Políticas públicas

Los mexicanos son los mayores consumidores de 'alimentos ultraprocesados' de AL

Consumen 212.2 kilogramos al año, solo por debajo de Estados Unidos, Canadá y Alemania, según un reporte de la Organización Panamericana de Salud que destaca los riesgos por el consumo de estos 'alimentos'

11-11-2015 13:04 Por : Arena Pública
La mayoría de los alimentos ultraprocesados contienen poco o ningún alimento natural
La mayoría de los alimentos ultraprocesados contienen poco o ningún alimento natural

Para el desayuno es probable que en la mesa haya un plato de cereal de caja, café y pan tostado, tal vez se ingiera un snack o unas galletas y un jugo de botella, camino al trabajo o al medio día en la escuela.

Probablemente a la hora de la comida se toma un refresco y se finaliza con un postre dulce. Más tarde, el antojo se traduce en comprar algún panquecito y para la cena no faltará alguna comida de fácil preparación, lista para entrar al microondas.

Este, que parece un menú típico de la vida urbana moderna, se ha generalizado en México. Y es que nuestro país es uno de los que mas consume alimentos procesados en el mundo, alimentos que son elaborados al agregar grasas, azucares, aceites, sal y otros ingredientes mínimamente procesados, para hacerlos mas duraderos y mas sabrosos.

Sin embargo, existe otro grupo de productos -los llamados 'ultraprocesados'- cuyo consumo se ha disparado en países como México.

Los ultraprocesados son formulaciones industriales elaboradas a partir de sustancias derivadas de alimentos o sintetizadas de otras fuentes orgánicas. Son inventos de la ciencia. La mayoría de estos productos contienen pocos alimentos enteros o ninguno.

 

 

'Alimentos' problemáticos

"Algunas sustancias empleadas para elaborar los productos ultraprocesados, como grasas, aceites, almidones y azúcar, derivan directamente de alimentos. Otras se obtienen mediante el procesamiento adicional de ciertos componentes alimentarios, como la hidrogenación de los aceites (que genera grasas transtóxicas), la hidrólisis de las proteínas y la “purificación” de los almidones.

Numéricamente, la gran mayoría de los ingredientes en la mayor parte de los productos ultraprocesados son aditivos (aglutinantes, cohesionantes, colorantes, edulcorantes, emulsificantes, espesantes, espumantes, estabilizadores, “mejoradores” sensoriales como aromatizantes y saborizantes, conservadores, saborizantes y solventes).

A los productos ultraprocesados a menudo se les da mayor volumen con aire o agua. Se les puede agregar micronutrientes sintéticos para “fortificarlos”, señala el reporte "Alimentos y bebidas ultraprocesadas en América Latina: Tendencias, efectos sobre la obesidad e implicaciones para las políticas públicas" publicado por la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud. 

Se consideran ultraprocesados a las bebidas gaseosas, golosinas dulces y saladas, cereales para el desayuno, helados, mermeladas, jaleas, papas fritas, pasteles empaquetados, galletas, jugos de frutas y verduras, bebidas deportivas y energizantes, café o té listos para beber, preparaciones lácteas complementarias, productos para untar, salsas y comidas listas para calentar en el microondas o platos reconstituidos a base de carne, pescado o pollo; productos 'saludables' o para adelgazar, entre tantos otros. 

"Estos alimentos son problemáticos para la salud humana por distintas razones: tienen una calidad nutricional muy mala y, por lo común, son extremadamente sabrosos, a veces hasta casi adictivos; imitan los alimentos y se los ve erróneamente como saludables; fomentan el consumo de snacks; se anuncian y comercializan de manera agresiva; y son cultural, social, económica y ambientalmente destructivos", señala el reporte.

Además de que en los medios de comunicación y presentaciones individuales se incluyen imágenes de frutas o verduras acompañando a los productos, vendiendo una imagen “natural y saludable”.

¿Pero cual es el riesgo de consumir semejantes y productos y como esta afectando a la población mexicana?

“Algunas publicaciones relevantes sobre este tema, en particular de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el World Cancer Research Fund […] concuerdan en que los factores más importantes que promueven el aumento de peso y la obesidad, así como las enfermedades no transmisibles (ENT) conexas, son:

a) el consumo elevado de productos de bajo valor nutricional y contenido alto de azúcar, grasa y sal […], como los “snacks” y la comida rápida salados o azucarados;

b) la ingesta habitual de bebidas azucaradas, y

c) la actividad física insuficiente”, señala el reporte de la Organización Panamericana de la Salud preparado por el Dr. Jean-Claude Moubarac, TRANSNUT, Centro Colaborador de la OMS sobre Cambios Nutricionales y Desarrollo, en la Universidad de Montreal (Canadá), y por el Núcleo de Investigaciones Epidemiológicas en Nutrición y Salud (NUPENS) de la Universidad de São Paulo, en Brasil.

También destruyen las costumbres y tradiciones alimenticias locales erosionando el tejido cultural e impactando económicamente a los mercados y negocios locales que dependen de la diversidad biológica y ofrecen productos nativos del lugar.

 

'Devoradores' de ultraprocesados

El informe abarca el periodo 2000-2013 y para este último año "con mucho, los mayores compradores de productos ultraprocesados estuvieron en Estados Unidos (con 307.2 kg per cápita por año, o casi 6 kg por semana), seguidos por Canadá (229.8 kg) y Alemania (218.5 kg).

En Europa occidental, las ventas en Francia (125.4 kg) y en Italia (113.3 kg) fueron mucho más bajas que en Alemania (218.5 kg), Bélgica (210 kg) y el Reino Unido (201.1 kg).

En el sur mundial, solo se observaron altas ventas anuales per cápita de productos ultraprocesados (más de 150 kg) en los países de mayores ingresos de América Latina (México, 212.2 kg; Chile, 201.9 kg; y Argentina, 185 kg)", especifica el informe.

Si bien los países más desarrollados son los principales consumidores de productos ultraprocesados en el mundo, son los países emergentes los que muestran las mayores tasas de crecimiento en el periodo de 2000 a 2013. 

Una de las conclusiones más importantes del informe es que la adopción de políticas de desregulación de mercados y medidas fiscales que favorecen a las grandes transnacionales alimentarias, incrementó la producción, las ventas y el consumo de productos ultraprocesados.

"Existe una relación proporcional: a mayor desregulación mayores son las ventas per cápita de productos ultraprocesados", aunque la urbanización y el crecimiento de los ingresos en las poblaciones de los países emergentes han favorecido el consumo de estos productos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) recomiendan impulsar programas de alimentación saludable para revertir la epidemia de obesidad en América Latina y México, como consecuencia del incremento en el consumo de este tipo de productos en la dieta diaria de la población.

Proponen, entre otras medidas, reducir el consumo de ultraprocesados mediante regulaciones y prohibir la publicidad dirigida a niños y jóvenes que fomente su consumo; así como desarrollar oportunidades de mercado que favorezcan la disponibilidad de alimentos naturales y/o mínimamente procesados que fomenten y complementen hábitos saludables entre la población.

 

A FONDO: Alimentos y bebidas ultraprocesados en América Latina: tendencias, efecto sobre la obesidad e implicaciones para las políticas públicas.