Políticas públicas

Viviendas caras y salarios bajos hacen de CDMX la ciudad menos asequible de Latinoamérica

No solo en Latinoamérica, el mercado de renta en México es mucho menos asequible que el de ciudades como Nueva York.

12-10-2018 06:30 Por : Arena Pública
Seis de cada diez personas ocupadas en la Ciudad de México ganan hasta dos salarios mínimos.
Seis de cada diez personas ocupadas en la Ciudad de México ganan hasta dos salarios mínimos.

Vivir cerca del lugar de trabajo no es una utopía en la CDMX, pero es algo que solo una minoría se pueden dar el lujo de hacer. 

En la capital del país, se necesitan cinco meses de salario promedio para adquirir un metro cuadrado de vivienda mediana, el registro más desigual de toda Latinoamérica, de acuerdo con CAF-Banco de Desarrollo de América Latina.

Por su parte, en la mayoría de las otras ciudades de la región se requieren entre dos y tres salarios promedios para adquirir un metro cuadrado de vivienda. 

 

Te puede interesar: Mercado de energías renovables: negocio multimillonario que México desaprovecha,11 de octubre de 2018

 

La ausencia de fuentes de financiamiento de amplia cobertura y bajo costo han propiciado que el acceso a vivienda se vea severamente limitado, especialmente para los hogares de ingresos medianos y bajos, de acuerdo con CAF. 

Esto, a su vez ha incentivado a los desarrolladores a construir solamente unidades para las cuales existe demanda, con lo cual la oferta de vivienda para sectores vulnerables se restringe y se fomenta la búsqueda de soluciones informales o en la periferia. 

Especialistas de la sociedad civil y la iniciativa privada reunidos por la organización Mejor Ciudad en agosto de 2018, advirtieron que la dinámica inmobiliaria de la Ciudad de México apunta a la expulsión de la población económicamente menos favorecida. 

 

Te puede interesar: Gasolina al alza, a pesar de la buena noticia del hallazgo de yacimientos de Pemex, 10 de octubre de 2018

 

Detallaron que en los últimos tres años, la oferta de vivienda disminuyó 8.6%, mientras que el mercado residencial aumentó 18.5%.

“Ante la falta de oferta, para cubrir el valor mediano de una vivienda de 60 m2 en la CDMX, un trabajador requiere invertir en promedio 25 años de su ingreso, asumiendo que la totalidad del salario se destina a ese fin” destacó en su comunicado la organización. 

La población en las alcaldías periféricas reporta un enorme crecimiento poblacional entre 2000 y 2015 frente a las centrales, lugar donde se ubican los centros de trabajo. Mientras que Cuauhtémoc y Miguel Hidalgo crecieron 3% en esos años, Milpa Alta, alcaldía predominantemente rural, creció 42%. 

Fuente: Instituto Nacional de Estadística y Geografía

No solo la oferta de vivienda y su precio es lo que imposibilita la adquisición de una por parte de los habitantes de la capital, el nivel de ingreso juega un papel determinante en la ecuación. 

De acuerdo con Inegi, de las 4 millones 279 mil 410 personas ocupadas en la Ciudad de México, el 62% gana hasta dos salarios mínimos, lo que es aproximadamente entre 3 mil y 5 mil pesos, dependiendo los días que se laboren. 

En el otro polo, únicamente 330 mil 669 personas, el 7.7%, registró un ingreso aproximado superior a los 13 mil pesos mensuales, según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo actualizada al segundo trimestre del 2018. 

Las personas que ganan entre 5 y 7 mil pesos representan casi el 20% y las que ganan entre 7 y 13 el 15%.  El 1.7% declaró no recibir ingreso. 

La combinación de la situación inmobiliaria combinada con los precarios ingresos ha hecho que la capital mexicana llame la atención de diversos portales internacionales. De acuerdo con el sitio en línea RentCafé, el mercado de renta en México es mucho menos asequible que el de Nueva York, pues en la moderna Tenochtitlán se necesita ocupar en promedio el 60% del ingreso en pagar la vivienda. 

En la mayoría de las grandes capitales europeas se utiliza menos del 50% del ingreso en pagar una renta, mientras que en ciudades sudamericanas o asiáticas cerca del 30%. 

No obstante, a pesar de la alarmante situación, el sitio también destaca que la capital mexicana ocupa el lugar número 23 de las ciudades de las mejores ciudades para vivir y trabajar debido a su infraestructura, oportunidades laborales, proyectos sustentables, entretenimiento y facilidades para hacer negocio. 

MÁS INFORMACIÓN: Crecimiento urbano y acceso a oportunidades: un desafío para América Latina