Gobiernos y Finanzas Públicas

Esteban Moctezuma: Del PRI de Colosio, a Salinas Pliego y ahora AMLO

Esteban Moctezuma recorrió los pasillos del PRI junto con Colosio y Zedillo, fue parte de Fundación Azteca y ahora se une al proyecto de AMLO

25-07-2018 11:50 Por : Arena Pública
Esteban Moctezuma [izquierda] ha sido secretario de Gobernación, secretario de Desarrollo Social y ahora secretario de Educación (Foto: Gobierno de Aguascalientes)
Esteban Moctezuma [izquierda] ha sido secretario de Gobernación, secretario de Desarrollo Social y ahora secretario de Educación (Foto: Gobierno de Aguascalientes)

El 18 de noviembre de 1994, Esteban Moctezuma Barragán fue seleccionado por el entonces presidente electo Ernesto Zedillo como su representante personal en el funeral de Diana Laura Riojas, viuda de Luis Donaldo Colosio.

Zedillo se encontraba en Ecuador durante esos días y necesitaba a alguien que diera presencia a la figura presidencial ausente, según relató el semanario Proceso en un artículo de aquellos años. Además, se especulaba que a quien enviara en su lugar sería el primer indicio de cómo construiría su gabinete como mandatario.

Aquella fue la primera misión de Moctezuma Barragán como uno de los hombres del presidente, marcando su llegada a las cúpulas más altas del PRI de entonces.

 

Te puede interesar: Esteban Moctezuma pasará de crítico a negociador con la CNTE, 19 de julio de 2018

 

En ella, además, figuran los nombres de personajes que jugaron un papel importante en aquel ascenso. Todos ellos, por supuesto, son priístas, un detalle que aún 24 años después persigue al actual candidato para encabezar la Secretaría de Educación en la administración del virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

La carrera de Moctezuma Barragán puede dividirse en tres etapas: la primera abarca sus días como militante priísta desde finales de la década de los 80 hasta el año 2000; la segunda es lo que la prensa nacional de entonces llamó un “exilio” en el sector privado, cuando fue presidente ejecutivo de la organización filantrópica Fundación Azteca; la tercera es su retorno a la vida política como parte del gabinete de AMLO.

Son tres los nombres clave en la primera etapa profesional de Moctezuma Barragán: Luis Donaldo Colosio Murrieta, Ernesto Zedillo Ponce de León y Francisco Labastida Ochoa. Todos ellos fueron candidatos a la presidencia, más solo Zedillo logró sentarse en la silla como mandatario del país.

Labastida fue el primero con el que entró en contacto, según relata aquel artículo de Proceso de 1994. Moctezuma Barragán había terminado de licenciarse como economista en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y se desempeñó como secretario particular de Labastida cuando este fue titular de la entonces llamada Secretaría de Energía, Minas e Industria Paraestatal.

Cuando Labastida se lanzó para contender la gubernatura de Sinaloa, se llevó a Moctezuma Barragán como coordinador de campaña. Ahí se  encontró con el segundo nombre importante de su carrera política, Luis Donaldo Colosio, quien fungía entonces como delegado de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP).

Colosio lo invitaría a la CNOP y años después lo recomendaría con otro de los nombres clave: Ernesto Zedillo, quien era Secretario de Programación y Presupuesto (SPP) y se encontraba a menos de 10 años de ser presidente de México.

Moctezuma Barragán sería invitado por Zedillo a ser el secretario de Gobernación en su gabinete. Tenía  40 años y la prensa lo describió entonces como un hombre bien intencionado y talentoso, pero inexperto.

 

Uno de los hombres del presidente

Puede decirse que Moctezuma Barragán lleva la política en la sangre y también que el PRI ha formado parte importante de su legado familiar.

Su abuelo, Juan Barragán Rodríguez, combatió a Victoriano Huerta como jefe del Estado Mayor de Venustiano Carranza en 1913, y casi 45 años después fue miembro fundador del Partido Auténtico de la Revolución Mexicana (PARM), un organismo que se consideraba subordinado al PRI y que desapareció en el año 2000.

Pedro Moctezuma Díaz Infante, su padre, fue el arquitecto responsable por el diseño tanto de la Torre de Pemex como del edificio que sirve de cuartel al Comité Ejecutivo Nacional del PRI, ubicado en la colonia Buenavista, en la zona norte de la Ciudad de México.No extraña entonces que Moctezuma Barragán se encontrara a sí mismo en 1995 fungiendo como secretario de Gobernación de un mandatario priísta, incluso si se trataba del último previo a la llegada de otro partido a la silla presidencial en más de 70 años.

Sin embargo, no duraría mucho en el puesto. Presentó su renuncia en junio del mismo año “por motivos de salud”, según dijo a los medios entonces. Casi 20 años después explicaría en un artículo publicado en un diario capitalino que su retiro del gabinete se debió, al menos en parte, a dos sucesos.

 

Te puede interesar: La Reforma Educativa con AMLO: Derogará Ley Docente, el resto a consulta, 18 de julio de 2018

 

El primero fue la orden de aprehensión contra el Subcomandante Marcos, líder del Ejército Zapatista de la Liberación Nacional y con quien Moctezuma Barragán se encontraba negociando a título del gobierno de Zedillo. El segundo fue el arresto de Raúl Salinas de Gortari, el llamado “hermano incómodo” del expresidente Carlos Salinas de Gortari, del que se enteró, según cuenta, no por boca del presidente sino mientras iba en su coche escuchando la radio.

