había dos compañías: la eterna Telcel y su competidor Iusacell, de Carlos Peralta.

En 2001 se dio a conocer que el empresario mexicano vendió el total de sus acciones a empresarios estadounidenses, no obstante, para Peralta significó un gran negocio esta venta, aunque, en 2006 afirmaba que lo había hecho por presiones del presidente Ernesto Zedillo… toque de sacrificio, pero suficiente para anotar una carrera y ganar el partido.

 

La venta de garaje, antes de 2012

Uno de los motivos por los cuales Peralta asegura que tuvo que vender Iusacell es por el apoyo que le dio a su amigo Raúl Salinas de Gortari cuando se desató la persecución legal y política contra el hermano del presidente Carlos Salinas, durante los primeros días del sexenio de Ernesto Zedillo.

Raudo y veloz, cuando se dieron a conocer los millones de dólares que tenía Raúl Salinas en bancos de Suiza, el empresario levantó la mano y dijo que 50 millones de dólares eran de él. Se los había dado al “hermano incómodo” como una inversión para un negocio del que no dio detalles.

 

Ni Raúl, el hermano incómodo de Carlos Salinas de Gortari, fue un amigo incómodo para Carlos Peralta.

 

“Y de ahí se desató una persecución tremenda por parte del gobierno, a tal grado que yo tuve que salir del país. Y una de las condiciones para dejarme regresar, fue que pasara yo la administración (de Iusacell) a los americanos” declaró en una entrevista a Dossier Político, publicada el 5 de noviembre de 2006. 

Y es que, aunque nunca ha sufrido por falta de dinero, los sexenios de Zedillo, Vicente Fox y Felipe Calderón no fueron los más afortunados en su carrera como empresario.

Además de los problemas en la diversificación de sus negocios, en 2009 tuvo que poner a la venta su yate: el Princess Mariana, el cual tenía 84 metros de largo, helipuerto y piscina interior. El precio estimado era de 143 millones de dólares, unos 2,500 millones de pesos a tipo de cambio actual.

 

En los tiempos difíciles tuvo que vender su yate valuado en 143 millones de dólares.

 

Ese mismo año también puso a la venta su departamento de 500 metros cuadrados en la Torre Trump, de Manhattan. El inmueble se ofreció a un precio de 13.5 millones de dólares, poco más de 245 millones de pesos al tipo de cambio actual.

Con el regreso del PRI a Los Pinos, las cosas cambiaron.

 

¡Misión cumplida!

El 4 de septiembre de 2015 se instaló la LIX Legislatura en el Congreso del Estado de México. Entre los 75 legisladores locales que rindieron protestas estaba Pablo Peralta, hijo del dueño de IUSA luego de ganar las elecciones en el distrito 17, con sede en Huixquilucan.

Como todo padre orgulloso, Carlos Peralta retuiteó el momento en el que su hijo levantaba el brazo derecho y decía, a todo pulmón, “sí, protesto”.

 

El hijo del empresario está iniciando su carrera política y ya es diputado local en el Estado de México.

 

Abuelo orgulloso también público en la red social una felicitación cuando su nieta Loreta ganó una Diosa de Plata por su papel en la película protagonizada por Eugenio Derbez, “No se aceptan devoluciones”.

Hijos en la política, nietos en la farándula… la vida le sonríe al empresario de 65 años.

Prueba de ello es que fue uno de los invitados a la boda de la hija del líder del sindicato de Pemex, Carlos Romero Deschamps, donde aprovechó para fotografiarse con el líder nacional del PRI y exdirector de la CFE, Enrique Ochoa Reza, quien le otorgó varios de los muchos contratos que ha tenido con la empresa.

Por lo mismo, como director de CFE, Ochoa Reza presumía sus encuentros con Peralta en Twitter.

 

Hace unos meses, Carlos Peralta acudió a la boda de la hija de Carlos Romero Deschamps; obvio se tenía que tomar una foto con Enrique Ochoa Reza.

 

En el sexenio de Peña Nieto, las empresas de Carlos Peralta han recibido casi 12,000 millones de dólares por contratos con la CFE.

Al menos en lo que resta del sexenio, lo más probable es que las empresas de grupo IUSA sigan participando (y ganando) licitaciones públicas y tal vez, el 1 de diciembre de 2018 quien diga “misión cumplida” sea Enrique Peña Nieto, y el destinatario sea Carlos Peralta.

 

MÁS INFORMACIÓN: El rey de los medidores de luz, Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, 19 de junio de 2017.

 

Comentar