El Observador

La nueva bolsa y la competencia

05-07-2017 23:29

Este año nacerá una nueva bolsa de valores en el país.

Se trata de la Bolsa Institucional de Valores (BIVA), de la empresa Central de Corretajes, que solo está a la espera de la concesión que deberá firmar la Secretaría de Hacienda y Crédito Público probablemente en unos días más.

Y es que la concesión ya se perfila como un asunto consumado. El 23 de junio pasado el presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), Jaime González Aguadé, publicó en el Diario Oficial de la Federación nuevas reglas para que las casas de bolsa operen no solo con la actual Bolsa Mexicana de Valores (BMV) sino también con una segunda bolsa de valores.

En sus considerandos de la resolución para estas nuevas reglas, González Aguadé argumenta favorablemente sobre la apertura de una segunda bolsa de valores. Dice que favorecerá una mayor liquidez y profundidad, así como una mayor competencia en los mercados bursátiles del país. Dicho esto, la concesión es un trámite.

 

Jaime Gonzáles Aguadé, Presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. 

 

Claro que en este ya largo proceso que ha seguido Central de Corretajes, de Santiago Urquiza, para llegar al momento de la concesión de una nueva bolsa de valores; las críticas sobre una segunda bolsa ‘inútil’, ‘innecesaria’ o ‘riesgosa’ se han dejado sentir. Y no era para menos.

El poder y los intereses acumulados entre los socios de la monopólica BMV no es para despreciarse.

Desde hace más de dos décadas se ha venido hablando seriamente de una segunda bolsa de valores en el país sin que se concretara alguno de estos proyectos. En buena medida porque la influencia del poder económico reunido en la BMV no lo hacía posible.

Cuando en noviembre de 1989 inició sus operaciones Infosel Financiero - un servicio de información en tiempo real para los mercados financieros- la BMV se negó originalmente a que su información se divulgara fuera de sus atrofiados canales.

 

Te puede interesar:
 ¿Están mexiquenses endeudados con OHL? Senadores exigen a CNBV aclararlo,
20 de abril de 2017 

 

En aquel momento argumentó que la información le pertenecía y solo la daría a conocer a través de sus medios. La batalla no fue fácil ni con la BMV, ni con las autoridades financieras de ese tiempo para convencerles que aquella información era pública y que los interesados tenían derecho a ella.

Pero en aquellos años hablaba no solo el monopolio privado de las operaciones bursátiles en el país, sino también el monopolio que detentaba la valiosa información que de ella se desprendía. Casi tres décadas después, los argumentos de fondo no han cambiado mucho.

Claro que las raíces de la escasa profundidad y amplitud del mercado accionario en México son mucho más hondas que la simple mirada al actual monopolio de la bolsa de valores. Pero éste ha contribuido, con sus particulares intereses, al mercado raquítico, concentrado y elitista que hoy vemos.

Mucho se ha dicho que se requiere mayor cultura entre la población sobre el mercado de capitales. Claro que se necesita para fomentar el emprendimiento y la multiplicación del financiamiento a proyectos promisorios.

Y una manera de hacerlo es fomentando la competencia y forzando a estos concesionarios –al viejo y al nuevo- a proporcionar información histórica de precios de manera gratuita.

 

Es lamentable la escasa información gratuita que hoy se puede obtener del portal de la BMV en comparación con la información que se obtiene en otras bolsas del mundo.

 

Es lamentable la escasa información gratuita que hoy se puede obtener del portal de la BMV en comparación con la información que se obtiene en otras bolsas del mundo.

Se ha dicho mucho que la BMV no usa su poder monopólico porque los precios por la emisión de las acciones están regulados por la autoridad del mercado de valores. Pues bien. Si la nueva bolsa no es útil, nadie la usará.

Aquellas casas de bolsa o intermediarios financieros que operen allí lo harán voluntariamente; simple y sencillamente porque les conviene. Punto.

En todo caso siempre será preferible que los precios de los servicios bursátiles sean más cercanos al mercado, que a los precios regulados fijados por las autoridades.

Si los precios que fija el mercado se reducen por la mayor competencia, entonces habrá una tendencia al crecimiento del mercado bursátil en el país. Un mercado más amplio y más profundo que el raquítico que hoy tenemos.

 

Te puede interesar: 
Desde 2015 la CNBV sabía que OHL infla su contabilidad, pero no la ha sancionado,
4 de agosto de 2016 

 

Y en lo que se refiere a la información –que es crucial para la toma de decisiones en los mercados financieros, como en cualquier otro mercado competitivo- hay que decirlo con claridad: Urge la competencia porque la venta de la información que producen los mercados financieros en el país no está bien regulada y ello produce precios monopólicos.

Así que el abaratamiento de la información por una mayor competencia de mercado será benéfico para todos los jugadores pero, principalmente, para desarrollar una mayor cultura del mercado de capitales entre la población.

El nacimiento de una nueva bolsa le viene bien a la tan necesaria competencia de mercados en el país.

 

Demanda colectiva en contra de Volaris

Profeco informó que un juez federal admitió el 23 de junio una demanda de acción colectiva en contra de Volaris por las múltiples quejas de los usuarios sobre los servicios que presta la aerolínea. Veremos la resolución. Pero en los últimos meses han crecido las quejas de los usuarios por la mala calidad en el servicio que prestan las aerolíneas.

 

 

Twitter: @SamuelGarciaCOM

Correo: samuel@arenapublica.com

Comentar