Economía y Sistema Financiero

Programación en línea ¿amenaza para las cableras?

28-04-2017 17:50

Cada vez más gente contrata servicios como Netflix, Blim o Claro Video; las empresas de televisión restringida pierden un poco de terreno, pero se adaptan a las nuevas circunstancias

Al cierre de 2016 los servicios de programación en línea tenían 6.7 millones de suscriptores. Agrandar
Al cierre de 2016 los servicios de programación en línea tenían 6.7 millones de suscriptores.

Ver el programa que quieras, el día que quieras, a la hora que quieras es una oferta que no puedes rechazar.

Y sí, poder hacer un maratón para ver completa una serie de 13 capítulos en solo una noche, en lugar de ver un episodio y esperar una semana para tener la siguiente entrega, es un cambio de conducta que ha sido posible gracias a los servicios de programación en línea.

El capítulo inicial de esta historia se escribió en 2011 cuando llegó a México el primer servicio de programación en streaming o Over The Top (OTT, por sus siglas en inglés).

A partir de entonces tanto, el número de suscriptores como el número de empresas que ofrecen estos servicios ha crecido de manera constante.

En diciembre de 2016 los servicios OTT en México tenían registrados 6.7 millones de suscriptores, 2 millones más que en diciembre de 2015, según un estudio de la empresa de consultoría The Competitive Intelligence Unit (CIU).

 

Te puede interesar: Desesperada por retener a los Millennials, televisión mexicana clona contenidos web, 17 de octubre de 2016.

 

Esta cifra representa ya 24.3% del mercado de los servicios audiovisuales bajo suscripción en el país, dejando a la televisión por cable (como Izzi o Megacable, por ejemplo) con 31%, y la satelital (Sky o Dish), con 44.7%, según la consultora.

Hace dos años, la televisión por cable tenía 38.2% del mercado, y la satelital, 47%.

Es decir, el crecimiento de los servicios OTT va de la mano de la reducción en el mercado de los servicios de televisión restringida.

 

¿Complemento o sustituto?

Con poco más de un lustro en el mercado mexicano, aun es un poco temprano para saber si la gente cancelará su servicio de televisión satelital o por cable para quedarse únicamente con su proveedor de programación en línea.

Este tipo de servicios fueron creados como un desarrollo tecnológico complementario para la distribución de producciones cinematográficas o televisivas, pero actualmente ya son competencia de televisión restringida, según la empresa CIU.

 

Por el momento, la mayoría de los usuarios prefiere combinar el servicio de programación el línea con la televisión por cable o satelital.

 

Se estima que para 2020 la cantidad de personas que hayan contratado un servicio OTT sea de 17.2 millones, cifra ya muy cercana a los 20 millones que tiene actualmente la televisión restringida.

“La creciente preferencia y popularidad de los contenidos a través de plataformas OTT conlleva a que, en la actualidad, estos representen una opción que compite e incluso sustituye directamente a la televisión restringida para un segmento específico consumidores”, establece la consultoría, aunque aclara que se trata de un fenómeno que está ocurriendo en países como Estados Unidos, donde ya existe evidencia del retroceso en las suscripciones de TV de paga.

 

Te pude interesar: ¿Quién guía las decisiones de compra de los latinoamericanos?, 25 de abril de 2017

 

En México se vive una situación distinta: casi 9 de cada 10 suscriptores de televisión restringida estima que continuará pagando este servicio o incluso no descartan ampliar su paquete.

En contraste, sólo 5% de este sector está considerando cancelar su suscripción a la televisión de paga y quedarse sólo con la programación en línea.

 

La lucha por el suscriptor

Ante la amenaza para la televisión restringida que resulto ser la llegada de Nefilx a México en 2011, las empresas de televisión restringida -muchas de las cuales también ofrece el servicio de internet en los domicilios- se pusieron las pilas para evitar la fuga de suscriptores.

Así, la plataforma Claro Video se incorporó gratuitamente para los clientes de Infinitum de Telmex y una medida similar a la que adoptó Izzi con su servicio de Blim, aunque con un costo de 89 pesos mensuales,

Aun así, el usuario es quien tiene la última palabra y decidirá que proveedor de servicio OTT elije, ya que es la oferta de programación, más que el costo, el principal medio de competencia entre las empresas, por lo que el fan de series como House of Cards preferirá Neflix, pero si lo suyo son las telenovelas, se irá con Blim.

A finales de 2016, el mercado lo seguía dominando Netflix con 70.1% de las suscripciones, aunque destaca el crecimiento de Blim que en menos de un año de existencia (surgió en febrero de 2016) logró una participación de 17.5%, superando a Claro Video que cerró con 9.3%.

 

Te puede interesar: Y tú... ¿eres adicto a Netflix?, 10 de marzo de 2017. 

 

En cuanto a tarifas, Netflix tiene planes que van de los 99 a 159 pesos por mes, dependiendo del número de pantallas simultáneas que tengan acceso al catálogo; Blim cuesta 89 pesos para los suscriptores de Izzi y 109 para el resto, mientras que Claro Video es gratis para clientes de Infinitum, si no, la tarifa mensual es de 69 pesos.

 

Más televisiones, más plataformas

El ver películas, series, documentales, conciertos en el momento en que el usuario decida y no cuando las cableras los programen también cambió otros hábitos de consumo de los mexicanos, ya que, a pesar de que los servicios OTT brindan la facilidad de ver su programación tanto en computadoras, teléfonos móviles y televisiones inteligentes, son estas últimas las plataformas ideales para este medio.

Prueba de ello es que al cierre de 2015, solo 2% de quien tenía servicio de internet en su domicilio accedía a la red en su televisión inteligente, un año más tarde, el porcentaje aumentó a 25%, según los datos de las encuestas de usuarios de servicios de telecomunicación elaboradas por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

Otro dato relevante es que 4 de cada 10 hogares con servicio de internet, tienen contratado un servicio OTT, según la encuesta del IFT dada a conocer el miércoles 26 de abril.

Con todo esto, los teleadictos son los más beneficiado, ya con tantas opciones de televisión restringida como de programación en línea tienen un amplio menú para escoger, dependiendo de sus gustos, preferencia… y de su bolsillo.

 

MÁS INFORMACIÓN: Cuarta Encuesta 2016 de Usuarios de Servicios de Telecomunicaciones, Instituto Federal de Telecomunicaciones, 26 de abril de 2017.

MÁS INFORMACIÓN: Mercado de Contenidos Audiovisuales: Convergencia y Sustitución entre TV de Paga y OTT, The Competitive Intelligence Unit, diciembre de 2016.

MÁS INFORMACIÓN: ¿Sustitución o Complementariedad entre TV de Paga y OTT?, The Competitive Intelligence Unit, 27 de marzo de 2017

 

Comentar

Politica de comentarios

Todo el mundo es bienvenido y se le anima a hacer oír sus opiniones con independencia de su identidad, sus ideas políticas, su ideología, su religión o sus acuerdos con otros miembros de la comunidad o con el autor del artículo, siempre que esas opiniones sean respetuosas y aporten algo constructivo a la conversación. Con este espacio se busca establecer un diálogo de beneficio colectivo. No se permiten comentarios ofensivos o insultantes. Tampoco se permiten comentarios con publicidad o Spam. Se evitarán los ataques, las ofensas y los insultos directos o indirectos. Aquellos que de manera sistemática o intencionada envíen ese tipo de comentarios serán advertidos y, si es necesario, excluidos de la comunidad.