Economía y Sistema Financiero

Alejandro Díaz de León, el hombre cercano a Meade y Videgaray que llegó a Banxico

02-12-2016 12:31

El recién nombrado dejó ver inmediatamente su postura, es igual a la que sostiene la secretaría de Hacienda frente al triunfo de Donald Trump como presidente electo de Estados Unidos.

La reconciliación entre la secretaría de Hacienda y el Banco de México podría venir con el nombramiento del nuevo gobernador del banco central, pero a costa de su autonomía. Agrandar
La reconciliación entre la secretaría de Hacienda y el Banco de México podría venir con el nombramiento del nuevo gobernador del banco central, pero a costa de su autonomía.

La reconciliación entre la secretaría de Hacienda y el Banco de México podría venir con el nombramiento del nuevo gobernador del banco central.

Alejandro Díaz de León Carrillo, hombre cercano a los secretarios de Hacienda de Enrique Peña José Antonio Meade y Luis Videgaray ha sido ratificado por el Senado como nuevo subgobernador del banco central en sustitución de Manuel Sánchez.

El regiomontano concluirá su cargo a fin de año y no es sujeto de reelección porque la ley del Banco de México establece que los miembros de la Junta de Gobierno no deben tener más de 65 años cumplidos al iniciar su periodo en el cargo. Sánchez González cumplió 66 años en julio pasado.

El recién nombrado dejó ver inmediatamente su postura, es igual a la que sostiene la secretaría de Hacienda frente al triunfo de Donald Trump como presidente electo de Estados Unidos.

“Cuando el grado de incertidumbre es tan profundo como el generado por el triunfo de Donald Trump conviene cautela, observar como se va develando el entorno para tomar acciones concretas sobre escenarios lo más ciertos posibles,” sostuvo al comparecer ante la Comisión de Hacienda del Senado como uno de los candidatos a subgobernador el 16 de noviembre, un día después de que el Presidente lo hubiera propuesto.

Díaz de León comenzará el encargó a partir del primero de enero de 2017 y concluirá en 2024, el economista podría suceder al gobernador del banco central Agustín Carstens, quien el 1° de diciembre presentó su renuncia al Presidente de México para ejecutarla hasta julio del año entrante.

El nombre de Alejandro Díaz de León ha sido colocado en la lista de posibles sucesores por diversos analistas como los de Citibanamex. A diferencia de otros candidatos cumple a cabalidad con los requisitos que exige la ley para convertirse en el nuevo responsable de salvaguardar el poder adquisitivo de los mexicanos.

Para que el candidato Alejandro Werner -que nació en Argentina- pudiera asumir la gubernatura del banco central el Presidente tendría que enviar una propuesta de reforma al Congreso que clausurara el requisito de nacer en el país, mientras que Díaz de León nació en México.

Otros posibles candidatos como Guillermo Ortiz, Francisco Gil Díaz o José Ángel Gurría no cumplen con el requisito de tener menos de 65 años para asumir el cargo, explica el análisis de Citibanamex.

Alejandro Díaz de León tiene 47 años, la misma edad que José Antonio Meade quien fue su compañero de generación en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM). Ambos se graduaron en 1993 de la licenciatura en Economía, por entonces Luis Videgaray era presidente del Consejo de Alumnos y se graduó un año después que ellos de la misma licenciatura.

Coincidió también con el actual secretario de Hacienda en la universidad de Yale, donde Díaz de León se tituló de la maestría en Administración Pública y Privada en 1995 y Meade del doctorado en Economía en 1997.

A su paso por la secretaría de Hacienda entre 2011 y 2015 Díaz de León trabajó primero bajo la dirección de José Antonio Meade, quien por entonces asumía su primer periodo al frente de la dependencia e inmediatamente después bajo las ordenes de Luis Videgaray Caso, quien tomó las riendas en diciembre de 2012.

Como titular de la Unidad de Planeación de Crédito Público estuvo a cargo de las políticas de deuda pública y fomento al desarrollo del sistema y los mercados financieros.

