Tabaquismo, una enfermedad de riesgo en México

31-05-2017 14:59

Entre 10 y 12 años es la edad en la que puede adquirirse el hábito de fumar

Aunque los cigarros han incrementado de precio, existan restricciones para su consumo en espacios públicos y su venta sea discriminada, el tabaco sigue siendo uno de los principales productos nocivos para la salud, sobre todo entre jóvenes, ya que éstos son los más vulnerables al momento de adquirir un hábito que podría volverse una adicción.

En el marco del Día Internacional Sin Tabaco, y de acuerdo a especialistas del Consejo Mexicano contra el Tabaquismo, la venta de cigarros sueltos incentiva a que la ciudadanía tenga un mayor acceso a dicho producto, sumado a la falta de regulaciones en materia.

Al respecto, especialistas de la Alianza Para el Control del Tabaco, aseguran que las iniciativas para contrarrestar los problemas de tabaquismo en sectores jóvenes no sólo son tareas gubernamentales, sino también escolares y sobre todo familiares, puesto dichos círculos representan los núcleos de formación.

Según datos revelados por la Encuesta Nacional de Adicciones de 2011, los fumadores diarios comienzan a desarrollar el hábito de fumar entre los 10 y los 12 años.

Aunque México está suscrito al Plan de Acción Mundial para la Prevención y el Control de las Enfermedades no Transmisibles 2013 – 2020, ambas instituciones, especializadas en materia de tabaquismo, coinciden en que hace falta la implementación de políticas públicas que logren regular considerablemente el consumo, la venta y la publicidad del producto en cuestión.

A nivel nacional, el cáncer de pulmón es la primer causa de muerte entre hombres y mujeres que no padecen enfermedades transmisibles, esto debido a que en el mayor de los casos la detección no suele ser temprana y la oportunidad de tratamiento sea escaza.

Comentar

Politica de comentarios

Todo el mundo es bienvenido y se le anima a hacer oír sus opiniones con independencia de su identidad, sus ideas políticas, su ideología, su religión o sus acuerdos con otros miembros de la comunidad o con el autor del artículo, siempre que esas opiniones sean respetuosas y aporten algo constructivo a la conversación. Con este espacio se busca establecer un diálogo de beneficio colectivo. No se permiten comentarios ofensivos o insultantes. Tampoco se permiten comentarios con publicidad o Spam. Se evitarán los ataques, las ofensas y los insultos directos o indirectos. Aquellos que de manera sistemática o intencionada envíen ese tipo de comentarios serán advertidos y, si es necesario, excluidos de la comunidad.