Economía y Sistema Financiero

Persiste riesgo de que el peso se deprecie más y eleve los precios, advierte Banco de México

13-04-2017 13:24

El peso se seguirá depreciando por la incertidumbre que existe respecto de cómo será la relación comercial entre México y Estados Unidos a corto plazo, dice la Junta de Gobierno.

 La consecuencia de la depreciación del peso será una disminución en el número de cosas que los ciudadanos pueden adquirir con sus ingresos porque los precios se elevarán. Agrandar
La consecuencia de la depreciación del peso será una disminución en el número de cosas que los ciudadanos pueden adquirir con sus ingresos porque los precios se elevarán.

2017 no será un buen año para despilfarrar el dinero.

Los cinco hombres que se dedican a cuidar el poder de compra de las familias han advertido que el peso mexicano se seguirá depreciando frente al dólar a lo largo del año y que ello traerá por consecuencia alzas en los precios, principalmente de alimentos.

“Si bien recientemente la cotización del peso frente al dólar ha mostrado una apreciación significativa, persiste el riesgo de que puedan elevarse aún más las expectativas de inflación como consecuencia de que la moneda nacional experimente nuevos episodios de depreciación,” explica la minuta de la reunión que sostuvo la Junta de Gobierno del Banco de México el 30 de marzo y que se dio a conocer el 12 de abril.

La moneda mexicana ha ganado 12% de valor frente al dólar o 2.6 pesos de enero a abril. El primer mes del año el tipo de cambio llegó a su nivel más alto desde que se tiene registro en 1991 con 21.38 pesos por dólar en promedio para apreciarse a 18.74 pesos por dólar en lo que va del cuarto mes.

La apreciación se debe en gran medida a que la secretaría de Hacienda mandató a la Comisión de Cambios realizar una venta de hasta 20 mil millones de dólares pagaderos en pesos, también a que distintos oficiales del gobierno estadounidense han mostrado un tono más conciliador respecto a cómo será la relación comercial de la nueva administración con México, entre otras, señaló la minuta.

Los expertos en el sistema financiero han confirmado la advertencia de la Junta de Gobierno liderada por Agustín Carstens. Para diciembre de 2017 la moneda nacional se habrá depreciado 7.6% o 1.56 pesos para quedar en 20.3 pesos por dólar, desde los 18.74 pesos en que se ubica actualmente, de acuerdo con los analistas que encuestó Citibanamex en marzo.

El peso seguirá depreciándose principalmente por la incertidumbre que existe respecto a cómo será la relación comercial entre México y Estados Unidos en el futuro, pues el Tratado de Libre Comercio de América del Norte será renegociado este año.

La consecuencia de la depreciación será una disminución en el poder de compra de los ciudadanos, es decir, será afectado el número de cosas que pueden adquirir con sus ingresos porque los precios se elevarán.

Cuatro miembros de la Junta de Gobierno -la mayoría- prevén que los precios continúen creciendo durante el año por la depreciación acumulada del peso y el impacto temporal que tendrá la liberación de los precios de la gasolina a nivel nacional.

La Junta se refiere a la depreciación mayor a 30% que ha sufrido la moneda nacional en los últimos dos años. A finales de 2014 el tipo de cambio se cotizaba en 13 pesos por dólar, pero el billete verde comenzó a ganarle terreno de manera sostenida y la tendencia se sostuvo hasta 2017.

La afectación del tipo de cambio en los precios puede manifestarse con un rezago, y aunque ya no se depreciara más el peso frente al dólar, la sola preocupación de cómo se comportará en el futuro podría hacer que crezcan los precios, aclaró uno de los miembros.

En marzo la tasa de inflación -que mide el alza de los precios- se ubicó en 5.35%, pero los especialistas esperen que a finales de año llegue hasta 5.56%, un nivel que no se veía desde la crisis que se desató en 2008.

Comentar

Politica de comentarios

Todo el mundo es bienvenido y se le anima a hacer oír sus opiniones con independencia de su identidad, sus ideas políticas, su ideología, su religión o sus acuerdos con otros miembros de la comunidad o con el autor del artículo, siempre que esas opiniones sean respetuosas y aporten algo constructivo a la conversación. Con este espacio se busca establecer un diálogo de beneficio colectivo. No se permiten comentarios ofensivos o insultantes. Tampoco se permiten comentarios con publicidad o Spam. Se evitarán los ataques, las ofensas y los insultos directos o indirectos. Aquellos que de manera sistemática o intencionada envíen ese tipo de comentarios serán advertidos y, si es necesario, excluidos de la comunidad.