¿Cómo reconocer personas tóxicas?

27-06-2017 09:27

Una persona tóxica es aquella que, en la relación interpersonal, desgasta, intimida, cosifica al otro, lo culpabiliza, lo ningunea. Agrandar
Una persona tóxica es aquella que, en la relación interpersonal, desgasta, intimida, cosifica al otro, lo culpabiliza, lo ningunea.

¿Qué tan a menudo te sucede que, luego de juntarte con una persona, terminas sintiendo mucho cansancio, dolor de cabeza, angustia, agresividad o tristeza? Eso ocurre porque hay ciertas personas que, en la relación interpersonal, desgastan, intimidan, cosifican al otro, lo culpabilizan, lo ningunean. 

Lamentablemente, este tipo de personas pueden ser de tu familia, pueden ser amigos o compañeros de trabajo; incluso puede ser tu pareja y son nocivas para tu bienestar. Generalmente, la forma que tienen de "absorberte" es a través de las quejas constantes y de las críticas permanentes.

Despiertan compasión y te llevan a pensar  ¿Por qué no intentar ayudar a alguien que lo pasa mal o que tiene problemas? Y así comienza un círculo vicioso que no te deja prosperar. Lo cierto es que estas personas perpetuan estas conductas, justamente porque se los permites y es vital que aprendas a reconocer a este tipo de personas para mejorar tu calidad de vida:

1. La persona que se victimiza todo el tiempo es una persona tóxica. Nunca reconocen su responsabilidad en sus circunstancias y siempre le echan la culpa de sus males a aquellos que tienen a su alrededor. Además, suelen magnificar los problemas, incluso los inconvenientes en el día a día son para ellos una tragedia. Además, constantemente señalan que sus decisiones siempre son las correctas y siempre te dicen que eres tú el equivocado/a y, por lo tanto, te culpabilizan.

Si permites que esto ocurra, estas personas van minando tu confianza y autoestima. Te hacen sentir torpe, y te llevan a pensar que, efectivamente, haces todo mal. Eso te frustra y acrecienta el sentimiento de temor ante la vida. No lo permitas.

2. Personas que no reconocen los méritos ajenos y desprecian los problemas o los logros de los demás, son personas tóxicas. ¿Te ha pasado que conoces a alguien a quien le dices que, por ejemplo, te duele la cabeza y te responden que a ellos también, pero más? El caso es que, con estas personas, siempre tus problemas al igual que tus logros van a ser menores y sin importancia. 

¿Cómo te afectan estas personas? Cansancio. Por más que te esfuerces, jamás vas a dar el ancho. 

3. Aquellos que siempre quieren o esperan algo de ti. Y si no se lo das, pasarán al chantaje emocional. Estas personas suelen envidiar tu situación y por eso, siempre van a querer un pedazo de tu torta.

Con ellos, siempre vas a sentir culpa de tu éxito. Te hacen sentir mezquino, aunque no lo seas y te obligan a desprenderte de cosas que realmente quieres.

4. Personas que ven en todo el lado negativo tanto de las circunstancias, como de personas. Para ellos nada es bueno, bello, inteligente. Nada vale la pena y quieren convencerte de ello.

¿Qué provocan en ti estas personas? Depresión, pesimismo y ansiedad. Si no concuerdas con ellos te hacen sentir tonto o ignorante ya que desprecian al mundo porque se sienten superiores.

5. Aquellas personas que extreman su violencia y excesos y llegan a la toxicidad física. Hablamos de personas que amenazan verbalmente y agreden físicamente. También caben en esta categoría las personas que se auto agreden abusando de sustancias como el alcohol y las drogas y te obligan a acompañarlos o recurren al chantaje emocional.

Si permites que estas personas te afecten, puedes terminar siendo violentado o haciendo cosas de las que te puedes arrepentir. Un clásico ejemplo: un compañero de trabajo que, después de la jornada laboral, te invita a un after. Cuando ya consideras que es hora de irte, te obliga a quedarte, a emborracharte, etc. Luego llegas a casa, habiéndolo pasado mal y, para peor, te causa problemas con tu pareja. Claramente hay casos más extremos como chicos que caen en la droga o mujeres que terminan siendo abusadas física y psicológicamente.

Lo que te podemos recomendar si es que estás cerca de alguna de estas personas, es que acudas a un especialista ya que necesitas herramientas y soporte para desligarte de estos vínculos. Generalmente estas personas ejercen control sobre nosotros por el afecto que sentimos por ellos, pero es importante que comprendas que estas personas actúan así porque tienen un problema más profundo del que no puedes hacerte cargo. 

Comentar