Energía e Infraestructura

Sheinbaum va contra el contrato de 80 mmdp por la planta termovalorizadora en la CDMX

Por los altos costos y riesgos medio ambientales, Morena y la jefa de gobierno electa Claudia Sheinbaum no quieren planta termovalorizadora en la CDMX

18-07-2018 11:30 Por : Arena Pública
La jefa de gobierno electa por Morena, Claudia Sheinbaum, aseguró que
La jefa de gobierno electa por Morena, Claudia Sheinbaum, aseguró que "no habrá planta termovalorizadora".

Claudia Sheinbaum, candidata electa a la jefatura del gobierno de la CDMX tiene segura una cosa en mente: el contrato por la termovalorizadora se cancela.

Durante campaña e incluso después de ser electa, la candidata confirmó ante medios de comunicación que la planta que pretende quemar 4 mil 500 toneladas diarias de basura no se construirá por motivos medioambientales.

El contrato firmado entre la Agencia de Gestión Urbana (AGU) y la transnacional Veolia por el diseño, construcción y operación de la planta contempla una prestación del servicio a 30 años por los cuales la ciudad desembolsaría 80 mil millones de pesos.   

 

Te puede interesar: Subsidios a gasolina derrumban la recaudación: 21% menos que el año pasado, 17 de julio dle 2018

 

“Entiendo que hay un castigo si no se instala la planta de termovalorización, nos parece que no es justo ese castigo, pero en todo caso se litigaría”, declaró Claudia Sheinbaum en entrevista el 10 de mayo del 2018 mientras se encontraba en campaña.

Ahora que es jefa de gobierno electa, su decisión parece seguir inamovible.

Dentro de los 100 compromisos que asumió cuando le entregaron la constancia de mayoría que la acredita como la futura gobernante de la capital del país, reiteró que la planta no se construiría.  “No habrá planta termovalorizadora”, sentenció.

 

Render de la Planta Termovalorizadora en la CDMX. Imagen vía Veolia

 

El contrato que se encuentra en internet de manera pública señala las causas por las que el gobierno podría darle término:

“La AGU previa opinión de la Contraloría General de la Ciudad de México, podrá dar por terminado el contrato, anticipadamente por causas debidamente justificadas y en el supuesto de que, de no procederse con la terminación del contrato, se pudiera alterar la seguridad e integridad de las personas o el medio ambiente de la Ciudad de México”.

Diversos grupos políticos y civiles se han manifestado contra la planta sin que su voz se haya tomado en cuenta pues el proyecto sigue avanzando.

 

Te puede interesar: Sin popotes, botellas ni bolsas, impresión 3D ofrece refugio a industria del plástico, 17 de julio del 2018

 

Desde que la planta termovalorizadora, a la que coloquialmente se le apodó ´El Sarape´ fue anunciada por el gobierno de la ciudad, los representantes del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) se opusieron a ella.

César Cravioto, líder de la bancada de Morena en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, se expresó en contra de la planta por: atentar contra el medio ambiente y suponer una enorme deuda para la ciudad y el metro por los próximos 30 años.

Durante el año 2016 el Metro tuvo egresos por 18 mil 314 millones de pesos, de los cuales mil 973 millones (10%) se utilizaron en el pago de la energía eléctrica. De acuerdo con el contrato firmado por la AGU y Veolia, toda la energía que el metro consume ahora se la pagaría a Veolia, aunque no es claro si esto implicaría un mayor o menor gasto, aunque legisladores de Morena acusan que el gasto sí sería mayor que el actual.

 

El metro gasta cerca de 2 mil millones de pesos anuales en alimentación de energía. Imagen vía Metro CDMX

 

Para la organización Greenpeace, la construcción de la planta sepulta la posibilidad de minimizar las altas cantidades de desecho que la ciudad produce diariamente, al verse la capital obligada a generar basura para alimentar la planta por lo menos durante los siguientes 30 años.

Señala también la organización que el fin último de la planta es producir energía eléctrica, no la disposición y tratamiento de residuos, pues en el contrato no se especifica la forma en que la empresa realizará la disposición final de los residuos que no sean viables para ser termovalorizados.

No obstante lo expresado por los legisladores de Morena y Greenpeace, a principios del 2018 el entonces jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera comunicó que el Juzgado Séptimo de Distrito en Materia Administrativa en la capital del país resolvió que esta obra no perjudica el interés colectivo y el plan de construirla continúa.

 

MÁS INFORMACIÓN:  Proyecto de planta de termovalorización obliga a la ciudad a seguir generando basura, Greenpea, 29 de junio del 2017

MÁS INFORMACIÓN: Contrato para la prestación de servicios a largo plazo para el diseño, construcción, puesta en marcha, operación y mantenimiento de una planta de aprovechamiento de poder calorífico de los residuos sólidos urbanos de la Ciudad de México