Economía y Sistema Financiero

Víctimas de robo de identidad rehénes de una burocracia rebasada

04-01-2017 09:40

Durante el primer semestre de 2016 se registraron 32,700 reclamaciones por robo de identidad, la Condusef apenas atendió 3,620 durante el mismo periodo que representan 11% del total.

436 millones de pesos fueron reclamados a la banca comercial por robo de identidad durante el primer semestre de 2016. Agrandar
436 millones de pesos fueron reclamados a la banca comercial por robo de identidad durante el primer semestre de 2016.

A nadie le gusta que le llamen para cobrarle y mucho menos si el gasto reclamado lo hizo alguien más.

Ya sea por un crédito, por la apertura de una cuenta o la generación de tarjetas de crédito o débito no solicitadas, ser víctima de robo de identidad es ser también rehén de una burocracia rebasada.

Con 32,700 reclamaciones en el primer semestre de 2016 México ocupa el octavo lugar a nivel mundial en número de casos de robo de identidad, de acuerdo con datos del Banco de México.

Durante el mismo periodo se atendieron sólo el 11% de esas quejas. La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) atendió 3,620 de esas reclamaciones.

Las víctimas de robo de identidad tienen dos opciones igualmente engorrosas: reclamar directamente a la institución que les exigen el pago de un servicio no reconocido y denunciar ante la Condusef. 

Para la primera opción la odisea comienza con la notificación del adeudo al banco o entidad financiera que requiere el “pronto pago.”

En una llamada telefónica que puede llevar de 30 minutos a una hora la institución solicita los datos de identificación, bloquea la cuenta y otorga un folio que lo avala; después crea un folio más con la petición de aclaración, pero esta no se llevará a cabo a menos que se realice una denuncia ante el Ministerio Público, se tenga una copia de la declaración y dos de identificaciones oficiales y luego se envíen al banco vía electrónica.

Luego hay que esperar más de 15 días hábiles tras enviar la documentación y otro lapso de tiempo igual si su primer respuesta no satisface al demandante y decide apelar.

Mientras que las víctimas se enredan en largos procesos, parecería que los delincuentes que se dedican a robar la identidad no encuentran una motivación para dejar de hacerlo, pues tan sólo durante el primer semestre del año pasado 436 millones de pesos fueron reclamados a la banca comercial por ese delito, tres veces más de lo registrado durante el mismo periodo de 2015 de acuerdo con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

Banamex con 11,000 quejas y Santander con 6,890 fueron los bancos que recibieron más reclamaciones de los usuarios.

¿Y Condusef?

Si las víctimas del robo de identidad optan por denunciar vía la Condusef encuentran a una institución superada por las quejas, un sólo dato lo revela, el tiempo que tarda la gente en sus oficinas para hacer la denuncia es de aproximadamente de cinco horas.

Lo primero que le preguntan a las víctimas es si tenían anteriormente alguna relación con la institución que demanda el pago no reconocido. De ser afirmativo, el caso se resuelve como fraude; de lo contrario, comienza el protocolo llamado posible robo de identidad.

Ese protocolo consta de la revisión del buró de crédito donde la víctima identifica aquellos servicios que no reconoce, la Condusef alerta a las instituciones para que bloqueen las cuentas y eviten que alguien siga usurpando la identidad; luego el demandante elije la primera fecha de audiencia con las instituciones financieras para una conciliación, de acuerdo con los asesores suelen llevarse a cabo dos y pocos son los casos que llegan a juicio, pero la visita al Ministerio Público tras la denuncia ante la Condusef tambiés es obligatoria.  

De 2007 a 2016 la Procuraduría General de la República inició 4,059 averiguaciones previas relacionadas con robo de identidad de las cuales poco más de la mitad involucraron acciones penales.

El pasado 29 de noviembre de 2016 la Cámara de Diputados aprobó la adición de un artículo -el 430- al Código Penal Federal para sancionar la usurpación de identidad con una pena de uno a seis años de prisión y 400 a 600 días de multa. La modificación se encuentra en espera de ser ratificada por el Senado.

 

A FONDO: Alerta INAI de las distintas modalidades en el robo de identidad, INAI, 2017.

A FONDO: Quejas por robo de identidad, Buró de entidades financieras, Condusef.

MÁS INFORMACIÓN: Consejos de un hacker: ¿Usas una contraseña realmente segura?, 15 de febrero de 2016.

Comentar