Economía y Sistema Financiero

Banco de México reconoce y corrige: La inflación regresará a 3%... pero hasta 2019

Las presiones sobre la inflación se han exacerbado de tal manera que la Junta de Gobierno tuvo que aceptar que convergerá a su meta en 2019 y no en 2018 como lo habían asegurado antes.

14-12-2017 13:15 Por : Arena Pública
En la primera reunión de política monetaria que lidera Díaz de León la tasa de interés de referencia se incrementó a 7.5%.
En la primera reunión de política monetaria que lidera Díaz de León la tasa de interés de referencia se incrementó a 7.5%.

La Junta de Gobierno está presionada.

En la última reunión de política monetaria de 2017 sus integrantes decidieron elevar la tasa de interés de referencia en 25 puntos, del 7% vigente desde junio, a 7.25%.

La decisión no fue unánime, en la primera reunión liderada por el recién nombrado gobernador, Alejandro Díaz de León, el incremento fue aprobado por la mayoría, tres o cuatro de los cinco miembros.

El disidente opinaba que lo mejor hubiera sido elevar la tasa en 50 puntos.

La división también estuvo presente entre los analistas, 17 de los 31 encuestados por Reuters opinó que la Junta sí elevaría la tasa, el resto que la dejaría sin cambios.

Los responsables de salvaguardar el poder de compra de los mexicanos tuvieron dos fuertes presiones para decidir en ese sentido, el incremento en 0.25 puntos de la tasa de fondeo de Estados Unidos por parte de la Reserva Federal que ocurrió el 13 de diciembre.

Y el alza de precios que amenaza con incrementos aún mayores. La inflación volvió a subir de nivel en noviembre a una tasa de 6.6%, luego de que en septiembre y octubre disminuyera ligeramente a una tasa de 6.3%.

 

La inflación se ubica 3.6 puntos por arriba de la meta de 3% que se impuso el banco central para salvaguardar el poder de compra, el 6.6% es la tasa más alta de los últimos 16 años.

 

Las presiones de la inflación al alza se han exacerbado de tal forma que a la Junta de Gobierno no le quedó de otra que retractarse.

En reuniones pasadas aseguraron que en agosto de 2017 la inflación había llegado a su punto máximo con una tasa de 6.6% y a partir de entonces comenzaría una trayectoria a la baja para llegar a la meta de 3% en diciembre de 2018.

 

Te puede interesar: FED, TLCAN y elecciones arrebatan estabilidad a peso, se deprecia 8% en un mes, 16 de octubre de 2017.

 

Pero en la reunión del 14 de diciembre dijeron “se prevé que la convergencia al objetivo de 3% sea más lenta que la que se anticipaba”.

En diciembre de 2018 la inflación alcanzará niveles “cercanos al objetivo” y será hasta 2019 cuando llegará a la meta, señalaron los miembros de la Junta, aunque no especificaron si a inicios, mediados o finales de ese año.

Esto siempre y cuando no vuelvan a incrementarse los precios de los energéticos, como la gasolina o el gas; el tipo de cambio tenga un comportamiento ordenado y no haya presiones del mercado laboral, advirtieron.

Tan solo para el cierre de 2017 analistas como Gabriela Siller del banco BASE, estiman que la inflación alcanzará una tasa de 6.75%.

La inflación disminuirá hasta la tasa meta del Banco de México de 3% hasta 2019, no en 2018 como lo habían asegurado antes.

 

La inflación corre el riesgo de no llegar a su meta de 3% en 2019 si se materializan tres escenarios. Primero, que el peso continúe depreciándose frente al dólar como consecuencia de que las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) le sean desfavorables a México.

Actualmente el tipo de cambio se cotiza en 19.1 pesos por dólar y la depreciación no cederá de acuerdo con el mercado de futuros de Chicago, donde se estima que se cotizará en 19.4 pesos por dólar en marzo de 2018.

Los otros riesgos son que los mercados tengan una reacción adversa a la política fiscal y monetaria de Estados Unidos o al proceso electoral que México tendrá en 2018.

 

Te puede interesar: Banxico daña colateralmente a empresarios con alza de tasa de interés, 16 de octubre de 2017.

 

El alza de 10% que tuvo el salario mínimo al pasar de 80.04 pesos a 88.36 a partir de diciembre de 2017 es otro factor que podría afectar el ritmo de disminución de la inflación, según la Junta de Gobierno.

“Ante la intensificación de los riesgos que pudieran afectar la inflación la Junta estará vigilante y, en caso de ser necesario, tomará las acciones correspondientes tan pronto como se requiera, para asegurar que se mantenga una postura monetaria que fortalezca el anclaje de las expectativas de inflación de mediano y largo plazo y logre la convergencia de esta a su objetivo”, concluyeron los miembros de la Junta.

 

MÁS INFORMACIÓN: Anuncio de política monetaria, Banco de México, 14 de diciembre de 2017.