Políticas públicas

Siete de cada 10 oaxaqueños viven en pobreza con todo y que el 98% trabaja

La gran mayoría de oaxaqueños laboran en la informalidad, ocho de cada 10 para ser exactos, lo cual los aleja todavía más de la posibilidad de salir de la pobreza.

01-11-2018 08:30 Por : Arena Pública

“Echarle ganas” en México no es suficiente para salir de la pobreza, especialmente en el estado de Oaxaca.

A pesar de contar con una tasa de desocupación del 1.7% -la segunda más baja del país- la situación económica de la entidad al sur de México es precaria. De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), 70% de los habitantes en Oaxaca viven en pobreza. 

La necesidad es tal, que los ciudadanos oaxaqueños no se pueden “dar el lujo” de estar desempleados, lo que explica la baja tasa de desocupación, según el economista Jonathan Heath, candidato de Obrador a ocupar un asiendo en la Junta de Gobierno del Banco de México. 
 

En total, son 2 millones 847 mil los oaxaqueños en situación de pobreza, de los cuales 1 millón 87 mil se encuentran en pobreza extrema. En pocas palabras, uno de cada cuatro habitantes del estado vive en pobreza extrema. 

Para el Coneval, una persona se encuentra en situación de pobreza extrema cuando su ingreso se encuentra por debajo de la línea de bienestar mínimo y además tiene tres o más carencias de las siguientes seis: rezago educativo, acceso a servicios de salud, acceso a la seguridad social, calidad y espacios de la vivienda, servicios básicos en la vivienda y acceso a la alimentación

A septiembre de 2018, la línea de bienestar mínimo en zonas urbanas era de mil 522 pesos al mes, y para el campo es de mil 77 pesos. Según la institución, las personas en esta situación disponen de un ingreso tan bajo que, aun si lo dedicase por completo a la adquisición de alimentos, no podría adquirir los nutrientes necesarios para tener una vida sana.

 

Te puede interesar: Senado ordena publicación de Ley que acaba con pensiones a expresidentes, 31 de octubre de 2018

 

En México, la movilidad social es prácticamente nula, si naces rico mueres rico y si naces pobre mueres pobre, de acuerdo con el Informe de Desigualdades en México 2018, elaborado por el Colegio de México, el cual reporta que de cada 100 personas que nacen en la pobreza, únicamente dos podrán llegar a ser ricos en su vida adulta.

Tres de cada 10 personas ocupadas en el estado de Oaxaca reportan ingresos de hasta un salario mínimo, lo cual es el doble que el promedio nacional de 16%. Baja California y Aguascalientes son las entidades con menor porcentaje de personas ocupadas ganando hasta un salario mínimo con 6.6% y 7.7%, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía. 

En el otro lado de la moneda, tan solo 1% de la población ocupada en Oaxaca tiene un ingreso superior a los cinco salarios mínimos, cuatro veces por debajo del promedio nacional. En este rubro Baja California también encabeza el país al reportar que 14% de su población gana más de cinco salarios mínimos. 

 

La gran mayoría de oaxaqueños laboran en la informalidad, ocho de cada 10 para ser exactos, lo cual los aleja todavía más de la posibilidad de salir de la pobreza al encontrarse fuera de esquemas que contemplan prestaciones como jubilación o acceso a instituciones de salud. 

Aunque dadas las condiciones laborales y el poco apego a la legalidad, el trabajar de manera formal no asegura contar con prestaciones. Según el Inegi, el 84% de los oaxaqueños no tienen acceso a una institución de salud.

Bajo el lema clásico de Andrés Manuel López Obrador: “por el bien de todos, primero los pobres”, el nuevo gobierno federal encabezado por el exjefe de gobierno de la Ciudad de México tendrá el reto de disminuir la población en pobreza en los estados del sur. 

De acuerdo con la propuesta de Obrador para la Secretaría del Trabajo, Luisa María Alcalde, el salario mínimo aumentará gradualmente en los seis años de gobierno para quedar en 176 pesos diarios, lo doble del actual, sin embargo, debido a la alta tasa de informalidad en Oaxaca, puede que esta medida sea irrelevante para solucionar el problema de la pobreza. 

MÁS INFORMACIÓN: Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social