Negocios

La turbosina pasó de ser una preocupación a una pesadilla para las aerolíneas mexicanas

El precio de la turbosina aumentó más de 50% en un año, asestándole un golpe duro a las finanzas de Aeroméxico, Volaris y otras operadoras del país.

29-10-2018 06:00 Por : Arena Pública
El combustible cada vez más caro ha resultado en menor utilidad para los operadores aéreos (Foto: @AICM_mx)
El combustible cada vez más caro ha resultado en menor utilidad para los operadores aéreos (Foto: @AICM_mx)

El combustible se ha vuelto el peor enemigo para los bolsillos de las aerolíneas mexicanas.

La turbosina -un tipo de combustible utilizado en las aeronaves de líneas como Aeroméxico y Volaris- ha registrado un alza tremenda en su precio desde mediados de 2017.

En tan solo un año, el precio de la turbosina aumentó 56%, pasando de los 9 mil 550 pesos por metros cúbico en mayo de 2017 a los 14 mil 920 pesos por metro cúbico en el mismo mes de 2018, según cifras de la Cámara Nacional de Aerotransportes

 

Precio de la turbosina

 

Semejante encarecimiento en un período tan breve ha vuelto del combustible una pesadilla para las grandes aerolíneas del país, que han visto sus costos de operación elevarse mientras sus beneficios disminuyen.

Aeroméxico, una de las tres principales aerolíneas del país, reportó una variación del 37% en gastos atribuibles a la turbosina entre el tercer trimestre de 2017 y el de 2018. Durante el primer período dedicó  10 mil 615 millones de pesos (mpd) al combustible, 35% de sus gastos de operación. En el segundo período, la cifra ascendió a 14 mil 543 mdp, 40% de sus gastos.

Volaris resaltó el aumento en los precios del combustible en su reporte de resultados financieros del tercer trimestre de 2018. Entre julio y septiembre de 2017, estos representaron mil 698 mdp, 30% del rubro de “Otros gastos” de la aerolínea. En 2018, alcanzaron los 2 mil 631 mdp, 38% del rubro.

Para Viva Aerobús, la variación en el gasto por turbosina fue de 91% durante el mismo período. En consecuencia, el combustible pasó de representar 34% de los gastos de operación de la empresa a 42% a lo largo de esos 12 meses.

 

Te puede interesar: Turbulencia financiera en Aeroméxico: recorta rutas por combustible caro, 17 de octubre de 2018

 

El resultado de esta alza en los precios de la turbosina ha pesado en las finanzas de las principales aerolíneas del país.

Aeroméxico reportó una pérdida de 617 mdp de pesos en el tercer trimestre de 2018, además de una caída de 39% en su flujo operativo con relación al año previo.

Para  Volaris la pérdida fue de 119 mdp, con una disminución de 53% en su flujo operativo.

Viva Aerobús fue la única de las tres aerolíneas que logró generar utilidad en ese trimestre, aunque esta fue menor que la reportada el año previo: pasó de 409 mdp en 2017 a 226 mdp en 2018. La diminución en su flujo operativo fue mínima: 3%.

 

Te puede interesar: Tijuana, el centro del reinado de Volaris, 2 d octubre de 2018

 

El trío de operadores reconoce el peso de los precios del combustible en sus finanzas; cada uno lo menciona en sus últimos tres reportes financieros como uno de los principales riesgos de la industria. A esto añaden presiones infacionarias y el precio del dólar, que afectan directamente el costo del combustible.

Sin embargo, las aerolíneas mexicanas no son las únicas que han visto los efectos de un encarecimiento de líquido vital de sus aeronaves. El precio por galón del combustible para aviones en Estados Unidos subió 45% de enero de 2017 a mediados de octubre de 2018, pasando de costar 1.64 dólares por galón a 2.23 dólares por galón.

Las aerolíneas de Estados Unidos no tardaron en notar el impacto del alza de precios en sus finanzas. Para Delta Airlines, la turbosina pasó de representar 19% de sus gastos operativos a 24% de estos entre el tercer trimestre de 2017 y el de 2018, según su más reciente reporte de resultados financieros. En el caso de  American Airlines, el brinco fue de 14% a 19% en el mismo período.

 

Precio combustible aviones

 

Dado que el combustible es un gasto indispensable para las compañías de aviación en cualquier país, su mayor esperanza es un descenso en los precios internacionales del petróleo. No obstante, este es un deseo que con el paso de los días parece más difícil de cumplirse.

El ministro de energía ruso, Alexander Novak, declaró que no descartaba la posibilidad de que el precio por barril de petróleo alcanzara los 100 dólares, reportó Reuters el 4 de octubre.

Faith Birol, director de la Agencia Internacional de Energía, indicó por su parte que su pronóstico para un mercado petrolero cada vez más apretado a finales de año se está materializando. “Parece que la ‘energía costosa’ está de vuelta”, dijo en entrevista para el portal Bloomberg el 9 de octubre.

Con pronósticos semejantes, no sorprendería que la  historia del tercer trimestre de 2018 se replique en los reportes financieros de Aeroméxico, Volaris y otras aerolíneas al cierre del año, y quizá –para desgracia de estas- durante los primeros meses del próximo.

 

MÁS INFORMACIÓN: Reportes de resultados financieros, Aeroméxico

MÁS INFORMACIÓN: Reportes de resultados financieros, Volaris

MÁS INFORMACIÓN: Reportes de resultados financieros, Viva Aerobus

MÁS INFORMACIÓN: Precio de la turbosina, Cámara