Tecnologías y Educación

Ciudadanía a cambio de medallas: El mercado de los atletas olímpicos en PyeongChang 2018

15-02-2018 16:20

En el mercado global de atletas olímpicos hay países que ofrecen ciudadanía y beneficios económicos a cambio de representación en competencias internacionales

El estadounidense Mike Testwuide jugará para el equipo de hockey de Corea del Sur en estas olimpiadas invernales. Agrandar
El estadounidense Mike Testwuide jugará para el equipo de hockey de Corea del Sur en estas olimpiadas invernales.

Ruth Jebet, una keniana de apenas 20 años, se encontraba de pie sobre el podio de medallistas el 15 de agosto de 2016.

Era la segunda semana de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, y Jebet acababa de ganar el oro en la carrera de obstáculos de 3 mil metros femenil.

El himno nacional que sonó durante la premiación, sin embargo, no era el de su natal Kenia, sino el de Baréin, una pequeña isla al este de Arabia Suadita.

Jebet competía para Beréin desde 2013, según lo anuncio la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF por sus siglas en inglés). Había adquirido la ciudadanía, y ahora le otorgaba a la isla el primer oro olímpico de su historia.

 

Te puede interesar: Corea del Norte y del Sur liman asperezas y desfilan como un solo país en Olimpiadas de Invierno #Pyeongchang, 9 de febrero de 2018

 

El caso de Jebet en Río no es excepcional. De los 92 países que compiten en Juegos Olímpicos de Invierno Pyeongchang 2018, 12 están representados únicamente por atletas no-nativos, entre ellos Moroco, Kosovo y Nigeria, según datos de la firma de movilidad global CapRelo.

El mismo anfitrión de los juegos, Corea del Sur, es el que cuenta con la mayor cantidad de atletas no-nativos compitiendo en su nombre: 18, de los cuales siete fueron incorporados al equipo de hockey sobre hielo, de acuerdo con la firma.

Y de los cuatro atletas enviados por México a Pyeongchang, tres cuentan con ciudadanía doble, ya sea mexicano-estadounidense o mexicano-canadiense. El único que es ciudadano mexicano lleva 10 años viviendo en Estados Unidos.

 

Los atletas no siempre portanlos colores de su país de origen

 

Podría parecer que estos países están aprovechando lagunas en el reglamento olímpico, pero no.

La Carta Olímpica, donde quedan de manifiesto la reglamentación para organizar y participar en los Juegos Olímpicos, señala que los atletas con más de una nacionalidad pueden competir para el país de origen que gusten, siempre y cuando lo hagan tres años después de haber representado al país anterior en competencias regionales o internacionales.

La misma regla aplica para atletas que acaban de cambiar de nacionalidad o adquirido una nueva, y es ahí donde surgen las controversias.

 

El uso de nacionalidades dobles en competencias olímpicas no siempre es bien visto

 

Existe la preocupación de que haya surgido un mercado global de atletas olímpicos, donde países que quieren aumentar sus posibilidades de ganar ofrecen la ciudadanía y beneficios económicos a cambio de ser representados en la arena global del deporte.

Catar, por ejemplo, naturalizó en el 2000 a ocho levantadores de pesas búlgaros a cambio de ciudadanía y poco más de 1 millón de dólares, según un reporte de la revista Foreign Policy.

Azerbaiyán llevó 56 atletas a los Juegos Olímpicos de Londres 2012, 35 de los cuáles eran extranjeros naturalizados, de acuerdo con reportes de la revista The Atlantic.

 

Te puede interesar: 5 deportistas de élite que fueron víctimas del abuso de poder, 1 de febrero de 2018

 

El movimiento de atletas de un país a otro ha sido tal que el presidente de la IAAF, Sebastián Coe, canceló en febrero de 2017 la recepción de solicitudes de “transferencia de lealtad”, un trámite que los competidores de atletismo hacen frente la asociación cuando quieren representar a un país del que no son originarios.

Entre 2014 y 2017, la IAAF registró 233 transferencias de lealtad, la mayoría de parte de atletas africanos, una de las razones que Coe citó para el paro a la recepción de solicitudes.

Esto se ha vuelto una práctica bastante común entre países pequeños como Catar, Beréin y Azerbaiyán, señala el reporte de Foreign Policy. Otros países, sin embargo, se encuentran en la situación opuesta.

 

A veces otros países pueden ser la oportunidad de un atleta para competir a nivel olímpico

 

Un ejemplo es China, cuyos atletas están dispersos por todo el globo. Sólo en el ámbito del tenis de mesa, 91 atletas de origen chino han competido en representación de otros países entre1986 y 2015, según datos del portal OlympStats.

El análisis del portal atribuye esta diáspora de tenistas de mesa chinos a la feroz competencia dentro de su propio país. Como no todos los tenistas pueden entrar al equipo olímpico chino, los que sobran buscan oportunidades en otros países.

Y estos países tienen buenas razones para aceptarlos. El porcentaje de medallistas olímpicos de origen no-nativo se ha mantenido entre 5% y 7% desde el año 2000, según una investigación publicada en la revista especializada International Journal of Sports Policy.

Sin embargo, cuando un deportista deja su tierra para competir en representación de otro país, sus compatriotas no siempre lo ven con buenos ojos.

 

Te puede interesar: Campeona mundial de gimnasia denuncia abusos de exmédico olímpico de EU, 15 de enero de 2018

 

Ruth Jebet fue fuertemente criticada por usuarios de redes en Kenia por haber participado y ganado el oro para Beréin, reportó CNN.

El representante de Jebet, Gregory Kilonzo, la defendió en una entrevista para el noticiero, asegurando que el caso de Jebet no era una cuestión de compra de talento, sino de una atleta buscando oportunidades fuera de su país, donde no todos pueden ir a las olimpiadas.

Además, añadió, el dinero que recibieron otros medallistas de oro kenianos no se compara con el que le otorgaron a Jebet.

David Rudisha, por ejemplo, recibió 1 millón de chelines kenianos (alrededor de 180 mil pesos) por ganar el oro para Kenia en la carrera de 800 metros en Río de Janeiro 2016.

Jebet, en cambio, recibió 52 millones de chelines kenianos (9.5 millones de pesos) por haber llevado el oro a su nuevo país.

 

MÁS INFORMACIÓN: Can Olympic Athletes Change the Country They Represent?, CapRelo, 9 de febrero de 2018

MÁS INFORMACIÓN: IAAF Freezes Transfer of Allegiance Process, IAAF, 6 de febrero de 2017

MÁS INFORMACIÓN: Why some olympians compete against their home country, The Atlantic, 6 de agosto de 2016

MÁS INFORMACIÓN: Carpetbaggint the Olympics, Foreign Policy, 4 de febrero de 2014 

MÁS INFORMACIÓN: One in every five table tennis olympians is Chinese, OlympStats, 25 de abril de 2015

MÁS INFORMACIÓN: Investigating the global productivity effects of highly skilled labour migration: how immigrant athletes impact Olympic medal counts, International Journal of Sports Policy and Politics, 30 de abril de 2014

 

Comentar