Empresas y Empresarios

Microempresarios rehúyen al financiamiento formal para sobrevivir

02-02-2017 20:30

Solicitar un crédito bancario es casi la muerte para un micronegocio, pues implica someterse al escrutinio de un fisco y una carga impositiva que absorbe sus ganancias.

El 85% de los microempresarios del país opera al margen del sistema financiero, es decir, sin una cuenta bancaria y/o sin haber solicitado algún crédito. Agrandar
El 85% de los microempresarios del país opera al margen del sistema financiero, es decir, sin una cuenta bancaria y/o sin haber solicitado algún crédito.

Pedir un crédito bancario es lo mismo que matar a una microempresa.

Los propietarios de una pequeña tienda de abarrotes, una lonchería, un salón de belleza o cualquier otro negocio con menos de 10 empleados rehúyen al crédito bancario.

No sólo por las tasas de interés que tendrían que pagar, sino -principalmente- porque solicitarlo los desnudaría ante un fisco y una carga impositiva que absorbería sus ganancias, revela el documento “Promoción de finanzas incluyentes mediante prácticas innovadoras de la banca de desarrollo: El caso de las pymes en México,” elaborado por Ramón Leucona, consultor de la Unidad de Financiamiento para el Desarrollo de la División de Desarrollo Económico de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

El 85% de los microempresarios del país opera al margen del sistema financiero, es decir, sin una cuenta bancaria y/o sin haber solicitado algún crédito bancario. Las microempresas representan el 98% del total de las empresas en el país, alrededor de 3.9 millones de 4 millones totales.

México es el tercer país de América Latina que cobra la tasa tributaria más alta a las empresas, 51% como proporción de sus utilidades, por encima de la media de la región que es 47%.

Los microempresarios son incapaces de absorber una carga tributaria de esa proporción por varias razones, una de las principales es que tienen que competir con empresas de gran escala que los ponen en desventaja.

 

Te puede interesar: Registrar una propiedad, uno de los mayores obstáculos para las PYMES, 28 de octubre de 2015.

 

Mientras que cadenas como OXXO y 7Eleven venden millones de pesos diarios y surten su mercancía de venta a precios competitivos porque los adquieren al mayoreo, las tiendas de abarrotes venden al menudeo y adquieren sus bienes en mucho menor escala que los primeros, recibiendo precios menos competitivos.

“La exposición a la competencia internacional y la alta carga fiscal ponen en riesgo la supervivencia de las microempresas. La informalidad es una forma de subsistencia a su alcance. El modelo de operación empresarial basado en la informalidad hace conveniente la exclusión financiera voluntaria para evitar la identificación por los radares fiscales y de la contribución social,” explica Ramón Leucona.

La predominancia de microempresarios en la informalidad, es decir, operando lejos del sistema financiero formal, se vuelve un círculo vicioso para su propia inclusión, pues al ser reducida la base de empresas que pagan impuestos la recaudación a su vez es baja y ello imposibilita reducir las tasas tributarias.

 

Te puede interesar: Escacez de información restringe créditos a Pymes, grave problema dice Banxico, 24 de abril de 2015.

 

En este contexto se facilita entender porque el “no lo necesito” o “altos intereses” son las dos respuestas principales que ofrecen los microempresarios cuando se les cuestiona ¿por qué no cuentan con un crédito bancario?, de acuerdo con el Censo Económico 2014 del INEGI -el más reciente-.

 

A FONDO: Promoción de finanzas incluyentes mediante prácticas innovadores de la banca de desarrollo. El caso de las Pymes en México, Ramón Lecuona, CEPAL, Noviembre de 2016.

Comentar