Salud y Medio Ambiente

Los alimentos orgánicos son amigables con la salud, pero no con los bolsillos de los mexicanos

24-10-2016 10:15

A pesar de que cada vez hay más productores orgánicos en México, no deja de ser altamente costoso para el consumidor promedio que desea adquirir un alimento que contribuya a su salud y al medio ambiente

Los productos orgánicos cuestan tres veces más que otros sin ésta certificación. Agrandar
Los productos orgánicos cuestan tres veces más que otros sin ésta certificación.

Los alimentos que cuidan la salud y son amigables con los animales, no lo son con el bolsillo. 

El consumo de alimentos orgánicos es todo un estilo de vida. Éstos productos prometen ser más sanos que los convencionales por estar libres de agroquímicos, no introducir hormonas anabólicas o antibióticos a los animales y tampoco conservadores artificiales. Éstas son algunas de las exigencias que imponen los estándares de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y organismos como la USDA Organic de Estados Unidos. 

El proceso que hace a los alimentos más sanos también los encarece. En el caso de México, llevar el certificado de colores verde, azul y amarillo que da la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) a los alimentos orgánicos, eleva su costo hasta tres veces respecto de los productos convencionales.

Aunque cada vez es más frecuente ver productos orgánicos en los estantes de las principales cadenas, la demanda aún no es suficiente para mejorar su precio. En México la oferta de ésta industria no es menor: Aires de Campo, Campo Vivo, Quali, Terra Natural, Enature, Bové, son algunas de las marcas que han logrado posicionarse. 

México es el 4° productor de alimentos orgánicos en Latinoamérica con la siembra de 501 mil hectáreas, y es el 3° país con más productores orgánicos a nivel mundial con un total de 169 mil, de acuerdo con datos del Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) tomados de The World of Organic Agriculture

 

Los productores orgánicos desaceleran la producción masiva para no atentar contra los animales, tampoco les inyectan hormonas estimulantes, un proceso que deja los alimentos fuera del alcance de muchos bolsillos.

Bajo el método de jaulas de batería utilizado en granjas de producción intensiva las gallinas ponen hasta 300 huevos por año. En vida silvestre pueden poner tan sólo hasta 40 huevos al año, explicó la organización Igualdad Animal en entrevista para Arena Pública. 

El buen trato a las gallinas se refleja en los precios, una caja de 12 huevos orgánicos de la marca Aires del Campo -de gallina libre-, por ejemplo, cuesta 56.12 pesos -el 77% del salario mínimo en México por 73.04 pesos-. La misma caja, pero de huevo convencional de la marca Bachoco cuesta 22.12 pesos, con precios tomados de Walmart.

 

En el caso de la leche, la marca Lala entera -que no es orgánica- cuesta 14.50 pesos el litro, mientras que la marca orgánica Bové 21.5 pesos el litro. Las vacas de la marca orgánica son de libre pastoreo, no se les inyectan hormonas, ni antibióticos para que el animal acelere su producción. 

En cadenas de café como Starbucks o Cielito Querido ya ofrecen opciones como la leche de Soya, Almendra, Arroz, Coco y hasta de Chía, que tampoco salvan al cliente de un incremento de 8 pesos adicional al valor de su bebida. Los precios promedio de las leches vegetales rondan los 22 pesos por litro.

Si una mama -preocupada por la alimentación de sus hijos- decidiera comenzar a hacer el lunch con alimentos orgánicos duplicaría su gasto. Hacer un sándwich con pan orgánico es más caro. El multigrano de caja de la marca orgánica Alpine cuesta 62.5 pesos, dos veces más que el pan de caja de la marca Bimbo multigrano que se encuentra en 28.5 pesos.

Una familia con ingresos de aproximadamente 8,500 pesos -el salario base promedio de cotización mensual de los trabajadores afiliados al IMSS- es probable que opte por el pan Bimbo, el cual está hecho con leche reconstituida, la que se obtiene a partir de la combinar grasa vegetal, leche descremada en polvo y agua potable, es decir, no es exactamente leche, según la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Quien no pueda comer pan orgánico además ingerirá el gluten y jarabe de maíz alto en fructuosa de ese pan de caja, dos ingredientes que comprometen la salud de ciertos consumidores.

Si la mama quiere agregar mermelada al sándwich, por ejemplo, tendría que consumirla tres veces más cara. La marca orgánica Agave Sweet sin azúcar cuesta 49.90 pesos por 285 gramos, mientras que la clásica de Mc Cormick de 270 gramos, 17.5 pesos.

 

 

Los certificados

Los altos costos de la certificación de alimentos orgánicos y la extensa burocracia asociada al proceso son un obstáculo para los pequeños productores, de acuerdo con el informe “Experiencias de la Red Mexicana de Tianguis y Mercados Orgánicos,” elaborado por académicos expertos en el tema.

La producción de cultivos orgánicos conlleva una estricta reglamentación de seguridad alimentaria, cada productor debe contactar a un Organismo de Certificación Orgánica (OCO) aprobado por el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA).

Algunos de los certificados que a su vez aparecen al lado del sello de la SAGARPA son: el Mayacert México, Agricert México, México certificadora orgánica, Metro Cert.

 

 

A FONDO: Padrón de organismos de certificación aprobados para la certificación productos orgánicos, Sagarpa y Senasica. 

A FONDO: Entorno Mundial de la Agricultura Orgánica, presentado por Consejo Nacional de Producción Orgánica (CNPO).

A FONDO: Experiencias de la red mexicana de tianguis y mercados orgánicos. Proyecto de Colaboración entre el Falls Brook Centre Canadá - Universidad Autónoma Chapingo. 

MÁS INFORMACIÓN: Defensores de animales enfrentan maltrato de gallinas en granjas de Jalisco. Arena Pública 11 de octubre 2016.

MÁS INFORMACIÓN: ¡Cuidado! ¿Dicen la verdad los empaques de los alimentos envasados que comemos? Arena Pública 23 de julio de 2015.

Comentar