Gobiernos y Finanzas Públicas

Desvíos de “La Estafa Maestra” alcanzan para darle salario mínimo a 400 mil mexicanos durante un año

11-09-2017 11:21

El monto desviado por once dependencias federales a través de ocho universidades pública supera lo que reciben en un año otras instituciones de educación superior como la Universidad Autónoma Metropolitana.

Once dependencias del gobierno federal están involucradas en los desvíos. Agrandar
Once dependencias del gobierno federal están involucradas en los desvíos.

Casi 400 mil personas hubieran podido haber recibido un salario mínimo durante un año con los 7 mil 760 millones de pesos que presuntamente fueron desviados por dependencias federales a empresas fantasmas o con alguna irregularidad.

400 mil personas son más del número de usuarios diarios que tiene la Línea 1 del Metrobús, 400 mil mexicanos llenarían cuatro veces el Estadio Azteca.

Hace una semana, el portal de noticias Animal Político y la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad dieron a conocer una investigación que revelaba cómo se desviaban recursos desde al menos once entidades del gobierno federal.

Según el reportaje, que tomaba como base las denuncias hechas por la Auditoría Superior de la Federación, para estos desvíos, las dependencias federales no contrataban empresas, sino que recurrían a universidades públicas para contratarlas a fin de realizar algunos servicios.

Las universidades, a su vez, sí contrataban a otras empresas -y se quedaban con una comisión de entre 10 y 15% de los recursos- y no hay pruebas de que éstas hayan hecho realmente el servicio. De hecho, según la investigación la mayoría de las compañías que recibieron dinero público tienen alguna irregularidad y no podían haber sido contratadas.

 

Te puede interesar: Funcionarios leales a Peña Nieto, responsables de investigar los millonarios desvíos de recursos, 6 de septiembre de 2017.

 

Según la investigación, el gobierno federal entregó contratos ilegales por un monto de 7 mil 670 millones de pesos, entre 2013 y 2014, de los cuales 3 mil 433 millones desaparecieron y poco más de mil millones se lo quedaron universidades públicas sin hacer nada, concluye el reportaje titulado “La Estafa Maestra”.

 

¿A que equivalen esos 7 mil 670 millones de pesos?

Con ese dinero pudieron emplear a 399 mil 479 mexicanos durante un año pagándoles un salario mínimo, pero también representa casi tres cuartas partes del presupuesto de este año para el programa Comedores Comunitarios de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

7 mil 670 millones de pesos es poco más de la mitad (55%) de lo que pretende recaudar en 2017 el gobierno de la Ciudad de México por impuesto predial o bien representa 1.7 veces el monto total de la deuda pública de la capital del país.

 

Te puede interesar: ¿Por qué importó más la noticia de los “dreamers” que los desvíos millonarios del gobierno? 7 de septiembre de 2017.

 

Una de las universidades más beneficiadas por este sistema de desvío de recursos fue la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM). El monto de los desviado en la llamada “Estafa Maestra”, equivale a el 150% de su presupuesto anual y ya que se trata de comparar la cifra con lo que reciben instituciones públicas de educación superior, los 7 mil 670 millones de pesos representan también una quinta parte del presupuesto de gastos de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Los recursos presuntamente desviados mediante “La Gran Estafa” significan 81 % del presupuesto programable para 2017 de la Secretaría de Economía y 13 veces el presupuesto programable del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, para el año en curso.

 

Te puede interesar: Una vez más, la UAEM se beneficia de nexos con el PRI, 6 de septiembre de 2017.

 

¿Le sorprende? El fraude de “La Estafa Maestra” señala que podríamos estar haciendo mucho más para solucionar los desafíos que afronta México en cuanto a la educación, combate a la pobreza, salud, generación de empleo, entre muchos otros. Sin embargo, no solo a los ciudadanos les genera molestias.

El dinero desviado pudo haber financiero campañas electorales, y hasta a los mismos partidos. Para muestra basta pues monto del fraude equivale a 1.9 veces el financiamiento público a todos los partidos políticos para este año o bien 7.4 veces lo que recibirá el próximo año el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

 

Indígnense, gobernadores y rectores

“La Estafa Maestra” también puede incomodar a algunos estados, ya que su monto representa una alta proporción de los recursos que reciben del gobierno federal.

 

 

En particular de las participaciones que son recursos federales que se entregan a las entidades federativas y sus municipios con el fin de compensarles su aportación a la economía del país, no está a negociación ya que es un monto definido por una fórmula y los estados definen como gastarlo.

Por ejemplo, los 7 mil 670 millones de pesos de la gran estafa son un monto mayor o igual a los recursos recibidos por Zacatecas, Tlaxcala, Quintana Roo, Nayarita, Durango, Campeche y Aguascalientes, y dos veces mayor a los recibidos por Colima y Baja California Sur, como parte del Fondo General de Participaciones.

 

 

El panorama no mejora si volteamos hacia la educación, en especial en el nivel superior. Para tomar en cuenta esta dimensión, basta con saber que los recursos del fraude son mayores en un 14% al presupuesto para este año de la Universidad Autónoma Metropolitana que en 2016 tenía una matrícula de 46 mil alumnos.

 

Sedesol y “La Gran Estafa”

No obstante, si comparamos el dinero desviado por parte de la Secretaría de Desarrollo Social con el presupuesto de algunos de sus programas, el panorama es entristecedor.

El dinero de “La Estafa Maestra” representó el 73% del presupuesto para el programa Comedores Comunitarios, casi el doble del Programa de Abasto Social de Leche (Liconsa) y poco más de la mitad para el presupuesto del Programa de Estancias Infantiles para Apoyar a Madres Trabajadoras.

En particular, Sedesol y dos universidades se ven involucradas en el fraude, ya que según la investigación de estas dos instituciones “en la Cuenta Pública de 2013 y 2014 se reportaron diez convenios con esas dos universidades (la Autónoma de Morelos y la el Estado de México) por un monto de 2 mil 224 millones, que debían destinarse a ampliar la cobertura de programas sociales, mejores servicios en las zonas más rezagadas del país o combatir la pobreza”.

 

 

De ese monto las universidades obtuvieron una comisión de 215 millones 446 mil pesos sin prestar un servicio a cambio y pagaron los poco más de 2 mil millones a 20 empresas que subcontrataron, de las cuales solo una cumplía con lo que establece la ley.

Entre empresas fantasma, con investigaciones por operaciones irregulares por parte del SAT, una desmantelada después de recibir el dinero y otras que no se pueden localizar, no hay certeza absoluta de la realización o no los servicios.

 

MÁS INFORMACIÓN: La Estafa Maestra, graduados en desaparecer dinero público, Animal Político y Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, 4 de septiembre de 2017.

MÁS INFORMACIÓN: Presupuesto de Egresos de la Federación 2017, Secretaría de Hacienda y Crédito Público, fecha de consulta 8 de septiembre de 2017.

 

 

Comentar