“No era aceptable permanecer en un cargo de responsabilidades tan delicadas y trascendentes en mi país con ese estilo de gobierno. Ninguna carrera política podía justificarme en esa situación”, escribió en 2014.

Pasaron tres años. En mayo de 1998, los medios reportaron su regreso al gabinete de Zedillo, esta vez como secretario de Desarrollo Social. “Entonces se consideró que entraba así en la carrera para obtener la candidatura del PRI a la Presidencia”, señala un artículo de Proceso de agosto de 1999.

Moctezuma Barragán, sin embargo, rechazó la candidatura, diciendo el 19 de mayo durante un pronunciamiento público que su lugar estaba en la Secretaría de Desarrollo Social.

 

Esteban Moctezuma [izquierda] recorrió las altas cúpulas del PRI a principios de su carrera (Foto: Gobierno de Aguascalientes)

Esteban Moctezuma [izquierda] recorrió las altas cúpulas del PRI a principios de su carrera (Foto: Gobierno de Aguascalientes)

 

Dos meses después volvió a hacer una aparición pública, esta vez para anunciar que se unía a la carrera presidencial de su viejo compañero, Francisco Labastida, como coordinador de campaña.

Me uno a la lucha de Labastida por un nuevo PRI, por un PRI del futuro y en contra de un PRI anquilosado en el que persiste un pasado minoritario, pero aún poderoso, un pasado sin ideas y sin ideales, pero con gran poder económico e intereses creados. ¿Quién dice que no se puede?”, dijo ante los medios.

Fue una carrera fallida. El PRI perdió la presidencia ante el candidato del Partido Acción Nacional, Vicente Fox Quesada, quien se llevó 42% del voto de acuerdo con cifras del entonces Instituto Federal Electoral. Los priístas, por su parte, obtuvieron 36%, quedando lejos del 48% que se habían llevado en las elecciones de 1994.

Aquella derrota marcó la primera vez que el partido se encontraba fuera de la silla presidencial en 70 años, y dio pie a que Moctezuma Barragán se retirara de la vida política al menos por un tiempo.

 

El exilio en Fundación Azteca

Esteban Moctezuma Barragán se formó como economista y se desempeñó como político en la primera etapa de su carrera. Durante la segunda etapa, sin embargo, fue la música una de las disciplinas que tomó relevancia.

“Jacques Atti comentó en 2001 que la música reta los fundamentos de la teoría económica [...] si interpreto una obra musical, aún la conservo, aunque te la haya dado, lo cual significa que estoy creando algo nuevo: abundancia”, escribió en un artículo publicado en junio de 2015 en un periódico capitalino.

Tras la derrota de Francisco Labastida en la carrera presidencial, Moctezuma Barragán se alejó de la esfera pública y entró a la privada, incorporándose a la organización filantrópica Fundación Azteca como presidente ejecutivo.

Ahí trabajó gestionando varios programas sociales enfocados en la educación, dando particular apoyo y difusión a las orquestas sinfónicas y coros infantiles del programa Esperanza Azteca, que suman 87 en todo el país, según el portal del programa.

Fundación Azteca pertenece al empresario Ricardo Salinas Pliego, dueño de otras empresas como la televisora Azteca, el negocio de televisión por cable e Internet Total Play Telecomunicaciones y Banco Azteca.

 

Te puede interesar: Luisa Alcalde, la voz Millennial del gabinete de AMLO, 20 de julio de 2018

 

Salinas Pliego es uno de los hombres más ricos del país. Fue ubicado entre los 40 mexicanos más adinerados por la revista Forbes en 2018, con una fortuna que se estima ronda los 7 mil 100 millones de dólares (133 mil 101 millones de pesos).

A pesar de esto, también fue uno de los pocos empresarios de los que AMLO se expresó con candidez durante su campaña presidencial de 2018.

"El director de esta fundación [Azteca] tiene dinero, pero tiene dimensión social: Ricardo Salinas. Hay otros empresarios que son traficantes de influencias, no aportan nada, se dedican a saquear y a robar”, dijo el entonces candidato y hoy virtual presidente electo durante el Foro Kybernus –organizado por Salinas Pliego- en mayo de 2018.

Moctezuma Barragán se desempeñó como presidente ejecutivo de Fundación Azteca por más de 15 años, fomentando programas para la educación de comunidades marginadas. Ahora, con la victoria de AMLO, comenzará una nueva etapa, aunque no muy alejada de su labor en la fundación, pues estará a cargo de las políticas que definan al sector educativo del país.

La victoria de López Obrador en las urnas ha generado en la opinión pública discusiones sobre un cambio en el paradigma político del país, además de señalamientos sobre la caída en desgracia del antes dominante PRI. Curiosamente, es la segunda vez que a Moctezuma Barragán estará en medio de los sucesos mientras se desenvuelve este debate.

En el 2000, vio desde dentro la primera caída del PRI y el primer momento de alternancia en el país. Ahora, en 2018, vuelve a experimentar el mismo panorama, pero desde fuera, sentado del lado al que se le otorgó la batuta por una promesa de cambio.

 

MÁS INFORMACIÓN: Los funerales de Diana Laura, primera misión de los hombres de Zedillo, Esteban Moctezuma, Proceso, 19 de noviembre de 1994

MÁS INFORMACIÓN: “El talentoso pero inexperto” Esteban Moctezuma, abre paso, con su renuncia, a un político ligado a Carlos Hank, Proceso, 3 de julio de 1995

MÁS INFORMACIÓN: Dónde estaban y dónde están, Nexos, 1 de septiembre de 1998

MÁS INFORMACIÓN: Gabinete: Esteban Moctezuma Barragán, Lopezobrador.org