Economía y Sistema Financiero

Los salarios contractuales y la inflación

14-02-2014 09:40

Nunca como este año, las negociaciones para acordar incrementos salariales vía sindicatos y contratos colectivos de trabajo -tanto en el sector público como en el privado- se habían puesto a prueba.

Tradicionalmente, las alzas a los sueldos de centrales obreras o sindicatos habían estado por encima de los empleados no afiliados. Agrandar
Tradicionalmente, las alzas a los sueldos de centrales obreras o sindicatos habían estado por encima de los empleados no afiliados.

Tradicionalmente -sin tomar en cuenta prestaciones- las alzas a los sueldos de los agremiados a centrales obreras o a sindicatos -como el del IMSS, UNAM o Pemex- habían estado por encima de los incrementos que se otorgaban a los empleados no afiliados. Además, gracias a las prestaciones (que hasta hace algunos meses tenían un mayor espectro de deducibilidad) la compensación era mayor.

Pero este año, gracias al impacto que generó el alza en combustibles y la reforma fiscal, los salarios contractuales perdieron poco más de 0.52%, en términos reales.

Desde 2010, según datos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) a cargo de Alfonso Navarrete Prida, no se presentaba esta situación.

En enero los salarios que se acordaron en los contratos colectivos de trabajo pierden 0.52% cuando la tasa de inflación superó las expectativas más pesimistas. Este año se prevé que las negociaciones de los nuevos contratos colectivos se presenten cuesta arriba; los dirigentes no podrán alcanzar porcentajes más allá de la inflación, las prestaciones serán menos y los emplazamientos a huelga no serían extraños como una forma de presión porque el poder adquisitivo de estos trabajadores también se ha visto afectado por las alzas en transporte y alimentos básicos.

Pemex no negociará este año su contrato bianual pero sí se espera la renovación de las condiciones y acuerdos de trabajo para universidades públicas. Todo un reto.

 

A FONDO: Revise aquí más estadísticas de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

Comentar

Politica de comentarios

Todo el mundo es bienvenido y se le anima a hacer oír sus opiniones con independencia de su identidad, sus ideas políticas, su ideología, su religión o sus acuerdos con otros miembros de la comunidad o con el autor del artículo, siempre que esas opiniones sean respetuosas y aporten algo constructivo a la conversación. Con este espacio se busca establecer un diálogo de beneficio colectivo. No se permiten comentarios ofensivos o insultantes. Tampoco se permiten comentarios con publicidad o Spam. Se evitarán los ataques, las ofensas y los insultos directos o indirectos. Aquellos que de manera sistemática o intencionada envíen ese tipo de comentarios serán advertidos y, si es necesario, excluidos de la comunidad.