Gobiernos y Finanzas Públicas

Y si la despenalizan ¿cuánto recaudaría México con un impuesto a la marihuana?

30-05-2017 06:55

Si la marihuana se legalizara para uso recreativo y se le aplicaran los mismos impuestos que al alcohol, México recaudaría lo suficiente para doblar el presupuesto de salud del estado de Guerrero.

La mayoría consume entre 50 mg y 500 mg de esta droga. Agrandar
La mayoría consume entre 50 mg y 500 mg de esta droga.

La legalización de la marihuana ha sido un tema que levanta ámpula en la política nacional.

La Cámara de Diputados aprobó el consumo del cannabis para uso medicinal el viernes 28 de abril.

La propuesta ya se había aceptado en el Senado en diciembre de 2016.

Las reformas a la Ley General de Salud y el Código Penal Federal autorizan el uso medicinal de los derivados farmacológicos de la marihuana y habilitan a la Secretaría de Salud para diseñar y ejecutar políticas públicas que normen la investigación científica y la producción nacional.

Sin embargo, no permiten su uso recreativo, solo el científico o terapéutico.

La legalización de la marihuana en todas sus formas de consumo sería benéfica para el país porque reduciría en 50% las ganancias de narcotráfico, uno de los principales argumentos a favor que sostienen, entre otros, el Instituto Mexicano para la Competitividad. 

Pero la Iglesia católica y un sector conservador de la población -incluida la Secretaría de Salud- sostienen que la legalización sería anticonstitucional, pues el primer deber del Estado es proteger la salud de los mexicanos. 

Más allá de la polémica, un hecho inegable es que si la marihuana se legalizara aumentaría la recaudación fiscal del país.

Mientras que los ingresos petroleros disminuyen paulatinamente, de 2009 a 2015 el monto de impuesto que más ha crecido es el aplicado a bebidas alcohólicas, con un incremento de 141% y cigarros y puros con 67.5%, de acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda. 

 

Te puede interesar: Libro del mes: Tom Wainwright, Narconomics, 21 de marzo 2017. 

 

Desde 2014, cuando comenzaron a mermar la producción y precio del petróleo, gran parte de los ingresos para la administración pública, más del 50%, vino de impuestos, multas y cobro de derechos.

Por lo anterior, saber cuánto sería la recaudación potencial de esta droga es importante en los cálculos costo-beneficio.

 

Tantos consumidores como habitantes en la CDMX

El cannabis, cuyos consumidores sumaron 183 millones en 2014, sigue siendo la droga de consumo más frecuente en el mundo, seguida de las anfetaminas, de acuerdo con cifras de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en su medición más actual.

El 4.7% de los consumidores de “mota” son mexicanos, según el organismo, es decir, 8.6 millones o el 6.7% de toda la población.

El número también es equivalente al 97% de los habitantes de la Ciudad de México. 

 

 La población de entre 12 y 65 años de la zona noroccidental -Baja California, Baja California Sur, Sonora y Sinaloa- es la que más consume marihuana con una participación de 2.3%, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Adicciones 2011, la más actual, elaborada por la Secretaría de Salud. 

 

Conviene hacer una aclaración.

17% o 1.7 millones de estudiantes de secundaria y preparatoria del país ha consumido alguna vez el estupefaciente.

En los dos últimos años de primaria la cifra asciende a más de 152,000 niños, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas en Estudiantes 2014, de la Secretaría de Salud.

 

Droga barata y consumidores constantes

La marihuana es la droga más barata de México, en 2016 se vendió en 1,481 pesos por kilogramo, según cifras de la Procuraduría General de Justicia o 1.481 pesos el gramo.

Los consumidores de esta droga lo hacen 146.5 días al año, de acuerdo con la Global Drug Survey 2017.

El 67% fuma entre 50 y 500 miligramos diarios; 28% de uno a tres gramos; 14% de tres a siete y 5% de ocho a 20 gramos. 

En promedio una persona consume cannabis 12 días al mes.

Para calcular la recaudación se utilizó un estimado de consumo diario conservador, de 250 miligramos, cantidad que corresponde a la media de cosumo de más de la mitad de la población a nivel global.

De un gramo, un consumidor se hace en promedio 2.7 “churros”.

 

700 millones anuales, nada malos

8.6 millones de mexicanos consumiendo 3 gramos -equivalentes a 250 miligramos por 12 días- dan un gasto total de 38.2 millones de pesos mensuales.

Es decir, 458.5 millones de pesos al año.

Si a la marihuana le impusieran un gravamen similar al del cigarro de 160% sobre la venta, ya que su consumo más común es en cigarros con o sin tabaco según el Global Drug Survey.

Se podría recaudar 61 millones de pesos al mes o más de 737.7 millones al año.

 

Te puede interesar: Aceptan mexicanos uso de la marihuana para uso medicinal, 5 de noviembre de 2015

 

¿Qué se podría hacer con ese dinero?

Los más de 700 millones de pesos que se recaudarían de esta forma son casi el doble de lo que, en 2017, el estado de Guerrero destinó a gasto público en salud por 377 millones de pesos, de acuerdo con el presupuesto de egresos.

El presupuesto federal para el fomento de la cultura de la participación ciudadana en la prevención de delito es de casi 214 millones de pesos. Lo recaudado por impuestos potenciales en marihuana sería 3.5 veces más.

Es casi cuatro veces lo que se le asignó al hospital Juárez en la Ciudad de México por 194 millones de pesos.

Casi 9 veces lo que se va al Programa de Educación para adultos en comunidades indígenas (INEA) por 80 millones de pesos.

También podrían destinarse a la construcción más de 140 bachilleratos como el que se hará en Puebla, con un valor de 5 millones de pesos. 

 

Y los países que ya legalizaron ¿cómo les fue?

En Estados Unidos, el más grande mercado para la marihuana de acuerdo con el estudio de Global Drug Survey, algunos estados como California, Massachusetts, Colorado, Alaska, Oregon, Washington y Nevada autorizaron el consumo del cannabis recreacional.

En Colorado, la industria de esta yerba generó 18,000 empleos de tiempo completo y aportó casi 2,400 millones de dólares en impuestos, de acuerdo con un análisis del Marijuana Policy Group en 2015.

En Uruguay, es el Estado el que venderá la droga en farmacias y a usuarios registrados que posean un carnet. Así, se quedará con todas las ganancias.

En Holanda, el país famoso por su política de tolerancia a las drogas, que no de la legalización, las tasas de consumo de drogas más nocivas como la cocaína son más bajas que en el resto de Europa.

 

MÁS INFORMACIÓN: Global Drug Survey, 2017, GDS. (En inglés). 

Comentar