Salud y Medio Ambiente

Discriminar a niños con sobrepeso podría llevarlos a engordar más

21-07-2017 14:15

La estigma de su peso y el rechazo por otros niños de su edad pueden afectar las tendencias en la alimentación de los menores.

El alto consumo de alimentos puede ser usado por los niños como mecanismo de recompensa ante la carencia de afecto u hostilidad en el ambiente. Agrandar
El alto consumo de alimentos puede ser usado por los niños como mecanismo de recompensa ante la carencia de afecto u hostilidad en el ambiente.

Los hábitos alimenticios y la vida sedentaria son las principales causas, pero no las únicas involucradas con el sobrepeso y la obesidad infantil.

La discriminación también puede llevar a un niño con sobrepeso a la obesidad.

Principalmente por el sentimiento de estigmatización o pertenencia a un grupo social menospreciado, concluyó la investigadora Asheley Skinner de la Universidad de Duke, Estados Unidos.

Cuando se trata de menores con sobrepeso, los niveles de rechazo aumentan por parte de aquellos con un peso saludable, reveló el estudio de Skinner.

114 niños de entre 9 y 11 años miraron una serie de fotografías donde aparecían otros niños con pesos similares o diferentes a los suyos haciendo actividades cotidianas como correr o ir a la escuela.

Las imágenes se presentaban seguidas por otra de una figura abstracta y posteriormente los investigadores les preguntaban a los niños si creían que las imágenes abstractas eran ‘buenas’ o ‘malas’.

En promedio, el 64% de las imágenes abstractas que siguieron a niños de peso saludable fueron calificadas como buenas, mientras que sólo el 59% de aquellas donde aparecían niños con sobrepeso fueron evaluadas positivamente.

 

Fuente: Universidad de Duke

 

La diferencia de cinco puntos es porque se entrevistó a niños con peso saludable, con sobrepeso y de bajo peso, pero al desglosar los resultados por cada tipo niño la brecha se amplía.

Se observó una variación de ocho puntos contra las imágenes de niños con sobrepeso respecto de las que incluían a niños saludables por parte de los infantes de peso saludable, de 0.3 cuando calificaron los niños de bajo peso, e incluso de dos puntos en niños con sobrepeso

Este tipo de sesgo afecta la manera en que los niños seleccionan a sus amigos, deciden participar en deportes de equipo e incluso eligen a quien hacer bullying, menciona la investigadora Eliana Perrin, líder del estudio.

 

Te puede interesar: 4.2 millones de obesos mórbidos en el país. México duplica el promedio mundial, 12 de junio de 2017. 

 

En México se vive ya un serio problema de obesidad infantil y bullying escolar. Las estadísticas del país sugieren que una vez que un niño padece sobrepeso es probable que continúe así toda su vida.

Se estima que dos de cada 10 niños preescolares padecen sobrepeso u obesidad, esta proporción sube a tres en niños de entre seis y 11 años, a cuatro cuando están entre los 12 y 19 años y a siete cuando pasaron los 20 años, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición del Instituto Nacional de Salud Pública de 2016.

 

Y aunque México no es el país donde más bullying padecen los niños, sí es el segundo de Latinoamérica, con un 10% de su población infantil escolar, de acuerdo con los resultados de Bienestar infantil de la prueba Pisa 2015 publicados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos​ (OCDE).  

 

MÁS INFORMACIÓN: Sesgo de peso implícito en niños de 9 y 10 años, Univesidad de Duke, 2017. 

MÁS INFORMACIÓN: Bienestar de los estudiantes, Resultados de la prueba PISA, OCDE, 2017. 

MÁS INFORMACIÓN: Resultados de sobrepeso y obesidad en México, ENSANUT, 2016.

MÁS INFORMACIÓN: Obesidad y maltrato infantil. Un fenómeno bidereccional. Acta Pediátrica de México, 2008. 

Comentar