Gobiernos y Finanzas Públicas

Renuncia Carstens a Banxico. Diferencias con el gobierno hacen crecer la desconfianza

01-12-2016 10:27

El gobernador del Banco de México asumirá como nuevo Gerente General del Banco de Pagos Internacionales (BIS) en octubre por lo que dejará el banco central el 1 de julio próximo. El peso se depreció hasta 20.64 cuando se dio a conocer la noticia

Agustín Carstens presentó hoy su renuncia al presidente Enrique Peña Nieto Agrandar
Agustín Carstens presentó hoy su renuncia al presidente Enrique Peña Nieto

Agustín Carstens presentó esta mañana su renuncia al cargo de gobernador del Banco de México.

Esta mañana el banco central dio a conocer que Carstens aceptó convertirse en el nuevo Gerente General del Banco de Pagos Internacionales (BIS) a partir de octubre de 2017, por lo que dejará la Junta de Gobierno del Banco de México el próximo 1 de julio.

De acuerdo con el comunicado del banco central Carstens presentó hoy su renuncia al Presidente Enrique Peña Nieto ante la designación del Consejo del BIS, que preside Jens Weidmann quien también es Gobernador del Banco de Alemania, como nuevo Gerente General del BIS por un periodo de cinco años.

La noticia, que había corrido como rumor desde hace algunos días, cayó como un balde de agua fría en México. El peso mexicano se depreció frente al dólar hacia 20.64 pesos desde los 20.45 de la apertura en el mercado interbancario.

Diferencias con el Gobierno Federal

En los últimos meses han sido conocidas las crecientes diferencias entre la secretaría de Hacienda y la Junta de Gobierno del Banco de México que encabeza Carstens.

Fuentes consultadas al interior del banco central apuntaron que las diferencias estriban en la falta de compromiso del gobierno federal por ajustar el gasto público, un reclamo constante de la Junta; y en ingerencias de los funcionarios del gobierno sobre las decisiones del banco central. 

La caída de los ingresos petroleros, el creciente costo financiero de la deuda y la desaceleración de la tasa de crecimiento de las exportaciones han mermado los pronósticos de los analistas sobre el cumplimiento de los objetivos de consolidación fiscal que prometió el gobierno de Enrique Peña Nieto.

El reciente triunfo electoral de Donald Trump en Estados Unidos y sus amenazas de endurecer las condiciones del tratado comercial con México, han incrementado los riesgos para las finanzas públicas del país.

Ante ello, los analistas han criticado duramente al gobierno mexicano por su reticencia a reducir significativamente su gasto corriente en un año en que habrá elecciones en el Estado de México, el territorio que gobernó el presidente Peña Nieto y que ha sido cuna de los principales funcionarios de su gobierno, y ante una carrera presidencial adelantada hacia 2018.

Depreciación del peso e inflación, otro motivo

Otro de los asuntos álgidos en la relación entre la Junta de Gobierno y el Gobierno Federal es el manejo de la política cambiaria ante una consistente depreciación del peso mexicano que ya ha provocado efectos inflacionarios. Para el próximo año los analistas del sector privado estiman una inflación de 4%, cuando a principios de este año la inflación fue ligeramente superior a 2%. 

La depreciación del peso genera ganancias cambiarias al banco central, mismas que deben ser entregadas al gobierno federal una vez descontado sus reservas de capital, según la Ley del Banco de México.

En abril pasado el banco central entregó más de 239 mil millones de pesos a la Secretaría de Hacienda por los remanentes de 2015. Para 2016 los analistas estiman que el gobierno federal reciba alrededor de medio billón de pesos desde el Banco de México debido a la depreciación del peso.

Irrestricto respeto a la autonomía

El comunicado del Banco de México que hoy dio a conocer es particularmente enfático en no dejar dudas sobre la no ingerencia del gobierno federal en las decisiones del banco central.

"En su renuncia el doctor Carstens, además de agradecer al Presidente Enrique Peña Nieto la confianza otorgada y el irrestricto respeto que el Primer Mandatario ha mostrado hacia el carácter autónomo del Banco de México, garantizó que durante los próximos siete meses continuará plenamente dedicado a la tarea de gobernador del Banco Central y, junto con los demás miembros de la Junta de Gobierno de este Instituto, seguirán procurando la estabilidad del valor adquisitivo de la moneda, como lo ordena la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos", se lee en el comunicado.

Agustín Carstens asumirá la gerencia general del BIS el 1 de octubre próximo y será el primer banquero central de una economía emergente que ocupe el máximo cargo del llamado 'banco de bancos centrales'.

El BIS tiene su sede en Basilea, Suiza, y es un organismo que provee de asistencia a los bancos centrales del mundo en la promoción de la estabilidad monetaria y financiera global. 

Con la crisis bancaria y económica desatada en 2008 a raíz de las quiebras de bancos de inversión estadounidenses, el BIS asumió un rol preponderante en la búsqueda de soluciones en materia regulatoria bancaria global a fin de afianzar la estabilidad financiera mundial.

 

A FONDO: Comunicado del Banco de México sobre la renuncia del gobernador Agustín Carstens efectiva el 1 de julio de este año.

A FONDO: Banco de México bajo amenazas, videocolumna Samuel García, 24 de noviembre de 2016. 

MÁS INFORMACIÓN: El barco de la economía hace agua, pero Hacienda decide no hacer nada aún, 23 de noviembre de 2016.

MÁS INFORMACIÓN: Tibio frente al huracán que viene, Banxico aumenta a 5.25% tasa de referencia, 17 de noviembre de 2016.

Comentar