Gobiernos y Finanzas Públicas

El precio de la vanidad: El retrato de EPN costó 1.7 millones, de los titulares de Hacienda, 400 mil pesos

18-10-2017 11:30

Los creadores de las obras fueron un canadiense y un muralista mexicano.

Es excesivo lo que los funcionarios públicos pagan con recursos públicos por ser retratados. Agrandar
Es excesivo lo que los funcionarios públicos pagan con recursos públicos por ser retratados.

El rostro de José Antonio Meade sale caro.

El valor de sus retratos como canciller y secretario de Hacienda sobre pasa el medio millón de pesos y casi equipara el valor de los retratos de los siete cancilleres que lo precedieron, esto de acuerdo a información otorgada por ambas secretarías en una solicitud de información.   

Su retrato como canciller entre 2012 y 2015, que fue develado en agosto 2017 por su amigo de la juventud y actual canciller, Luis Videgaray, tiene un valor actual de 189 mil 747 pesos; el más alto registrado, hasta la fecha, de entre los retratos de los secretarios de la dependencia desde 1988.

No obstante, su retrato como secretario de Hacienda, salió ligeramente más caro, por una diferencia de 209 mil 292 pesos, lo que significa que tuvo un valor de 399 mil 40 pesos. Este retrato fue realizado por su gestión como secretario de la dependencia entre 2011 y 2012, durante el último año del sexenio de Calderón.

Por su parte, el retrato de Luis Videgaray como secretario de Hacienda entre 2012 y 2016, no tiene precio. Esto debido a que “se encuentra en asignación temporal a título gratuito con opción de compra”, de acuerdo con la información entregada por el Comité de transparencia de Hacienda.

Sin embargo, el costo de los retratos de sus predecesores, indica que se suele pagar un monto de 399 mil 40 pesos, pues así como fue el valor del retrato de Meade, también lo fue del cuadro de Ernesto Cordero por su gestión de 2009 a 2011; y de Agustín Carstens, quien fue secretario de 2006 a 2009.

El muralista Ismael Ramos Huitrón fue el encargado de retratar a Videgaray.

En el caso de José Francisco Gil Díaz, secretario de Hacienda durante todo el sexenio de Vicente Fox, el precio del retrato fue de 307 mil 625 pesos. Los costos de las obras de sus antecesores no fueron encontrados por la Secretaría, entre ellos se encuentran los óleos de Jaime Serra Puche y Pedro Aspe.

Pero ni la suma de los retratos de José Antonio Meade y el posible costo del de Luis Videgaray llegan a equiparar el costo de 1.67 millones de pesos que se pagó por el retrato de Enrique Peña Nieto como Presidente de México al inicio de su función, aunque los tres primeros óleos si cubren el 60% del valor de la fotografía del Presidente.

 

Fuente: Comité de Transparencia de la SHCP

 

Los artistas de los funcionarios

El retrato develado de Meade como canciller fue creado por el artista canadiense, Dean Gazeley de 57 años, y quien ha exhibido sus obras profesionalmente por más de dos décadas en Canadá, Estados Unidos, México y Francia.

Dentro del país ha contado con presentaciones en solitario dentro de museos como la Casa de Diego Rivera, el Hospicio Cabañas y durante el Trigésimo Festival Cervantino.

Su obra fue calificada como problemática y compleja por el ensayista mexicano Carlos Ulises Mata, debido a que son insistentes en afrontar el falso conflicto entre la antigüedad y la modernidad dentro de sus pinturas. Sus retratos en particular “aspiran a superar, negando o reinventándolos, la imagen y el instante que recogen”.

Por su parte, el artista mexicano Ismael Ramos Huitrón fue el encargado de retratar a Luis Videgaray como secretario de Hacienda. 

Más muralista que retratista, Huitón relata la historia de México a través de sus obras, por lo que en más de una ocasión ha sido contratado por el gobierno federal para la creación de diferentes trabajos artísticos, entre los que desatacan los cuatro murales que revisten las esquinas del edificio principal de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Los retratos de ambos funcionarios públicos quedarán para la posteridad en la Galería de Cancilleres de la Secretaria de Relaciones Exteriores ubicada en Tlatelolco y en el Palacio Nacional, lugar reservado para los retratos de los secretarios de Hacienda.

 

Comentar