Gobiernos y Finanzas Públicas

Caseros, los que más evaden impuestos en México

21-02-2017 18:01

El alquiler es un negocio rentable que se escapa de las manos del fisco mexicano, menos del 20% de las personas que rentan inmuebles paga los impuestos que les corresponden por ese ingreso.

México pierde 38% de los recursos potenciales que podría recaudar mediante el cobro de Impuesto sobre la Renta, los caseros, son sus principales evasores. Agrandar
México pierde 38% de los recursos potenciales que podría recaudar mediante el cobro de Impuesto sobre la Renta, los caseros, son sus principales evasores.

Los caseros son buenos para cobrar la renta, pero no para pagar sus impuestos.

De entre todas las personas que están obligadas a pagar impuestos sobre sus ingresos -por salario, trabajo independiente o renta de inmuebles- los caseros son los que más evaden el pago del Impuesto sobre la Renta (ISR) en México.

Menos del 20% de las personas que rentan inmuebles pagan los impuestos que les corresponden por ese ingreso, revela el documento “Evasión Tributaria en América Latina,” elaborado por Juan Carlos Gómez-Sabaíni y Dalmiro Morán para la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

A pesar de que la evasión de los caseros mexicanos ha disminuido, la cifra continúa siendo alta. En 2004 89% de quienes rentaban un inmueble no pagaban impuestos por ese ingreso y para 2012 la proporción era de 86%, según los datos más actuales disponibles citados por el organismo.

 

Te puede interesar: El fisco mexicano fomenta la desigualdad, 5 de octubre de 2016.

 

Los datos revelan que en México el arrendamiento es un negocio totalmente informal, es decir, donde ni los caseros se dan de alta ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT), ni los inquilinos exigen una factura por el servicio.

Los mexicanos tampoco tienen muchos incentivos para rentar una casa, por una parte comprar una vivienda es una idea arraigada culturalmente como lo muestran los datos, en México entre el 60% y el 70% de las personas viven en una casa o departamento propio.

Por otra parte la inversión en la renta de un inmueble para vivienda no es deducible de impuestos como si lo es en otros países.

El alquiler es un negocio rentable que se escapa de las manos del fisco, a ello se suman los nuevos modelos de negocio de alquiler que operan a través de la web como Airbnb, una plataforma que contacta a inquilinos con caseros en todo el mundo sin que los ingresos por ese intercambio sean registrados por los ojos del SAT.

En México como en América Latina la evasión es uno de los puntos débiles del sistema tributario, en 2015 equivalió a 340 mil millones de dólares sumando la evasión del Impuesto sobre la Renta y el Impuesto al Valor Agregado.

 

Te puede interesar: Gobierno exprimió a contribuyentes con ISR y sacó partida a depreciación del peso, 21 de febrero de 2017.

 

El país en concreto pierde 38% de los recursos potenciales que podría recaudar mediante el cobro de ISR. Después de los caseros, los trabajadores independientes son las que más evaden el pago de impuestos sobre sus ingresos, 83% del total.

Entre los empresarios la tasa de evasión de ISR es de 30% y los que menos tienen opciones para dejar de pagar son los trabajadores asalariados, cuya tasa de evasión es de 15%.

El fisco mexicano tiene en la recaudación de ISR por alquiler un recurso potencial que se le escurre entre las manos en un momento donde las arcas públicas tienen un hueco que cubrir ante la merma de lo que por décadas fue su principal ingreso, la venta de petróleo.

 

 

MÁS INFORMACIÓN: Evasión tributaria en América Latina, serie macroeconomía para el desarrollo, CEPAL, febrero 2016.

MÁS INFORMACIÓN: Estudio económico de América Latina y el Caribe: La agenda 2030 para el desarrollo sostenible y los desafíos del financiamiento  para el desarrollo, CEPAL, 2016.

Comentar

Politica de comentarios

Todo el mundo es bienvenido y se le anima a hacer oír sus opiniones con independencia de su identidad, sus ideas políticas, su ideología, su religión o sus acuerdos con otros miembros de la comunidad o con el autor del artículo, siempre que esas opiniones sean respetuosas y aporten algo constructivo a la conversación. Con este espacio se busca establecer un diálogo de beneficio colectivo. No se permiten comentarios ofensivos o insultantes. Tampoco se permiten comentarios con publicidad o Spam. Se evitarán los ataques, las ofensas y los insultos directos o indirectos. Aquellos que de manera sistemática o intencionada envíen ese tipo de comentarios serán advertidos y, si es necesario, excluidos de la comunidad.