Felices precios nuevos 2018

04-01-2018 11:24

Los primeros días del año nos reciben con importantes alzas en precios de las cuales la de la gasolina y la de las tortillas tienen particular importancia.

La primera es de destacar por el impacto indirecto que tiene sobre los precios del resto de la economía, la segunda por el efecto directo que tiene sobre la mayor parte de la población, y en particular la de los más pobres. Ambas por deteriorar inevitablemente el nivel general de vida.

El aumento del precio de la gasolina, es impulsado por el aumento de 6.74% del Impuesto Especial sobre Productos y Servicios (IEPS) y seguramente atraerá más la atención, pues además de su efecto multiplicador de las alzas, afecta en mayor medida a los estratos urbanos de altos ingresos, los cuales suelen tener a su disposición mayores canales para expresar su descontento.

Hoy, el término “gasolinazo” será más apropiado que en 2016 pues el alza será producto de una decisión gubernamental y no de las fuerzas del mercado.

Cabe recordar que el año pasado la Secretaría de Hacienda y Crédito Público advertía que los cambios en los precios “responden al aumento en los precios internacionales de los combustibles y no implica ninguna modificación o creación de impuestos”. Ahora, es todo contrario.

Los precios de la gasolina en los Estados Unidos han venido descendiendo desde noviembre de 2017, cuando alcanzaron un promedio de 75 centavos de dólar, a 73 centavos a inicios de enero del 2018, de acuerdo a Global Petrol Prices. Aún con la pérdida del valor del peso frente al dólar, esto representa un costo menor en pesos en el lapso mencionado, de forma que el aumento de la gasolina es claramente una decisión de finanzas públicas.

La debilidad financiera gubernamental que ha sido heredada y el ciclo político del gasto público ante las elecciones futuras obligan al gobierno a mantener, si no incrementar, la recaudación. En el caso de la gasolina, el aspecto positivo será que el efecto del aumento será proporcionalmente mayor sobre los que más ingreso tienen, y en consecuencia más gasto directo o indirecto hacen en gasolina. Magro consuelo para los más pobres.

 

Te puede interesar: Menos empleo y más depreciación del peso, así afectará reforma fiscal de EU a México

 

El aumento en el costo de la tortilla es de mayores consecuencias por varias razones. Una es el contexto en que ocurre. Cuando el Partido Revolucionario Institucional (PRI) hacía suyo a José Antonio Meade como candidato para las elecciones del 2018 el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) señalaba un aumento en la población con ingreso laboral menor al valor de la canasta alimentaria.

Una segunda razón es el propio impacto de los aumentos. El consumo de tortilla representa el 9.4% del gasto dentro de la canasta alimentaria en las zonas rurales y 4.8% en las urbanas. El precio previsto de hasta 17 pesos por kilo en algunas regiones corresponde a un aumento de más del 10% en el costo de la tortilla.

Esto prácticamente significa que un día completo de aumento del salario mínimo sería dedicado a cubrir el gasto adicional.

La inflación alimentaria es, sin embargo, de mayor alcance. Entre noviembre de 2016 y noviembre de 2017 la canasta del CONEVAL se incrementó 8.5% en zonas rurales y 8.9% en zonas urbanas. De esta forma, con los nuevos aumentos, la probabilidad de una mayor pobreza en 2018 aumenta. De acuerdo al CONEVAL, el ingreso laboral ya ha tenido una reducción de 2.1% del tercer trimestre de 2016 al mismo periodo de 2017.

Lo anterior ha elevado el número de personas que no pueden comprar la canasta mínima de satisfactores en 1.8% en el último año hasta alcanzar el 42% la población con ingreso laboral. Esto podría aumentar considerablemente para 2018 si además se toma en cuenta que el transporte, con una inflación anual de más del 11% en 2017, seguirá aumentando con el nuevo costo de la gasolina y repercutirá en los demás precios.

En este inicio del 2018 me gustaría darle mejores noticias para que acompañe el recalentado de fin de año, pero hasta el gas LP ha estado aumentando de precio llegando a incrementos anuales cercanos al 50% en algunas zonas del país. Incluso la Unión Nacional de Pequeños y Medianos Industriales del Pan acaban de anunciar un alza de 7% a las roscas de reyes. Lo único que le puedo desear es que tenga un feliz año nuevo.

 

Twitter: @equidistar

Comentar