Política Social y Seguridad

Ley de Seguridad Interior aún puede abrogarse

El artículo 105 de la Constitución permite a la SCJ declarar un acto de inconstitucionalidad si el 33% de los integrantes de la Cámara de Diputados o de Senadores lo promueven.

15-12-2017 13:00 Por : Arena Pública
El artículo 105 de la Constitución permite a la SCJ declarar un acto de inconstitucionalidad si el 33% de los integrantes de la Cámara de Diputados o de Senadores lo promueven.
El artículo 105 de la Constitución permite a la SCJ declarar un acto de inconstitucionalidad si el 33% de los integrantes de la Cámara de Diputados o de Senadores lo promueven.

El Congreso se va de vacaciones decembrinas, no sin antes dejarle a los mexicanos un pedazo de carbón como regalo navideño en forma de ley.

Con 262 votos a favor y 24 en contra la Cámara de Diputados aprobó en lo general y lo particular la Ley de Seguridad Interior, esto a pesar de todas las posturas en contra por parte de organizaciones civiles y de defensa de derechos humanos nacionales e internacionales.

Sin embargo, aun puede abrogarse por medio de la intervención de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

De acuerdo con el artículo 105 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la SCJN puede declarar un acto de inconstitucionalidad si el 33% de los integrantes de la Cámara de Diputados o de Senadores lo promueven.

De igual forma la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) puede buscar que se declare un acto de inconstitucionalidad frente a la SCJN con respecto a leyes federales y locales aprobadas si vulneran los derechos humanos.

 

Tablero de votación de la Cámara de Diputados.

 

La CNDH pidió que en lugar de su aprobación se abriera “un diálogo nacional sobre el modelo de seguridad en México bajo un esquema que, sin inhibir la actuación legítima del Estado, preserve y garantice los derechos fundamentales de las personas”.

De igual forma las comisiones locales del país se sumaron al llamado para la no aprobación del proyecto, por lo que ahora pueden presentar su postura ante la máxima autoridad de justicia en el país.

 

Te puede interesar: ¿Qué dice la Ley de Seguridad Interior que causa tanta polémica?, 4 de diciembre 2017.

 

Los cuestionamientos sobre la Ley de Seguridad Interior llovieron

Momentos después de que la Cámara de Diputados decidiera aprobar y pasar al ejecutivo para su publicación la portavoz de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas, Elizabeth Throssell, aseguró que “para la Oficina es lamentable que haya sido aprobada”.

El 14 de diciembre, día en el que se sometió a discusión la ley en el Senado, el Alto Comisionado de la ONU publicó un comunicado en el que llamaba a “rechazar el Proyecto de Ley de Seguridad Interior”.

Debido a que carece de mecanismos que garanticen el respeto a los derechos humanos, excluye las operaciones bajo esta ley de las leyes de transparencia y por lo tanto del escrutinio público, entre otros motivos.

 

#LeyDeSeguridadInterior "La ambigüedad del proyecto de ley es muy inquietante y se corre el riesgo de que sus normas puedan aplicarse de forma amplia y arbitraria." - Zeid Ra’ad Al Hussein @UNHumanRights > https://t.co/lm8k3kUkBR #SeguridadSinGuerra pic.twitter.com/Q9af4MiCI0

— ONU-DH México (@ONUDHmexico) 5 de diciembre de 2017

 

Además, aseguraron que “Resulta muy alarmante que una iniciativa legislativa de tal envergadura, con un impacto potencial tan profundo en los derechos humanos, se lleve a cabo de una manera precipitada”.

 

Te puede interesar: La nueva ley es pan con lo mismo, 6 de diciembre de 2017.

 

El colectivo Seguridad Sin Guerra entregó a las comisiones de Gobernación, Marina y Estudios Legislativos un documento donde se destacaba la preocupación por la premura del desahogo de una ley con una repercusión tan grante como es la seguridad del país. Los cuestionamientos hechos por otras organizaciones en relación con el dictamen nunca fueron contestados técnicamente por los miembros del Congreso.

Por su parte universidades como la UNAM, UdeG e Ibero también se posicionaron en contra de dicha ley, pidiendo convocar a un diálogo nacional que incluya a las voces de las víctimas de la violencia y privilegiando estos argumentos. 

Anteriormente otras organizaciones ya se habían posicionado en contra. No obstante el Congreso hizo oídos sordos.