Gobiernos y Finanzas Públicas

Fuerte caída en la satisfacción de los servicios que presta el IMSS

25-05-2016 14:22

El nivel de satisfacción pasó de 52.7% en 2013 a 38.8% en 2015, según una encuesta del INEGI. Solo 12.6% dice estar satisfecho con el nivel de saturación de los usuarios en clínicas y hospitales

La saturación percibida en el IMSS se da en momentos en que se invita a 7 millones de estudiantes a afiliarse al Instituto Agrandar
La saturación percibida en el IMSS se da en momentos en que se invita a 7 millones de estudiantes a afiliarse al Instituto

El nivel de satisfacción de los usuarios del Instituto Mexicano del Seguro Social, IMSS, es de solo 38.8%. Hace dos años, era de 52.7%.

El IMSS es la columna vertebral de la seguridad social del país y a ella están afiliados más de 18.2 millones de trabajadores que cubren a una población superior a los 60 millones de mexicanos, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Las cifras de la reciente encuesta Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental (ENCIG) del INEGI en relación a la satisfacción de los servicios públicos básicos y servicios públicos bajo demanda, ratifican que la aceptación de este servicio es más bajo, con relación a 2013.

En la encuesta bianual que elabora INEGI destaca la caída en el nivel de satisfacción en la inmediatez de la atención. Cayó de 55.8% a 43.3% entre 2013 y 2015. El nivel de equipamiento y la calidad de las instalaciones también se deterioró en la percepción de los usuarios. Su nivel de satisfacción pasó de 65.6% a 60.4% en los últimos dos años.

Un dato relevante de la encuesta es que solo el 12.6% de los entrevistados en 38 mil hogares de todo el país, entre el 3 de noviembre y el 15 de diciembre pasado, se dijo satisfecho con el nivel de saturación de usuarios en clínicas y hospitales.

La percepción generalizada de saturación de usuarios en clínicas y hospitales del IMSS -como lo corroboró la encuesta de INEGI- aunado a los problemas de infraestructura y equipamiento, llevó a la nueva administración que dirige Mikel Arriola a implementar medidas como el uso de quirófanos en fines de semanas, cuestión que no ocurría.

El gobierno federal y el IMSS han promovido intensamente en los últimos meses la afiliación al IMSS de estudiantes de escuelas públicas en todo el país, una población estimada en casi 7 millones de jóvenes, lo que ha llevado a los especialistas a cuestionar su viabilidad, tanto financiera como operativa; dada la situación del IMSS. La campaña ha sido interpretada como una de tantas con fines electoreros.

 

El transporte público, factor de fuerte insatisfacción

Entre otros datos contemplados en la encuesta del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), también se califica la baja aceptación que tienen los mexicanos del servicio de transporte público, policía, educación, alumbrado entre otros servicios.

Apuntan a que el nivel de satisfacción de las personas adultas acerca de los servicios públicos que reciben, bajó en distintos aspectos, de 49% de la población en 2013 a 43.5% en 2015, de acuerdo a la ENCIG.

Dicha calificación fue resultado de la caída generalizada en la satisfacción con casi todos los servicios públicos, tanto básicos como bajo demanda, que recibe la población del sector público y del sector privado.

Entre los servicios básicos destacó la reducción de la satisfacción en el periodo de referencia mencionado, el servicio de agua potable que pasó de 57.6%  a 51.7%. En parques y jardines públicos de 40.1% a 38%, recolección de basura de 67.3% a 61% y en lo que respecta a carreteras y autopistas de 48.4% a 31.6%.

Cabe destacar el tema del transporte público, que registró un bajo nivel de satisfacción de 28.9%, que por primera vez se midió en 2015.

 

MÁS INFORMACIÓN: Resultados de la tercera encuesta nacional de calidad e impacto gubernamental (encig) 2015, INEGI. 

A FONDO: La oferta del año: los estudiantes al IMSS. Columna de Samuel García en ArenaPublica.com publicada el 13 de mayo de 2016

Comentar

Politica de comentarios

Todo el mundo es bienvenido y se le anima a hacer oír sus opiniones con independencia de su identidad, sus ideas políticas, su ideología, su religión o sus acuerdos con otros miembros de la comunidad o con el autor del artículo, siempre que esas opiniones sean respetuosas y aporten algo constructivo a la conversación. Con este espacio se busca establecer un diálogo de beneficio colectivo. No se permiten comentarios ofensivos o insultantes. Tampoco se permiten comentarios con publicidad o Spam. Se evitarán los ataques, las ofensas y los insultos directos o indirectos. Aquellos que de manera sistemática o intencionada envíen ese tipo de comentarios serán advertidos y, si es necesario, excluidos de la comunidad.