Salud y Medio Ambiente

Nuevas tecnologías - nuevas enfermedades, nace tecnoadicción y trastorno por videojuegos

26-01-2018 11:13

Teléfonos celulares y videojuegos provocan reacciones similares al consumo de droga por lo que por primera vez la Organización Mundial de la Salud lo considerará como una enfermedad.

Hombres de entre 10 y 35 años que experimentan dificultades para la interacción social son los más propensos a generar adicción a los videojuegos. Agrandar
Hombres de entre 10 y 35 años que experimentan dificultades para la interacción social son los más propensos a generar adicción a los videojuegos.

La tecnología puede cambiar la vida de las personas de formas que sus creadores jamás previeron.

Continuas mejoras a teléfonos celulares y videojuegos posibilitan a los millennials -nacidos entre 1985 y 1999- y centennials -entre el 2000 y 2018- disfrutar de sensaciones, experiencias y formas de interactuar inimaginadas para sus padres.

En cuatro décadas la tecnología evolucionó del Atari 2600, la primera consola de videojuegos exitosa lanzada en 1977, a los videojuegos de inmersión a través de la realidad virtual, la interacción de cuerpo completo y las sensaciones intensas como el terror psicológico.

 

Te puede interesar: ¿Adicto a las redes sociales? Pueden disminuir tu capacidad de concentración, 5 de diciembre de 2017.

 

Sin embargo, lo que era un sencillo entretenimiento en la década de los 70, en 2018 el trastorno por videojuegos será reconocido por primera vez como una enfermedad por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la Clasificación Internacional de Enfermedades.

A la vez que las nuevas tecnologías facilitan la vida, también engendran enfermedades antes insospechadas, la tecnoadicción y el trastorno por videojuegos, son las primeras que comienzan a ser identificadas y reconocidas. 

Y quizás no sean las únicas a las que las nuevas generaciones se habrán de enfrentar.

 

Jugar videojuegos provoca una sensación placentera a causa de la liberación de dopamina en el cerebro.

 

La OMS destaca tres síntomas principales del trastorno: la persona no controla su manera de jugar en cuanto al inicio, frecuencia, intensidad, duración, finalización y contexto. 

También aumenta su prioridad del juego frente a otros intereses vitales y actividades diarias. 

Finalmente mantiene o aumenta estas conductas a pesar de que le acarrean consecuencias negativas.

Hombres de entre 10 y 35 años que experimentan dificultades para la interacción social son los más propensos a generar adicción a los videojuegos de acuerdo con el médico psiquiatra y psicoanalista Pedro Horvat consultado por Infobae.

La sensación placentera que generan los videojuegos por la liberación de dopamina en el cerebro y la reducción de ansiedad son respuestas neuroquímicas y psicológicas presentes también en otros tipos de conductas que terminan transformándose en adicciones, explicó.

A diferencia del trastorno por videojuegos, la tecnoadicción aún no es reconocida por la OMS, sin embargo, ha sido ampliamente identificada por especialistas.

 

Te puede interesar: Se sancionará a quien venda videojuegos inapropiados a menores ¿Y las ventas en línea?, 25 de diciembre de 2017.

 

Sus síntomas son muy similares, los tecnoadictos no controlan su conducta, pasan largos periodos de tiempo inmersos en la computadora o el celular y suspenden actividades sociales u obligaciones laborales y escolares para dedicarlos a la tecnología.

La reacción de un adicto al celular es similar a la de quien necesita droga o ir a un casino: nervios, taquicardia, sudor, explicó Sergi Vilardell, director terapéutico de la Clínica Cita a El País.

 

Adictos al celular padecen reacciones similares a las de un adicto a las drogas.

 

El 21% de los jóvenes está en riesgo de convertirse en adicto a la tecnología y 1.5% ya lo es, asegura la ONG Protégeles consultada por el diario.

En Estados Unidos la mitad de los adolescentes sienten que son adictos al celular, 78% lo revisa al menos una vez cada hora y 72% se siente presionado a responder inmediatamente los mensajes de texto, reveló una encuesta realizada en 2016 por Common Sense Media.
La necesidad de sentirse parte de un grupo es uno de los ganchos para estar conectados a internet, dice Ricardo Rodríguez, un psicólogo clínico experto en adicciones.

 

Te puede interesar: Memes, likes y entretenimiento ocupan a los mexicanos en internet, 31 de mayo de 2017.

 

En Estados Unidos y España existen incluso centros de desintoxicación tecnológica, campamentos donde alejan a las personas de celulares, tabletas, computadoras u otros dispositivos para enfocarlos en la práctica de yoga, tiro con arco, cocina o talleres de escritura con máquinas de escribir.

La tecnoadicción y el trastorno por videojuegos son enfermedades tan recientes que aún se desconocen detalles sobre estas, por ejemplo, si podrían quitarse con la edad. 

No obstante, lo que es claro es que los padres tendrán que estar atentos, pues la tecnología se ha convertido en una extensión de las nuevas generaciones.

 

MÁS INFORMACIÓN: Trastorno por videojuegos, Organización Mundial de la Salud, enero 2018.

MÁS INFORMACIÓN: Nuevo informe descubre que los adolescentes se sienten adictos a sus teléfonos, causando tensión en el hogar, Common Sense Media, mayo 2016.

Comentar