¿Por qué los millonarios usan siempre la misma ropa?

19-06-2017 11:02

Aunque parezcan dibujos animados -ya que siempre los vemos vestidos de la misma forma- las personalidades más relevantes y exitosas de nuestra era, prefieren privilegiar otro tipo de decisiones.

Steve Jobs Agrandar
Steve Jobs

A pesar de lo agitada y constante que resulta la evolución de la moda, no podemos dejar de reconocer que, intentar seguirle el paso, puede resultar un dolor de cabeza.

Por lo mismo, el minimalismo a la hora de vestir está directamente relacionado con la necesidad de entender el tiempo como un recurso que requiere de ser invertido de forma productiva y, por ende, enfocar la capacidad de pensamiento en la toma decisiones que son realmente importantes.

Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, siempre aparece en público, vestido de manera informal. Consultado por esto, señala que considera que, si es posible tomar menos decisiones insignificantes (como el color de una camisa) podremos dedicarnos a pensar sobre aspectos relevantes.

Otro de los famosos multimillonarios suscritos a esta tendencia fue Steve Jobs -creador de Apple-, quien vistió de la misma forma los últimos 10 años de su vida: jeans, polera negra y zapatillas blancas.

Insospechadamente, uno de los personajes más relevantes a nivel mundial en el mundo de la moda, también ahorra tiempo y neuronas en la forma de vestir: Carolina Herrera, todos los días viste su característica falda, una camisa blanca y un collar.

Según los resultados de un estudio que fue realizado hace cinco años en Moscú, en el que varias personas se vieron obligadas a vestir tan sólo 33 prendas durante un mes, los participantes concluyeron que invertir menos tiempo en la fatigosa tarea de decidir diariamente su vestimenta, les permitió llegar más puntuales al trabajo.

Similar a este estudio fue el experimento de hace unos 4 años realizado por un grupo de bloggers, que decidieron unirse al reto Proyecto 333 que consistía básicamente en usar sólo 33 prendas durante 3 meses.

Desde Albert Einstein hasta otro reconocido diseñador, como lo es Karl Lagerfeld, pasando por los ya mencionados Herrera, Jobs y Zuckerberg se han unido a este grupo de personas selectas que tienen en común la genialidad y el éxito y, por lo mismo, este particular comportamiento, ha dado cabida a diversas investigaciones sobre este tipo de decisiones y la forma en que inciden en el rendimiento.

Cuando no debemos preocuparnos sobre cómo vestir, tenemos un factor menos de estrés en las horas más productivas del día y gastamos menos energía. Un guardarropa moderado exige menos tiempo de orden y limpieza, por tanto, tener menos cosas, pero de mejor calidad, evitar pensar en cientos de combinaciones de prendas, que casi siempre culminan en momentos de estrés.

Para algunos, ponerse el mismo traje todos los días proporciona un estatus de culto y genera estabilidad y confianza, mientras que para otros sólo supone gastar menos dinero en ropa.

Además, hay otros dos casos similares: el de una ejecutiva de publicidad y de un profesor secundario.

Mathilda Khan, directora de arte en una agencia neoyorquina, decidió dejar de pensar en qué ponerse cada día y se hizo un uniforme que ha llevado a trabajar desde hace tres años: camisa blanca, lazo negro y pantalón negro (o falda lápiz en verano).

Mathilda Khan

El profesor Dale Irbi notó que durante dos años seguido se había puesto el mismo chaleco para la foto del anuario, su mujer le animó a seguir haciéndolo y lo hace desde 1973.

Dale Irby

El caso de Ángela Merkel

La Primer Ministro de Alemania es famosa por utilizar el mismo traje pero de distintos colores y, por eso, en las redes hay cientos de imágenes de su paleta de colores.

Este es el llamado Pantone de Ángela Merkel

Pantone Ángela Merkel:

Comentar