Economía y Sistema Financiero

Cuando la maternidad incrementa los riesgos económicos para las mujeres

10-05-2017 12:30

El 60% de las madres mexicanas no participan de alguna actividad económica remunerada en el país, lo cual las pone en riesgo en su independencia económica. En otros países la proporción de madres en el mercado laboral es de casi el 70 por ciento.

La principal razón para la baja participación de las mujeres en el mercado laboral es la maternidad Agrandar
La principal razón para la baja participación de las mujeres en el mercado laboral es la maternidad

La maternidad es un obstáculo para que algunas mujeres se desenvuelvan en el mundo laboral.

Seis de cada 10 madres en México no tiene un trabajo remunerado, son amas de casa o trabajan sin pago, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) publicada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

La cifra anterior es el doble que el promedio de los 35 países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE); que es tres de cada 10.

Una de las razones son los estereotipos de género. Las mujeres realizan más de 75% de los quehaceres de la casa y además cumplen con las tareas de cuidar a los hijos, lo cual restringe las horas que pueden dedicar a otro tipo de empleos.

La menor participación laboral de las mujeres frente a los hombres coloca a las madres -sobre todo a las solteras- en riesgo económico, pues casi 3 de cada 10 ejercen su maternidad sin pareja lo que dificulta su incorporación al mercado laboral y las relega a depender económicamente de terceros.

Te puede interesarCrece 16% número de pobres por gastos de salud, 11 de abril de 2017 

Casi la mitad de las madres en México -que cuentan con pareja- son mantenidas por ésta.

La combinación más común en la distribución del trabajo para las parejas es que el hombre trabaje una jornada completa -o más de 40 horas a la semana- mientras que las mujeres se queden en casa.

El 48% de las parejas con al menos un hijo entran en este esquema, es el porcentaje más alto de entre los países miembros de la OCDE, donde lo más común es que ambos trabajen 40 horas o más. 

Uno de los riesgos de la dependencia económica de las madres es la incapacidad para escapar de círculos de violencia, pues al no tener los recursos para mantenerse y a sus hijos, prefieren permanecer en casa aunque existan maltratos físicos o psicológicos según el Centro sobre Derecho a la Vivienda contra los Desalojos 

En hogares donde las mujeres trabajan, disminuye la pobreza infantil

En hogares donde las mujeres trabajan, disminuye la pobreza infantil 

Se eleva la pobreza infantil

Que la madre no cuente con un empleo remunerado o formal pone en riesgo a los hijos de caer en pobreza.

El empoderamiento económico de las madres ayuda no solo a la economía de los países, sino que reduce la pobreza en los hogares, de acuerdo con diversos estudios de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

Te puede interesar Desnutrición temprana, un daño a la salud de por vida, 1 de mayo de 2017

Entre más madres tengan empleo en un país, menos niños pobres hay. Ya que México es el país de la organización con la menor participación de las madres en trabajos remunerados, también es el que tiene la tasa de pobreza infantil más alta.

Uno de cada cuatro niños mexicanos vive en hogares con carencias económicas, comparado con el promedio de uno de cada ocho que existe en el resto de las naciones miembro. 

 

La tasa de pobreza infantil para México es la más alta

 

Perpetúa estereotipos de género

La incorporación de la mujer en el mundo laboral y el que ocupe cargos directivos ayuda a generar un cambio en los roles de género tradicionales. 

Cuando las madres tienen un trabajo remunerado tiende a haber una distribución más equitativa de las tareas domésticas con su pareja. Conforme aumentan sus ingresos la distribución inequitativa del trabajo en el hogar disminuye, de acuerdo con la OCDE.

En los hogares donde existe independencia económica de ambas partes hay menor probabilidad de que haya violencia intrafamiliar y de que estos patrones se repitan en las generaciones que fueron educadas bajo este modelo. 

La economía del país podría crecer más de 1,000 millones de dólares si se erradicara tan solo la mitad de la brecha de género que exista actualmente. México alcanzaría una de las tasas de crecimiento del PIB más altas de la OCDE, de acuerdo con esta organización. 

 

MÁS INFORMACIÓN: Construir un México inclusivo, políticas y buena gobernanza para la igualdad de género, OCDE, 2017.

Comentar

Politica de comentarios

Todo el mundo es bienvenido y se le anima a hacer oír sus opiniones con independencia de su identidad, sus ideas políticas, su ideología, su religión o sus acuerdos con otros miembros de la comunidad o con el autor del artículo, siempre que esas opiniones sean respetuosas y aporten algo constructivo a la conversación. Con este espacio se busca establecer un diálogo de beneficio colectivo. No se permiten comentarios ofensivos o insultantes. Tampoco se permiten comentarios con publicidad o Spam. Se evitarán los ataques, las ofensas y los insultos directos o indirectos. Aquellos que de manera sistemática o intencionada envíen ese tipo de comentarios serán advertidos y, si es necesario, excluidos de la comunidad.