Cultura

Música que refleja la ruptura nacional en Inglaterra por el Brexit

El nuevo disco de la banda The Good, The Bad and The Queen, liderada por Damon Albarn, hace una revisión de la sociedad que votó por el Brexit.

28-11-2018 17:10 Por : Arena Pública
Después de once de su primer elepé, The Good, The Bad and The Queen lanzaron su segundo álbum, Merrie Land (foto: Pennie Smith, tomada de Instagram @damonalbarnunofficial).
Después de once de su primer elepé, The Good, The Bad and The Queen lanzaron su segundo álbum, Merrie Land (foto: Pennie Smith, tomada de Instagram @damonalbarnunofficial).

Perder el rumbo inicial. Melancolía. Nostalgia. Son las sensaciones que el grupo The Good, The Bad and The Queen plasmaron en su nuevo disco inspirado en los sinsabores que sus miembros experimentaron tras los resultados del Brexit.

Damon Albarn (Blur, Gorillaz), Paul Simonon (ex The Clash), Simon Tong (ex The Verve) y el percusionista Tony Allen, el cuarteto que conforman la banda, compusieron un disco que reflexiona sobre la incertidumbre que sienten por la decisión del Brexit, así lo explicaron Albarn y Simonon al periódico El País.

Merrie Land es el segundo disco del cuarteto.

La música, como cualquier otro arte, no se gesta ajena al contexto del artista. En el caso de los dos elepés de la banda, es notoria la influencia del estado anímico social y político de Reino Unido. En 2007, su primer trabajo retrata a una Inglaterra que sale de la guerra de Irak y va en camino a la recesión económica.

Merrie Land, que actualmente promocionan, es el sonido inglés del Brexit. Añora el pasado y mira el futuro con incertidumbre. Las letras son “una carta de ruptura nacional” en la época de separación entre Europa continental y la gran isla, así lo describió la revista Rolling Stone.

El disco ─producido por Tony Visconti, colaborador por años de David Bowie─ tiene una clara inspiración en el sonido del norte de Inglaterra, es un folk inglés mezclado con otros ritmos.

Albarn ha cantado por años la historia de la Inglaterra que le tocó vivir. Lo hizo con Modern Life is Rubbish (1993) y lo continuó en Parklife (1994), ambos discos de Blur. Lo volvió a hacer con The Good, The Bad and the Queen y Merrie Land.

La mente de Albarn es analítica. En alguna entrevista durante el 2014 para El País, contó que le gustaba permanecer fuera para mirar con perspectiva a la sociedad, el sistema capitalista y su propio trabajo con las distintas bandas que ha conformado.

Esta capacidad de tomar distancia para reflexionar le permite crear letras críticas y ácidas respecto a su entorno.

Por ahora, Albarn y el resto del cuarteto tienen agendadas varias presentaciones por Reino Unido y se espera que pronto anuncien fechas para el resto de Europa.

 

MÁS INFORMACIÓN: Explorando el abatimiento del Brexit, El País

MÁS INFORMACIÓN: Damon Albarn, The Good, The Bad and The Queen return with first album since 2007, Rolling Stone