El G20 y el nuevo acuerdo sobre el cambio climático

07-07-2017 12:44

Los enviados han estado trabajando para construir puentes entre las diferentes posturas que manifiestan los países involucrados.

En la imagen se puede ver, de izquierda a derecha, a Emmanuel Macron, Angela Merkel y Donald Trump. Agrandar
En la imagen se puede ver, de izquierda a derecha, a Emmanuel Macron, Angela Merkel y Donald Trump.

La canciller alemana, Angela Merkel, preside el grupo de los 20 líderes del mundo para comprometerse y discutir sobre el clima y los problemas que han enfrentado al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, contra casi todos los otros miembros del club de los líderes económicos.

Según informa la agencia Reuters, la anfitriona de la cumbre G20 recibió a sus contrapartes en un salón del centro de convenciones de Hamburgo, justo luego de una secuencia fotográfica en la que se veía al presidente Trump apretar la mano del presidente ruso Vladimir Putin, en el primer encuentro cara a cara entre los dos presidentes.

Merkel se vio hablando muy informalmente con Putin durante el ingreso al salón de los líderes. Luego se reunieron el presidente francés Emmanuel Macron, el líder chino Xi Jinping y la primera ministra británica Theresa May.

“Todos conocemos los grandes desafíos globales a los que nos enfrentamos y sabemos que es tiempo que los tomemos a conciencia”, dijo Merkel al grupo.

Trump más tarde sostuvo conversaciones bilaterales con el presidente mexicano Enrique Peña Nieto y Vladimir Putin.

La reunión con el líder ruso fue intensamente cuestionada: la campaña de elección de Trump prometió buscar una mayor aproximación con Moscú. 

Esto particularmente por las acusaciones de parte del servicio de inteligencia de Estados Unidos sobre que, por un lado, Rusia estuvo entrometida en la elección presidencial del año pasado y, por otro, se encuentra la investigación sobre los posibles vínculos de la campaña de Trump con ese país.

Merkel, quien ha estado planeando la elección parlamentaria de septiembre en Alemania, se encuentra frente a la abrumadora tarea de conducir el G20 hacia un consenso en cuestiones relativas al cambio climático y la migración, asuntos que han sido particularmente polémicos desde la llegada de Trump a la Casa Blanca, bajo su slogan de campaña “América primero”.

El mes pasado, el mismo presidente Trump sacó a los Estados Unidos de uno de los acuerdos internacionales que tiene como objetivo combatir el cambio climático.  Y amenazó con tomar acciones contra el sector del acero, lo cual podría ir particularmente en desmedro de China, Alemania, Canadá y algunos otros países.

La agencia de noticias del estado chino, Xinhua, informó que el presidente Xi ha hecho un llamado a las naciones del G20 a fortalecer las políticas de coordinación macroeconómica y los riesgos en mercados financieros forestales.

“Xi también ha solicitado a los miembros del G20 un desarrollo de inclusión financiera y un plan de financiamiento verde, para convertir a este sector en el conductor del desarrollo de la economía real,” dijo Xinhua.

Los enviados han estado trabajando para construir puentes entre las diferentes posturas que manifiestan los países involucrados, y fuentes europeas han dicho que quieren llegar a un nuevo acuerdo en torno a los problemas climáticos, para este jueves, día en que se podría firmar el acuerdo.

El último comunicado sostiene que el acuerdo de París era ‘irreversible’ pero se han removido algunas referencias de la versión temprana a la “aproximación global” para su aplicación.  Éste también incluye un párrafo el cual dice que Estados Unidos “trabajará hombro a hombro con otros de sus compañeros para ayudar al acceso y uso de combustibles fósiles, limpios y eficientes”. 

Sin embargo, algunos expertos son escépticos respecto de si los líderes aprobarán la propuesta de combustibles fósiles,  lo cual tendrá que ser aclarado por la administración en Washington.

Comentar