Tecnologías y Educación

Medios digitales de AL buscan independencia económica para recuperar confianza de audiencias

27-07-2017 06:55

Utilizan métodos como el crowdfunding, la consultoría, la venta de productos, la sindicación de contenidos, entre otros, para obtener ingresos.

La diversificación de contenidos ayuda a evitar que cualquier influencia política o corporativa condicione al medio a través del financiamiento. Agrandar
La diversificación de contenidos ayuda a evitar que cualquier influencia política o corporativa condicione al medio a través del financiamiento.

La credibilidad vuelve a ser moneda de cambio para los medios de comunicación.

Los nativos digitales en Latinoamérica reconocen que es el precio que deben pagar por atraer a las audiencias, sostiene la Asociación Mundial de Periódicos y Editores de Noticias (WAN-IFRA).

Y que la independencia económica es el arma principal en su lucha por recobrar la confianza de la ciudadanía, reveló un reporte de Punto de Inflexión publicado en julio 2017.

Medios como La Silla Vacía de Colombia, Chequeado de Argentina, Meio de Brasil y Animal Político de México diversificaron sus métodos de financiamiento y dejaron fuera a la publicidad gubernamental, una de las principales fuentes en medios tradicionales, asegura el reporte realizado por la organización SembraMedia.

El portal Chequeado de Argentina ganó un Premio Gabo por innovación en 2015 y fue finalista en 2013.

 

En su lugar utilizan métodos como el crowdfunding, que recolecta fondos mediante donaciones de los ciudadanos; la consultoría, la venta de productos, la venta de contenidos a otros medios, los banners de publicidad, las becas y hasta las alianzas con instituciones educativas para obtener ingresos.

El fin es evitar cualquier influencia política o corporativa que los condicione y comprometa su agenda editorial. Coacción que los ciudadanos perciben claramente en los medios tradicionales.

En países como Colombia, Ecuador y México los niveles de percepción de independencia en los medios tuvieron caídas de más de cuatro puntos porcentuales entre 2004 y 2016.

Los medios colombianos pasaron de 24% a 23%, los ecuatorianos de 24% a 19% y los mexicanos de 28% a 22% según datos del último informe de Latinobarómetro. 

La concentración de la propiedad de los medios en Latinoamérica abona también a la desconfianza. En Colombia tres conglomerados poseen el 57% de la audiencia de noticieros de radio, internet y prensa.

En Perú dos empresas concentran el 90% de los periódicos y en México Grupo Televisa distribuye contenidos de televisión a más de 50 países en el mundo, según datos de la Universidad Alberto Hurtado en Santiago de Chile.  

En adición, Colombia, Argentina, México y Brasil se ubicaron por debajo de la línea de confianza neutral y, a excepción de Brasil, los tres restantes mostraron caídas de más de 10 puntos en 2017 respecto de 2016, siendo Argentina el más afectado, de acuerdo con el barómetro de confianza de Edelman.

 

Cambios de la confianza en medios entre 2016 y 2017, Edelman.

 

Con el bajo nivel de confianza en los medios de comunicación no debe sorprender que el principal enfoque de los nativos digitales de la región sea la corroboración de datos y la revelación de casos de corrupción.

Historias como “La Casa Blanca de Peña Nieto” del portal mexicano Aristegui Noticias; “San Gabriel y sus demonios” de Agencia Pública en Brasil o el trabajo de verificación de datos del portal argentino Chequeado son muestras de por qué a nivel internacional la confianza que pierden los medios tradicionales la ganan los digitales .

Los medios tradicionales perdieron cinco puntos de confianza mientras que los medios nativos digitales ganaron cinco, de acuerdo con el reporte de tendencias de WAN-IFRA publicado en 2017.

Otro ejemplo se encuentra en los premios al periodismo Gabriel García Márquez de 2016, por primera vez los medios digitales ganaron cuatro categorías: texto, imagen, cobertura e innovación.

Sin embargo, la búsqueda de la verdad y la ausencia de ataduras políticas o corporativas tienen repercusiones en la seguridad física y económica.

 

Te puede interesar: Fuerte caída de confianza en medios tradicionales, 90% de mexicanos prefieren internet, 20 de julio de 2017.

 

De los 100 medios estudiados por SembraMedia, más del 45% reportó que sus instalaciones o algún miembro del equipo fue amenazado en al menos una ocasión por su labor periodística.

Además, la mitad de los medios sufrió ataques informáticos y algunos fueron blancos de campañas de difamación o descrédito digital.

El 19 de junio de 2017 el Laboratorio Ciudadano de la Universidad de Toronto en conjunto con organizaciones de derechos digitales como R3D, dieron a conocer que cuatro periodistas mexicanos recibieron intentos de espionaje a través de un software utilizado para el combate terrorista y criminal.

 

Te puede interesar: El espionaje telefónico se paga caro en Latinoamérica ¿Será México la excepción?, 3 de julio de 2017.

 

Tres de ellos durante la investigación de “La Casa Blanca de Peña Nieto”que puso en evidencia la posesión de una casa valuada en 7 millones de dólares por parte de la esposa del Presidente, Angélica Rivera, cuya propiedad era de una constructora que recibió millones en contratos públicos cuando el actual Presidente fue gobernador del Estado de México.

En el aspecto financiero 25% de los medios perdieron contratos publicitarios por el tipo de noticias a las que dieron cobertura y varios de ellos fueron sometidos a auditorías de impuestos interminables, especialmente en México y Argentina, documentó el trabajo de SembraMedia.

 

MÁS INFORMACIÓN: Punto de inflexión, SembraMedia, julio 2017.

MÁS INFORMACIÓN: Barómetro de confianza 2017, Edelman. 

MÁS INFORMACIÓN: Tendendias mundiales de la prensa, WAN-IFRA, 2017.

Comentar