Gobiernos y Finanzas Públicas

Gana CDMX por partida doble con polémicas fotomultas: más dinero y menos accidentes

10-05-2017 19:18

La recaudación por infracciones al reglamento de Tránsito aumentó 87% entre 2015 y 2016 debido a la implementación del sistema de fotomultas.

Los habitantes de la Ciudad de México ahora reciben sus multas en su domicilio. Agrandar
Los habitantes de la Ciudad de México ahora reciben sus multas en su domicilio.

No hay gobierno que le diga que no a 551 millones de pesos adicionales a su presupuesto anual.

Ese es precisamente uno de los beneficios que trajo consigo la implementación de las fotomultas en la Ciudad de México.

Los números dejan claro que son un buen negocio para el gobierno capitalino: por un lado, aumentan la recaudación y por otro, reducen los accidentes y muertes en las calles de la ciudad.

En 2015, el gobierno capitalino recibió 629 millones de pesos por concepto de multas a los automovilistas, un año más tarde la cifra se ubicó en mil 180 millones de pesos, un incremento de 87% según la información de la Cuenta Pública del Gobierno de la Ciudad de México que dio a conocer el 30 de abril de 2017.

En 2016 la administración capitalina obtuvo ingresos por 231mil 500 millones de pesos; es decir, que cincuenta centavos de cada cien pesos que recibió la administración local fue por multas de tránsito.

En enero de 2016 comenzó la aplicación de  fotomultas. Para este nuevo sistema el gobierno capitalino contrató a la empresa Autotraffic que instaló 52 equipos de videocámaras en 40 cruceros transitados para detectar violaciones al reglamento de Tránsito.

Las infracciones quedan captadas en  fotografías, las cuales, luego de ser evaluadas por la secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México, son enviadas al automovilista. Para garantizar el pago de las multas se mantiene la restricción de impedir la verificación vehicular a los coches que tengan adeudos.

 

En 2016 el gobierno de la Ciudad de México, recibió mil 180 millones de pesos por concepto de multas a los automovilistas.

 

El otro beneficio: menos tragedias de tránsito

Más allá del incremento en la recaudación, las fotomultas contribuyeron a evitar más tragedias. Entre 2015 y 2016 disminuyeron 16% los homicidios culposos por accidentes de tránsito, según lo dio a conocer el secretario de Seguridad Pública, Hiram Almeida, quien detalló que esta reducción significó 113 muertes menos.

Además, el número de accidentes en las zonas donde se instalaron los dispositivos de fotomultas se redujo  28% al pasar de 118 a 84 entre 2015 y 2016.

 

Te puede interesar: Fotomultas, efectivas para prevenir accidentes, pero deben modificar proceso de cobro: organizaciones, 28 de marzo de 2017.

 

“Indudablemente se ha ido cumpliendo el cometido que es reducir el número de personas muertas y  de lesionados graves por hechos de tránsito. El sistema de fotomultas inhibe estas conductas” declaró el subsecretario de Control de Tránsito de la Ciudad de México, Fernando Martínez Badilo.

Pero no sólo las autoridades destacaron los beneficios de las fotomultas; recientemente un grupo de Organizaciones No Gubernamentales (ONG) manifestaron su respaldo a este programa.

El uso de tecnología ayuda a controlar que los automovilistas no exceden el límite de velocidad, que respeten la luz roja, que no invadan el paso peatonal y las ciclovías, además de que evita que usen el celular mientras conducen, establece un documento firmado por 16 ONG entre las que destacan México Previene, Transita Segura, El Poder del Consumidor, Peatonito, Bicitekas, ITDP México, Céntrico y De Esquina a Esquina, entre otras.

“El exceso de velocidad es la primera causa de incidentes viales con 34% de los hechos de tránsito. Los percances viales son la primera causa de muerte en  niños de entre cinco y 14 años y la segunda de jóvenes de entre 15 a 29 años”, establece el documento.

 

El número de accidentes en las zonas donde se instalaron los dispositivos de fotomultas se redujo 28%.

 

Los abusos

La implementación de las fotomultas en la Ciudad de México no ha estado exenta de polémica.

En las primeras semanas del programa vino el primer cuestionamiento, pues el contrato con Autotraffic establece que la secretaría de Seguridad Pública local no pagará los costos de operación del sistema a cambio de que la empresa se quede con  44% de cada multa cobrada.

Además, se realizaron denuncias periodísticas que cuestionaron que se estableciera un mínimo de multas a aplicar entre los automovilistas, 8 mil 700 diariamente, pero según la autoridad capitalina no hay una cuota mínima de infracciones y la concesión a Autotraffic fue la manera de evitar que los costos del sistema fueran por cuenta de la administración local.

 

Te puede interesar: ¿Es posible reducir las muertes por accidentes de tránsito? En la CDMX creen que sí, 5 de mayo de 2017.

 

Los cuestionamientos apuntaban que el imponer una cuota a la empresa podría generar abusos por parte de las autoridades a la hora de imponer las sanciones.

Posteriormente, en marzo de 2017 un juez de distrito en materia administrativa declaró inconstitucionales a las fotomultas con el argumento de que la forma de cobrarse violaba el derecho de audiencia de los ciudadanos.

Uno de los argumentos del juez fue que las fotomultas no cuentan con un sistema efectivo de notificación que anticipe con tiempo suficiente a los multados para que puedan apelar antes de tener que pagarla.

La respuesta de las autoridades fue que adecuarían el procedimiento, pero que no iban a detener el programa debido a que evita accidentes y salva vidas.

El caso es que el programa sigue en pie con dos buenas noticias para el gobierno: hay menos accidentes y más dinero.

 

MÁS INFORMACIÓN: Cuenta Pública de la CDMX 2016, Secretaría de Finanzas, abril de 2017.

MÁS INFORMACIÓN: Imágenes y multas, Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México, abril de 2017.

MÁS INFORMACIÓN: Reglamento de Tránsito de la Ciudad de México, Secretaría de Seguridad Pública, 17 de agosto de 2015.

 

 

Comentar