Sin Maniqueísmos
Sin Maniqueísmos es un blog dedicado a la actualidad mexicana, considerada en los contextos histórico e internacional. Los temas incluyen las élites empresariales, los medios masivos, las relaciones entre México y otros países, especialmente Estados Unidos, junto con libros y películas de importancia política y cultural.

Hombres armados (con penes)

29-07-2014 15:14 Detrás de casos como el de Cuauhtémoc Gutiérrez: el sexismo casual del político mexicano.

En Hombres armados, el gran cineasta John Sayles muestra un país latinoamericano acosado por la ley del más fuerte. No lo nombra, porque su meta es demostrar -no la tragedia de una específica nación- sino una tendencia universal, y dar voz a los que sufren por no tener armas ni el deseo de tenerlas. Al fondo, la cinta trata no de ideologías sino de tiranías.

De manera parecida, el caso de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre —aún en libertad, cuatro meses después de darse a conocer revelaciones contundentes sobre la red de prostitución que fomentó dentro del PRI capitalino—se debe ver no como un caso único sino como una prueba más del sexismo arraigado en las esferas políticas del país.

Por supuesto, los alegatos contra Gutiérrez sugieren un estilo depredador inusual por su flagrancia. Las mujeres que respondieron al anuncio de trabajo en las oficinas del PRI fueron avisadas desde un inicio del intercambio requerido. Pero existe a la vez una actitud generalizada en algunos recintos de que cualquier hombre poderoso merece ciertas “delicias” y que cualquiera mujer no poderosa, joven y guapa, puede ser una parte del banquete.

De visita en Washington en mayo, César Camacho dijo que el comportamiento ilícito de Gutiérrez fue un asunto “personal”, no del PRI. Y esto, ¡a pesar del hecho de que las mujeres presuntamente explotadas estuvieron en la nómina del partido!

El que emitió esta sagaz opinión no sólo es presidente nacional del PRI sino miembro de la Academia Mexicana de Jurisprudencia y Legislación e integrante de la Asociación Nacional de Doctores en Derecho. Bajo tal inercia, no fue hasta mediados de junio cuando el partido nacional removió a Gutiérrez como jefe del PRI defeño.

Considere además los siguientes acontecimientos recientes, todos reflejo de una cultura política-jurídica para la cual lo sexista equivale a lo chistoso:

  • El uso de una edecán vestida al estilo pornstar para ayudar en el debate presidencial televisado en mayo del 2012. (¿Por qué ningún candidato se quejó de esto antes del debate, sino solo lo objetó después?)}
  • La elección por el gobernador Gabino Cué de Gilberto Elogio Sánchez Ortiz como jefe del Instituto Estatal de Educación Pública en Oaxaca; Sánchez Ortiz tuvo el hobby de subir fotos de mujeres desnudas a su página de Facebook. (Claro, fue removido dentro de poco ¿pero por qué Cué nombró un hombre tan poco “educado” en primer lugar?)
  • La impunidad del regidor perredista Heriberto Figueroa, que durante los festejos oficiales de Semana Santa en Armería, Colima, incitó a dos mujeres a bailar desnudas en público. El PRD prometió tomar medidas en su contra, pero no ha habido noticias, tampoco ninguna acción por la presidenta municipal, Patricia Macías. (Sí, es tan arraigada la cultura política sexista que muchas mujeres son cómplices.)
  • La tendencia —confiablemente alegada— de varios jueces del DF de emplear a jóvenes abogadas con la expectativa de que a cambio acuerden ser sus “novias”.

Esta última tendencia sugiere una inquietante dimensión del caso Gutiérrez. Hasta la fecha el Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, a cargo de Rodolfo Ríos Garza, ha consignado más de doscientos testimonios.

Varios de ellos son de mujeres que han tenido el valor de revelar su propia explotación sexual. ¿Pero que pasaría si el mismo Gutiérrez tuviera información comprometedora sobre el juez asignado a su proceso? ¿O si el juez aún sospecha que lo tuviera?

Proteger a las vulnerables —mientras la cultura prevaleciente indica que está bien tratarlas como objetos sexuales— a veces requiere valentía. ¿Pero a poco esto no es un deber de los mencionados políticos, funcionarios y jueces? El problema fundamental es que hay muchos hombres armados en este país. Llevan pistolas pero faltan huevos.

Comentar

Politica de comentarios

Todo el mundo es bienvenido y se le anima a hacer oír sus opiniones con independencia de su identidad, sus ideas políticas, su ideología, su religión o sus acuerdos con otros miembros de la comunidad o con el autor del artículo, siempre que esas opiniones sean respetuosas y aporten algo constructivo a la conversación. Con este espacio se busca establecer un diálogo de beneficio colectivo. No se permiten comentarios ofensivos o insultantes. Tampoco se permiten comentarios con publicidad o Spam. Se evitarán los ataques, las ofensas y los insultos directos o indirectos. Aquellos que de manera sistemática o intencionada envíen ese tipo de comentarios serán advertidos y, si es necesario, excluidos de la comunidad.
ACERCA DEL AUTOR
Andrew Paxman
Historiador del CIDE. De origen inglés, es coautor del libro El Tigre: Emilio Azcárraga y su Imperio Televisa 2000 (reeditado en 2013), biografía de Emilio Azcárraga Milmo. Fue reportero radicado en México durante los años noventa. Luego obtuvo una maestría de la Universidad de California, Berkeley, y un doctorado de la Universidad de Texas, Austin. Durante cuatro años enseñó historia latinoamericana en el Colegio Millsaps, en Misisipí. Su próxima biografía trata del empresario norteamericano radicado en Puebla, William Jenkins (1878-1963). Ahora está investigando la biografía de Carlos Slim.
ÚLTIMAS ENTRADAS
ARCHIVO HISTÓRICO
<< Julio 2014 >>
D L M M J V S
  

01

Estados Unidos y el fútbol
02
03
04
05
06
07

08

Las Malvinas son de los malvinenses
09
10
11
12
13
14

15

Las víctimas históricas de Centroamérica
16
17
18
19
20
21
22

23

Libro del mes: “Dos naciones indivisibles” de Shannon O’Neil
24
25
26
27
28

29

Hombres armados (con penes)
30
31