Gobiernos y Finanzas Públicas

Con todo y su magnitud, el impacto económico del terremoto del 7 de septiembre será limitado: Moody’s

15-09-2017 06:30

A pesar de que el temblor del 7 de septiembre fue el de mayor magnitud desde que se tienen registros, los daños económicos no serán tan grandes.

Las afectaciones por el terremoto en Chiapas y Oaxaca no serán problema para la economía del país. Agrandar
Las afectaciones por el terremoto en Chiapas y Oaxaca no serán problema para la economía del país.

El terremoto de 1985 tuvo impactos severos en la economía nacional.

Costó 2.4% del Producto Interno Bruto (PIB) del país.

Sin embargo, los daños que México experimentó a causa del temblor del jueves 7 de septiembre no son tan grandes como pudieron haber sido, al menos en el aspecto económico.

“El valor monetario de los daños a propiedades causados por el temblor del 7 de septiembre será bastante limitado en los estados de Oaxaca y Chiapas, lo que no esperamos que tenga un impacto severo en el nivel de actividad económica total del país”, estimaron los expertos de Moody’s, una firma de análisis financiero.

 

Los principales estados afectados fueron Oaxaca y Chiapas.

 

Una de las razones es que esos estados no contribuyen en una gran medida a la economía nacional.

Con el 7.6% de la población total del país, entre ambos estados, dos de los más pobres en México, solo se obtiene el 3.3% del PIB anual.

 

Te puede interesar: México puede sumar $2 mil 600 millones para enfrentar daños por terremoto, 13 de septiembre de 2017.

 

El informe también dice que, aunque la pérdida de vidas humanas es lamentable, en cuanto a la liquidez financiera de esos estados tampoco habrá afectaciones a largo plazo, es decir que la disponibilidad de dinero en efectivo no tendrá repercusiones a largo plazo, pero sí a corto.

“El gobierno federal va a proveer la mayor parte de los fondos para la reconstrucción de las áreas afectadas y el estado de Chiapas ya califica para recibir recursos del fondo mexicano para los desastres naturales (Fonden)”.

 

No va a cambiar el nivel crediticio de México

Debido a que no fue, como en 1985, la Ciudad de México la que sostuvo los peores daños después del sismo, el nivel que la casa analista le había asignado al país se mantendrá igual.

La CDMX produjo en 2015 más de 2 billones 312 mil millones de pesos, de acuerdo con el Sistema de Cuentas Nacionales de México.

Chiapas, en cambio,produjo 225 mil millones de pesos y Oaxaca 213 mil millones. En otras palabras, ambos estados producen 10 veces menos que la capital del país y menos que una de sus delegaciones, la Cuauhtémoc, que produce el 4% del PIB total en promedio anual.

 

En 1985 el terremoto provocó afectaciones económicas mayores.

 

Moody’s otorga calificaciones tanto a los países como, en este caso, a los estados que los componen de acuerdo con el riesgo que una entidad financiera incurriría en caso de prestar dinero invertir en esa zona.

Mientras que México como país tiene una calificación de A3 a largo plazo –que significa que es de grado medio a alto, sujeto a bajo riesgo crediticio-  y a largo plazo e¿? Prime 1 y 2, es decir, con una alta habilidad para pagar deudas de corto plazo. Oaxaca y Chiapas no están tan bien calificados.

 

Te puede interesar: Bono catástrofe súper oportuno. Entrarían 150 MD al FONDEN, 8 de septiembre de 2017.

 

Oaxaca está considerado en el rango Ba3 negativo por lo que la calificadora juzga su capacidad de pago como “cuestionable”. Chiapas, por otro lado, está en la categoría Ba2, ligeramente superior pero tampoco muy buena.

Ambos estados tienen una perspectiva “negativa”, al igual que México como país. Ello significa que, bajo el análisis de esa agencia, la capacidad de regresar el dinero prestado es poca, debido a factores como la inestabilidad política, la inseguridad o los malos indicadores económicos.

Comentar