Energía e Infraestructura

¿Por qué la CDMX está condenada a las inundaciones?

Construída sobre un lago la CDMX está condenada a las inundaciones, sin importar que nadie tire basura en las calles.

11-07-2018 06:00 Por : Arena Pública
Aunque el gobierno responsabiliza a la basura del 50% de las inundaciones, para Luis Zambrano, investigador de la UNAM, eso es un poco irrelevante.
Aunque el gobierno responsabiliza a la basura del 50% de las inundaciones, para Luis Zambrano, investigador de la UNAM, eso es un poco irrelevante.

“Mi ciudad es chinampa en un lago escondido” relata una canción de Luis Miguel, que más que una tonada pegajosa, relata el destino al que está atado la capital de México.

Como cada año, entre junio y agosto llegan las lluvias a la Ciudad de México y con ellas las inundaciones, dejando a quien esté fuera de su casa sin la capacidad de regresar a su hogar.

“No hay forma de evitar las inundaciones en la ciudad”, sentencia en un artículo Luis Zambrano, investigador del Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

 

Te puede interesar: Ciudad de México, entre la escasez de agua y las inundaciones: La gestación de una crisis, 21 de junio del 2018

 

Las grandes inundaciones que afectan la vida y el patrimonio de las personas en la CDMX tienen una conexión con la ubicación y altura del terreno de la misma ciudad, no con la basura, según un artículo publicado por él este año en la revista científica Ambio.

El gobierno ha responsabilizado a los mismos ciudadanos por tirar basura en la calle y tapar las coladeras, sin embargo, el también miembro del Sistema Nacional de Investigadores tiene una opinión distinta.

Al hacer campañas pidiéndole a la ciudadanía no tirar basura, “el gobierno está trasladando su responsabilidad de evitar inundaciones a la ciudadanía, ahora ella es la culpable de inundarse por tirar basura”, en opinión de Zambrano.

Según el gobierno, la basura causa el 50% de las inundaciones

Campaña de la Secretaría de Gobernación para evitar inundaciones

De acuerdo con el gobierno, 50% de los encharcamientos (inundaciones) son causados por la basura que se tira en las calles.

Con ayuda del Laboratorio de Restauración Ecológica de la UNAM, Luis Zambrano, Rodrigo Pacheco Muñoz y Tania Fernández realizaron un análisis geográfico para determinar si la basura que se tira en la calle y bloquea las coladeras era un factor en las inundaciones.

Su conclusión: La basura sí es un factor en la formación de pequeñas anegaciones, pero no está relacionada con las grandes inundaciones, las cuales tienen más relación con la geografía de la misma ciudad.

Además, irónicamente las inundaciones son más severas por la necesidad de agua en la misma capital.

 

Te puede interesar: ¡Ni modo AMLO! Más subsidios a gasolina en 2019 y los precios seguirán al alza, 10 de julio del 2018

 

El acuífero se ha sobreexplotado generando que la tierra sobre la que está construida la ciudad se hunda año con año, afectando el mismo drenaje encargado de sacar el agua de la que alguna vez fue la capital del imperio Azteca.

De acuerdo con lo escrito por Zambrano, hace más de 100 años, en 1910, el drenaje profundo de la ciudad tenía una pendiente de 19 cm por cada kilómetro, lo que ayudaba a desahogar la ciudad de manera natural.

Sin embargo, para 1992 el hundimiento dejó sin pendiente al drenaje, lo que provocó que se tuviera que bombear el agua para sacarla del valle. Según el investigador, hasta hace unos años se calculó que “la energía para este bombeo era equivalente a lo que necesita una ciudad de un millón de personas”.

Los meses de junio, julio y agosto son los meses en los que más llueve en el país de acuerdo con la Comisión Nacional de Agua (Conagua) y la capital no es inmune a esto.

Lluvias e inundaciones

Comparativo de precipitación acumulada entre enero y agosto del 2017 Fuente: Conagua

Desde el 2008 se construye el Túnel Emisor Oriente, un drenaje de 62 kilómetros de longitud colocado a más de 100 metros de profundidad que promete acabar de una vez por todas con la problemática de las inundaciones.

No obstante, Zambrano asegura que debido a las condiciones geográficas de la ciudad, no hay sistema de drenaje que aguante una lluvia de más de 36 mm en hora y media. Ni si quiera el Túnel Emisor Oriente.

Túnel Emisor Oriente

Probablemente la solución para las inundaciones a largo plazo, en lo que alguna vez fue la gran Tenochtitlan, tenga que ver más con aprovechar el agua de lluvia que con construir obras faraónicas.

De lo que llueve al año únicamente 16% se infiltra al acuífero o llega a los ríos, lo demás se evapora o se pierde en el drenaje. Aprovechar de mejor manera los recursos que la misma naturaleza brinda no solo recargarían el acuífero brindando de agua a los habitantes, también se evitarían los hundimientos que, como circulo vicioso, promueven las inundaciones

 

MÁS INFORMACIÓN: Influence of solid waste and topography on urban floods: The case of Mexico City, Luis Zambrano, Rodrigo Pacheco- Muñoz y Tania Fernández, 24 de febrero del 2018