Economía

Centroamérica busca fortalecer su comercio con México, pero la relación es endeble

El poco valor agregado de los productos centroamericanos de exportación arriesga su continuidad comercial con México, pues son vulnerables a posibles cambios en la demanda y en la oferta.

28-12-2018 17:26 Por : Arena Pública
Foro Empresarial de Agronegocios organizado por la Cámara de Comercio e Industria Guatemalteco Mexicana, julio 2018 (@SATGT)
Foro Empresarial de Agronegocios organizado por la Cámara de Comercio e Industria Guatemalteco Mexicana, julio 2018 (@SATGT)

Tan pronto como ganó las elecciones presidenciales, Andrés Manuel López Obrador anunció que buscará firmar un tratado comercial amplio con Centroamérica.

Y es que México es un socio estratégico para Centroamérica (CA), pero la relación comercial es altamente vulnerable.

Centroamérica ya lleva dos décadas fortaleciendo su relación comercial con México a través de diversos tratados comerciales, con buenos resultados. Las exportaciones de CA hacia México crecieron 8.4% anual en promedio entre 1994 y 2017.

Y aunque la compra de mercancías centroamericanas por parte de México apenas superó los 800 millones de dólares en 2017, este monto es nueve veces mayor que los 87.6 millones de dólares registrados en 1995, cuando comenzaron los primeros tratados comerciales.

Costa Rica fue el principal motor del crecimiento comercial con México. Sus exportaciones hacia el país como proporción del total de la región pasaron de representar 17% en 1994 a 32% en 2017, un crecimiento de más de 15 puntos porcentuales.

El segundo impulsor fue Honduras cuyas exportaciones pasaron de representar 1.5% a 9% del total de la región, un aumento de siete puntos porcentuales; en un lejano tercer lugar se ubica Nicaragua con un aumento de apenas 2.7 puntos porcentuales al pasar de 8% a 11% en el mismo periodo.

No obstante el crecimiento de estos tres países, Guatemala -vecino fronterizo- sigue conservando la primera posición como socio comercial de México, a pesar de que su participación en las exportaciones totales de la región disminuyó de 51% a 40% entre 1994 y 2017.

En dos décadas México se posicionó entre los diez principales destinos de exportación para cuatro de los seis países centroamericanos: el sexto para Guatemala y Nicaragua; el octavo para El Salvador y el noveno para Costa Rica.

 

Te puede interesar: AMLO busca 5 mil mdd para emplear a migrantes en Centroamérica y México, 13 de diciembre de 2018.

 

Vulnerabilidades en la relación comercial

Sin embargo, la batalla de Centroamérica por ganar terreno en el mercado mexicano va lenta, débil y transcurre entre enormes vulnerabilidades que ponen en riesgo la relación comercial, como lo advierte la investigadora Martha Cordero, asistente senior de asuntos económicos de la Unidad de Comercio Internacional e Industria de la Comisión Económica para América Latina (Cepal) para México.

A pesar de los pujantes crecimientos de las exportaciones de Costa Rica y Honduras hacia México, en dos décadas este comercio no logró representar más del 3% de sus ventas totales; para Guatemala, el mayor socio del país, las exportaciones no significan más de 5% de sus ventas totales.

El poco valor agregado de los productos centroamericanos de exportación arriesga su continuidad comercial con México, pues son vulnerables a posibles cambios en la demanda y en la oferta, advierte la investigadora de la Cepal.

Las manufacturas de recursos naturales son el grueso de las exportaciones centroamericanas hacia México, en 2017 representaron 30% del total y han ido creciendo, pues en 1994 representaban el 27%.

Entre las principales mercancías se encuentran: aceites y gelatinas provenientes de Costa Rica; máquinas para cerrar botellas, camisetas y calzoncillos de algodón de El Salvador; aceite de palma y almendra, cauchos y latex de Guatemala; camarones, café y minerales de plata de Honduras; carne deshuesada, cortes de carne sin deshuesar y cacahuates de Nicaragua; aceite de palma, despojos, cuero y piel de bovinos de Panamá.

Aunado al poco valor agregado, las exportaciones de la región hacia México están altamente concentradas, a pesar de que en dos décadas se triplicó el número de productos exportados al pasar de 122 en 1994 a 439 en 2017, lo que implica que los integrantes de la región tengan que competir entre sí para venderle a su vecino del norte, explica la investigadora Martha Cordero.

La alta concentración de las exportaciones expone a los productos centroamericanos a una mayor posibilidad de ser frenadas por las medidas no arancelarias impuestas por México y que varían de acuerdo con los gobiernos, las amenazas fitosanitarias, las plagas, entre otros factores.

Es por ello que la investigadora de la Cepal es enfática al recomendar a Centroamérica que diversifique su canasta exportadora para reducir la vulnerabilidad a los cambios en la demanda o la competencia.

 

Te puede interesar: ¿Tiene AMLO pláticas con Trump y Trudeau para inversiones en México y Centroamérica?, 20 de noviembre de 2018.

 

México, el goliat del comercio con Centroamérica

Por el contrario, México tiene mejores posibilidades de aprovechar los tratados comerciales con sus vecinos del sur, sin sufrir las vulnerabilidades que ponen en riesgo a las exportaciones centroamericanas.

El país se ha posicionado como el principal proveedor de Centroamérica a nivel global en las últimas dos décadas debido a que sus mercancías tienen una mayor diversificación e incorporación de valor agregado.

México es el segundo proveedor de Guatemala al representar 11% de sus importaciones totales; el tercero para Costa Rica y Nicaragua con 10.5% para cada uno y el cuarto para los restantes tres países con 7.8% para El Salvador; 6.2% para Honduras y 4.9% para Panamá.

De México la región importa especialmente manufacturas medianas como: vehículos de pasajeros, comerciales, motos y sus partes; fibras sintéticas; químicos; pinturas; fertilizantes; plásticos; cañerías, tubos; máquinas y motores.

Y manufacturas de tecnología baja como: textiles, ropa, calzado, manufacturas de cuero, cerámica, estructuras simples de metal, muebles, joyería, juguetes y productos plásticos.

La oferta de bienes mexicanos explica bien porqué las importaciones originarias del país crecieron 10.6% promedio anual entre 1994 y 2017 en Centroamérica, a un ritmo mayor que las exportaciones de la región con su vecino al norte.

De ahí que la balanza comercial sea altamente deficitaria para Centroamérica. Las importación de productos mexicanos por un monto de 5 mil 521.7 millones de dólares superó siete veces el valor de las exportaciones de la región por 831.7 millones de dólares en 2017.

Aunque para Centroamérica el mercado mexicano cobra cada vez más valor; el comercio de México con la región es insignificante y por ende prescindible. Las exportaciones centroamericanas a México representaron tan solo 0.46% del total de sus importaciones en 2017, aunque el doble respecto del 0.21% que representaban en 1994.

 

MÁS INFORMACIÓN: Relaciones comerciales entre Centroamérica y México, Martha Cordero, Cepal, diciembre de 2018.