Gobiernos y Finanzas Públicas

Se lava las manos Gobierno de CDMX en muerte de ciclista ¿Y las fallas en políticas de movilidad?

05-12-2017 06:00

El gobierno de la CDMX prometió una ciclovía confinada en Reforma que nunca se implementó, desde entonces ciclistas, camiones y automóviles conviven ahí.

En el 2015 la Semovi registró 19 ciclistas muertos al ser arrollados, mientras que el Inegi reportó para el mismo año, 137 ciclistas heridos Agrandar
En el 2015 la Semovi registró 19 ciclistas muertos al ser arrollados, mientras que el Inegi reportó para el mismo año, 137 ciclistas heridos

La falta de planeación, así como la nula capacitación a los choferes de transporte público también cobran vidas.

El 17 de noviembre del 2015, Montserrat Paredes Ávila murió atropellada por un autobús de transporte público en la avenida reforma, en el tramo donde la ciclovía no existe ciclovía confinada.

Dos años después de su muerte, la Contraloría General de la Ciudad de México determinó que ni la Secretaría de Movilidad (Semovi), ni la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema) tienen responsabilidad en la muerte de Montserrat.

El gobierno capitalino se ha deslindado de toda responsabilidad argumentando que fue la misma víctima la responsable de su muerte.

Se trató de “un hecho consentido por ella misma, puesto que se colocó por su propia voluntad en el evento, es decir, no fue obligada y aceptó un riesgo, como toda persona que circula en la megalópolis de la Ciudad de México”, se lee en el documento gubernamental.

 

Te puede interesar: Muertes por accidentes de tránsito se mitigarían con regulación estricta de licencias de conducir, 28 de noviembre del 2017

 

Básicamente, el gobierno dice que nadie la obligó a estar ahí, ni a circular por ahí.

¿Es verdad que Montserrat es culpable de su propia muerte?  ¿Qué tanta responsabilidad tiene el gobierno en este asunto?

La familia de Montserrat y sus abogados acusan al gobierno de dos cosas:

  1. No existió planeación alguna en la ciclovía de Reforma en el tramo de Lieja a fuente de petróleos.
  2. Se le otorgó la concesión de una ruta a una empresa sin choferes calificados.

La planeación de las ciclovías compete a la Sedema, mientras que la Semovi es la encargada de entregar las concesiones y licencias al transporte público.

Si existió planeación, pero no se respetó.

El documento “Estrategia de movilidad en bicicleta de la Ciudad de México” elaborado por la Sedema durante el sexenio de Marcelo Ebrard, contempla la construcción de “Infraestructura Ciclista Reforma II, tramo Lieja Fuente de Petróleos”.

En dicho documento se establecen diversos criterios técnicos para la construcción de ciclovías, en los que se incluye el hecho que toda ciclovía debe contar con “elementos de confinamiento”.

Durante Julio del 2012, el entonces jefe de gobierno aseveró que la ciclovía sería una obra “mayúscula”.  “Es una inversión muy grande para conectar dos zonas de la ciudad. Uno de los objetivos es que puedas pasar caminando o en bicicleta de Polanco hacia las Lomas, cosa que hoy es imposible”, declaró Ebrard a medios de comunicación.

La ciclovía fue inaugurada en noviembre del 2012 como un carril confinado para transporte público y bicicletas.

 

Proyecto original de la ciclovía de Reforma tramo Lieja-Fuente de Petróleos 2012

 

Te puede interesar: Uno de cada tres robos de autos es con violencia, hace una década solo era el 16%, 23 de noviembre del 2011

 

Sin embargo, después de dos semanas, fueron retirados los bolardos que confinaban el carril debido a quejas de los automovilistas por el congestionamiento que se generaba.

El 22 de noviembre de aquel año, Martha Delgado, la entonces secretaria de medio ambiente, declaró que se configuraría la avenida para que existiera un carril confinado exclusivo para bicicletas y tres carriles para vehículos automotores, pero esto nunca se realizó.

Desde entonces, los ciclistas han convivido con automóviles y transporte público, en la espera de un carril confinado que les provea de seguridad.

 

Av. Paseo de la Reforma 2017

 

Los choferes no están calificados

El artículo 125 del nuevo reglamento de la ley de movilidad de la Ciudad de México, aprobado apenas el 15 de septiembre, establece que:

“Los aspirantes a obtener una licencia de conducir vehículos de transporte público de pasajeros y de carga, deberán asistir al curso de capacitación de inducción y operación y aprobar la evaluación médica integral, así como de conocimientos y de manejo que determine la Secretaría.”

Hasta la fecha, la Semovi no realiza ningún tipo de examen para emitir una licencia de manejo de cualquier tipo.

Para ser chofer de transporte público en la Ciudad de México basta con hacer el pago correspondiente, contar con una identificación oficial, un comprobante de domicilio y un certificado de primaria.

Según datos de Inegi, en el 2016 había registrados en la ciudad de México 27, 592 camiones de pasajeros. Miles de choferes circulan a diario por la ciudad sin ningún tipo de preparación.

Las fallas en las políticas de movilidad ponen en riesgo la vida de cientos de personas. Tan solo en el 2015 la Semovi registró 19 ciclistas muertos al ser arrollados, mientras que el Inegi reportó para el mismo año, 137 ciclistas heridos en la Ciudad de México tras ser golpeados por un vehículo.

El gobierno de la Ciudad de México es en parte responsable de la muerte de Monsterrat.

 

MÁS INFORMACIÓN: Estrategia de movilidad en bicicleta de la Ciudad de México 2006-2012, Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de México

MÁS INFORMACIÓN: Reglamento de la Ley de Movilidad de la Ciudad de México

MÁS INFORMACIÓN: Vehículos automotores registrados, Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Comentar