Tecnologías y Educación

Censurar algunas páginas web, un requisito para ser proveedor de Internet en Cuba

La licencia como proveedor de internet en Cuba solo dura cinco años y se necesita el permiso de la Agencia de Control y Supervisión del Ministerio de la Informática.

17-05-2018 12:30 Por : Mediatelecom
Parte de la obligaciones para dar internet en Cuba es que no se utilice un software con sistemas critográficos. Foto: Mediatelecom
Parte de la obligaciones para dar internet en Cuba es que no se utilice un software con sistemas critográficos. Foto: Mediatelecom

Para ofrecer el servicio de internet en Cuba, los proveedores necesitan una licencia expedida por la Agencia de Control y Supervisión del Ministerio de la Informática y las Comunicaciones (MIC).

Dicha licencia los obliga a seguir diversas reglas para el mantenimiento de su operación, entre otras, impedir el acceso a sitios con contenidos contrarios al interés social.

El Reglamento para los Proveedores de Servicios de Acceso a Internet al Público establece las normas de organización, funcionamiento y obligaciones de los operadores para ser autorizado a prestar el servicio.

A pesar de ser un régimen socialista, las tarifas de los servicios deben estar orientadas a costos para recuperar la inversión, pero debe incluir una “rentabilidad razonable”.

En el documento se destaca: la protección de datos, la transparencia en la prestación de servicios y procesos administrativos, el control de los sitios visitados por los usuarios, además de brindar información periódica al MIC y a otras entidades que lo demanden.

 

Internet en cuba

 

De acuerdo a lo dictaminado en el documento, los proveedores de internet en Cuba operan según las siguientes obligaciones:

  • Mantener informados a los usuarios sobre las características de todos los servicios en operación.
  • Adoptar las medidas necesarias para impedir el acceso a sitios cuyos contenidos sean contrarios al interés social, la moral y las buenas costumbres; así como el uso de aplicaciones que afecten la integridad o la seguridad del Estado.
  • Garantizar la administración, operación y seguridad informática de los servicios que presta de acuerdo a lo establecido en el marco jurídico existente aplicable a los Servicios de Telecomunicaciones en General.

 

Te puede interesar: La respuesta del gobierno de la CDMX a los taxistas: Deben 'Uberizarse' o desaparecer

 

  • Garantizar que no se utilice software con sistemas criptográficos o transferencia de ficheros cifrados.
  • Establecer un sistema eficiente de recepción y solución de quejas y de ejecución de reparaciones de fallas en los servicios proporcionados por la misma.
  • Establecer los procedimientos que aseguren la identificación del origen de los accesos, así como su registro y conservación por un tiempo no menor de un año.
  • Orientar las tarifas a los costos, de manera tal que permitan recuperar la inversión, incluida una razonable rentabilidad. Dichas tarifas deben ser previamente aprobadas.

 

Asimismo, los operadores están obligados a obedecer las disposiciones por parte de los órganos de la defensa del país. Así como permitir y facilitar las inspecciones de documentos, la infraestructura y los servicios en operación.

Todo proveedor que incumpla lo dispuesto en la normativa, está sujeto a invalidación temporal o definitiva de las licencias de operación.

Para  obtener la licencia para proveer internet en Cuba, todos los operadores deben realizar la inscripción en el registro de la agencia, para ello es necesario precisar el total de áreas de Internet que tienen condiciones para prestar servicios. La licencia de operación expedida tiene un término de vigencia de cinco años.

Quedan exentos de solicitar autorización al MIC aquellos proveedores que hayan recibido el permiso mediante concesión administrativa, cuya vigencia de término queda sujeta al mismo.

El reglamento para ofrecer internet en Cuba fue publicado en la Gaceta Oficial No.060 Ordinaria de 13 de noviembre de 2008. El MIC es el organismo encargado de ordenar, regular y controlar los servicios informáticos y de telecomunicaciones, nacionales e internacionales.

 

Lee la nota original aquí.