Gobiernos y Finanzas Públicas

Más claridad y transparencia en el déficit fiscal del gobierno, pide Banamex Citi

Ernesto Revilla, director de Estudios Económicos del Grupo y ex economista en jefe del gobierno, calcula que el nuevo déficit sería de 2.7% para 2016. En un reporte especial se pide un mayor ajuste al gasto de los órganos autónomos.

16-05-2016 19:00 Por : Arena Pública
"México se encuentra ante una disyuntiva fundamental en materia fiscal. No en términos de convencerse sobre la gran importancia de contener la trayectoria de la deuda, sino en términos de su implementación"

El gobierno federal debe ser más claro y dar a conocer su nuevo objetivo de déficit fiscal para 2016 a fin de ganar en confianza sobre la implementación de la consolidación fiscal.

“Una mayor claridad y un nuevo objetivo específico para el déficit de este año, serían pasos importantes en la consolidación de la trayectoria fiscal en el país”, dice un reporte publicado por el área de Estudios Económicos del Grupo Financiero Banamex Citi.

Una de las preocupaciones que han mostrado los analistas e inversionistas sobre el desempeño de la economía mexicana, tiene que ver con el manejo de las finanzas públicas; en particular con la trayectoria de la deuda pública y del gasto público para lo que resta del año.

El gobierno se comprometió al inicio del año a alcanzar un déficit de 3.5% en 2016, sin embargo las acciones recientes del gobierno federal en torno a reducir la deuda y el gasto público no se han traducido en un nuevo compromiso sobre un menor déficit público.

El reporte especial de Banamex Citi señala la urgencia de que el gobierno clarifique y transparente su objetivo de déficit a fin de ganar en confianza.

“Aunque el gobierno no ha hecho público un nuevo nivel objetivo de déficit para 2016, consideramos que mantener el 3.5% conlleva algunas consideraciones: 1) un gasto significativamente mayor al originalmente planeado; y 2) una posible confusión en el uso final del remanente de operación de Banxico (dado que en este caso la deuda y los requerimientos financieros no presentarían una reducción)”.

Y añade el reporte: “México se encuentra ante una disyuntiva fundamental en materia fiscal. No en términos de convencerse sobre la gran importancia de contener la trayectoria de la deuda (dicha convicción está firmemente arraigada en el gobierno federal y en la mayor parte del espectro político) sino en términos de su implementación”

El reporte está firmado por Ernesto Revilla y Daniela Blancas. Revilla es el actual director de Estudios Económicos de Banamex Citi y hasta febrero del año pasado fue el Titular de la Unidad de Planeación Económica de la Secretaría de Hacienda de México. Revilla era el economista principal del gobierno federal.

El Reporte Especial titulado Las Finanzas Públicas Mexicanas: ¿Dónde Estamos y Hacia Dónde Queremos Ir?, advierte que “la magnitud requerida del ajuste del gasto (2.2% del PIB en el gasto programable ejercido en 2015 hacia la proyección de 2017 de la SHCP) no es imposible pero requerirá de un esfuerzo constante y de la vigilancia de todos los involucrados”.

Particularmente enfatiza en la necesidad de ajustar el gasto en los estados, municipios y en los órganos autónomos (incluyendo al legislativo y judicial) que “no han contribuido significativamente Legislativo y Judicial) no han contribuido significativamente a la reducción del gasto y necesitarán operar bajo las nuevas realidades de menores ingresos”. Precisamente en éstos últimos se ha cuestionado el escaso o nulo ajuste en sus gastos presupuestales.

Banamex Citi enfatiza en que éstas entidades “deberán ser más austeras y reconocer la importancia que tiene la contención del gasto para los fundamentales de México”.

“Con todos los esfuerzos anteriormente señalados, México seguirá siendo ‘la mejor casa en un mal vecindario’, diferenciándose aún más ante el complejo escenario económico internacional y reconstruyendo amortiguadores fiscales para que estén disponibles ante futuros episodios de volatilidad financiera”, señala el reporte de Estudios Económicos.

 

Nuevo déficit de 2.7% para 2016

Para el grupo financiero, con las medidas adoptadas por el gobierno federal en los primeros cuatro meses del año, el nuevo déficit fiscal para 2016 sería de 2.7% del PIB.

La cifra anterior surge tomando en cuenta el anunciado recorte de 0.7% del PIB el 17 de febrero pasado, el ingreso de 1.2% del PIB por el remanente de operación del Banco de México anunciado el 11 de abril; así como el ‘paquete de ayuda’ para Pemex dado a conocer el 13 de abril por el que se contempla un gasto adicional de 0.4% del PIB.

 

Cambios por “debajo del radar” en Pemex

Es interesante el apunte del Reporte sobre Pemex, la empresa petrolera estatal cuyas debilitadas finanzas han cuestionado las finanzas públicas del país, lo que llevó a que el 8 de febrero pasado el presidente Enrique Peña Nieto removiera al director general para designar a José Antonio González Anaya, quien dirigía el Instituto Mexicano del Seguro Social, IMSS.

“En nuestra opinión, el nuevo equipo está altamente capacitado para la tarea y muchos cambios están sucediendo por debajo del radar dadas las preferencias del nuevo Director de mostrar resultados más que hacer anuncios”, dice Banamex Citi, en un reporte con la firma de Ernesto Revilla.