Fue pieza clave en los planes de Luis Videgaray para crear un déficit fiscal en las finanzas públicas de 0.4% en 2013 y de 1.5% en 2014, una decisión que marcó el comienzo de la trayectoria ascendente que ha seguido la deuda pública y el déficit fiscal durante el presente sexenio.

Como director general del Banco Nacional de Comercio Exterior entre 2015 y 2016 continuó bajo el mando de Videgaray y -al igual que otros directores de la banca de desarrollo- condescendió a la estrategia del secretario para que la institución financiera bajo su cargo financiara a Petróleos Mexicanos.

El año pasado la banca de desarrollo otorgó una línea de crédito a la petrolera por 15 mil millones de pesos y en 2016 le compraron 47 mil millones de pesos en títulos de deuda del gobierno federal que la empresa productiva de Estado utilizará para hacer frente a sus obligaciones de pago por pensiones y jubilaciones.

 

Peligrosa cercanía

La cercanía de Alejandro Díaz de León con el nuevo y el viejo secretario de Hacienda podrían cuestionar aun más la autonomía de la Junta de Gobierno, puesta en duda por los mercados de cara a las decisiones que han tomado en los últimos meses.

La administración del gasto público que ha hecho la secretaría de Hacienda y el manejo de la política cambiaria frente a la depreciación del peso realizada por el Banco Central generaron diferencias entre ambas instituciones, de acuerdo con fuentes consultadas al interior de esta última institución.

La llegada de Díaz de León podría conciliar a las partes a costa de los cuestionamientos a la autonomía.

“La duda para los mercados es si el nombramiento va a recaer en una persona con la capacidad y entrenamiento suficiente o bien en un allegado del presidente,” señala Alfredo Coutiño, director de Moody's Analytics.

“Ahora el Presidente Peña Nieto enfrenta una decisión trascendental para proponer al Senado un candidato sólido y con credibilidad, más cuando no hay un único sucesor natural,” dice el análisis de Citibanamex.

A decir de su perfil, Alejandro Díaz de León es un candidato altamente calificado para convertirse en gobernador.

Desde que el banco se hizo autónomo en 1994 ha sido una tradición no dicha que el gobernador haya laborado en el sector público federal como él lo hizo por ocho años y haber sido funcionario del banco central como lo fue por 16 años.

Entre 1991 y 2007 ocupó diversos cargos en el Banco de México. En el año 2000 fue promovido como director de Análisis Macroeconómico donde fue responsable del análisis monetario que se le presentaba a la Junta de Gobernadores y también del diseño de políticas para desarrollar los mercados financieros, nuevos instrumentos de renta fija y los burós de crédito.

Su último cargo en el banco central fue la dirección de Estudios Económicos que asumió desde 2006 donde estuvo a cargo de la agenda de investigación del banco central para la gubernatura de Guillermo Ortiz Martínez.

En 2007 se convirtió en fundador y primer director general del Fondo Nacional de Pensiones de los Trabajadores al Servicio del Estado, la Afore pública de los burócratas del gobierno federal que administra más de 7.8 millones de cuentas y más de 7 mil millones de dólares en activos.

Las próximas decisiones de política monetaria dejaran pronto al descubierto la postura de Alejandro Díaz de León en la Junta de Gobierno y los nuevos equilibrios del Banco de México que en diciembre dejará de contar con Manuel Sánchez, un “halcón,” como llaman en el argot financiero a quienes defienden el objetivo de inflación por encima de cualquier otra consideración.

 

A FONDO: Cartens renuncia, CitiBanamex, diciembre 2016. 

OPINIÓN: México: lo bueno, lo malo y lo feo en materia monetaria: Alfredo Coutiño. Arena Pública, 02 de diciembre de 2016.

MÁS INFORMACIÓN: Hacienda y Banxico: Diferencias que se ahondan, 09 de noviembre de 2016.

MÁS INFORMACIÓN: El quinteto del Banco Central: El poder de su independencia a prueba, 21 de julio de 2016.

Comentar