Gobiernos y Finanzas Públicas

Vienen 14 elecciones presidenciales y solo 30% de latinos está satisfecho con la democracia

21-11-2017 06:00

En un contexto de cambio político para la región, los gobiernos e instituciones sufren su peor crisis en años. 14 presidentes serán electos en un clima de apatía y hartazgo social.

Panorama actual de diversos presidentes latinoamericanos. Agrandar
Panorama actual de diversos presidentes latinoamericanos.

En los próximos 18 meses, 14 países latinoamericanos elegirán presidente.

Sin embargo, cada vez menos latinoamericanos confían en los partidos políticos, el gobierno, los institutos electorales e incluso desconfían de la misma democracia.

La segunda vuelta de las elecciones chilenas será el 17 de diciembre, después de que el pasado 19 de noviembre ningún candidato alcanzara más del 50% de los votos.

Las elecciones presidenciales en Honduras serán el próximo 26 de noviembre.

Brasil, Colombia, Costa Rica, México, Paraguay y Venezuela también tendrán elecciones presidenciales en el 2018, mientras que Argentina, Bolivia, El Salvador, Guatemala, Panamá y Uruguay las tendrán en el 2019.

La región comienza con un proceso de cambio político en medio de una crisis de confianza en la democracia.

Al ser cuestionados por el Latinobarómetro sobre su satisfacción con la democracia en su país, solo 30% de latinos considera estar satisfecho con su sistema democrático.

Brasil es el país que menos satisfecho se encuentra con su democracia, únicamente 13% de los brasileños aprueban el sistema actual.

En México la situación no es muy diferente, 18% de la población se encuentra satisfecha con la democracia actual.

Uruguay es el país latinoamericano que más satisfecho se encuentra con la democracia, 57% de su población se encuentra satisfecha con el sistema.

 

Y no solo la democracia que se vive en cada país es la que está en crisis, la gente ha perdido confianza en el concepto de la democracia como tal.

Actualmente solo 53% de los habitantes de Latinoamérica creen que la democracia es preferible a cualquier otra forma de gobierno.

Pero esta cifra se ha deteriorado poco a poco desde el 2010, cuando 61% de la población apoyaba a la democracia.

De todos los países latinoamericanos, es en México donde la democracia ha perdido más apoyo. Tan solo del 2016 al 2017, esta forma de gobierno pasó de ser apoyada por el 48% de la población a 38%.

Brasil, El Salvador y México son los países que menos creen que exista una plena democracia en su país.

En una escala del 1 al 10, México le dio una calificación de 4.7 a la democracia, solo por arriba de Brasil y El Salvador quienes calificaron su democracia con 4.4.

 

Te puede interesar: Mientras Latinoamérica gira a la derecha, México se inclina a la izquierda, 13 de noviembre del 2017

 

La pérdida de confianza en la democracia va acompañada con un descenso en la confianza que los latinoamericanos le tienen al gobierno, los institutos electorales y los partidos políticos.

En 2009, el promedio de aprobación de los gobiernos de la región era del 60%, hoy esa cifra es de 36%.

Mientras que en 2009 había seis gobiernos con una aprobación superior al 60% hoy únicamente hay dos.

Brasil, El Salvador y México siguen siendo quienes menos aprueban su gobierno.

En Brasil 6% de personas aprueban su gobierno, en El Salvador 17% y en México 20%.

 

 

La baja aprobación histórica del gobierno parece ligarse con los escándalos de corrupción que han salido a la luz en los recientes años en toda Latinoamérica.

Como ejemplo está el caso Odebrecht. Caso que denuncia el soborno por parte de esta empresa a funcionarios de gobierno en nueve países de la región: Argentina, Brasil, Colombia, Guatemala, México, Panamá, Perú, República Dominicana y Venezuela.

El actual presidente de Brasil, Michel Temer, ha sido denunciado por aceptar sobornos de su partido político pagados por Odebrecht. También los expresidentes Dilma Rousseff y Lula da Silva han sido acusados de corrupción.

En Perú, un juez dictó una medida de 18 meses de prisión preventiva al ex presidente Ollanta Humala, por los delitos de lavado de dinero y asociación ilícita, ambos relacionados con el caso Odebrecht.

También el actual presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski ha sido acusado de recibir dinero por parte de Odebrecht.

El ex viceministro de Transportes de Colombia fue arrestado por recibir sobornos de Odebrecht en cambio de favorecer a la empresa en el otorgamiento de una concesión para la construcción de una carretera. 

En México, se sospecha que Odebrecht financió la campaña del actual presidente Enrique Peña Nieto, a cambio de ganar las licitaciones de obras importantes de Pemex.

Teniendo enfrente14 procesos electorales, la situación de los partidos políticos en la región tampoco pinta bien.

La confianza en los partidos políticos se encuentra en su peor posición en los últimos 13 años.

 

Te puede interesar: Odebrecht transfiere 1.5 mdd a empresa vinculada con Lozoya durante campaña 2012, 23 de octubre del 2017

 

A nivel Latinoamérica, solo 15% de la población confía en los partidos políticos.

Brasil, El Salvador y México repiten como los países con los peores indicadores en este rubro.

En Brasil 7% de la población confía en los partidos políticos, 8% en El Salvador y 9% en México.

Uruguay y Nicaragua son los países que mayor confianza le tienen a los partidos políticos, sin embargo, eso no quita que sus números son bajos.

Tan solo el 25% de los uruguayos confía en los partidos políticos y únicamente el 22% de los nicaragüenses confían en sus partidos políticos.

 

 

En un contexto de cambio político para la región, los gobiernos e instituciones sufren su peor crisis en años;14 presidentes serán electos en un clima de apatía y hartazgo social.

Si bien, puede que los gobiernos y partidos políticos se hayan ganado los resultados que muestra el Latinobarómetro a base de escándalos y corrupción. Es en estos climas cuando la ciudadanía debe ser más participativa, pues cuando la democracia se debilita aparecen personajes como Donald Trump para aprovecharse de la situación.

Más información: Informe 2017, Corporación Latinobarómetro

Comentar