Finanzas

Los beneficios de las parejas DINK (Double Income No Kids)

Un mejor estado socioeconómico, una educación más alta e incluso una carrera profesional más gratificante son algunos de los beneficios de las parejas DINK.

16-11-2018 11:03 Por : Arena Pública
Usualmente las parejas DINK tienen objetivos con mayor potencial personal que el convertirse en padres.
Usualmente las parejas DINK tienen objetivos con mayor potencial personal que el convertirse en padres.

El refrán dice que "donde comen dos, comen tres", pero en una visión literal, la cantidad que iban a comer los primeros dos no será la misma que con el recién llegado, así se puede ejemplificar uno de los grandes beneficios de las parejas DINK (Doble Ingresos Ningún Hijo). 

Independientemente si el motivo de permanecer sin hijos fue una decisión propia o situacional, estas parejas tienen el gran beneficio económico de que todo lo ganan será gastando en su propio beneficio. 

Principalmente, los costos de tener y criar a un bebé son eliminados de sus planes económicos. Para darse una idea de lo que esto significa, el precio de un ultrasonido obstétrico puede llegar a costar alrededor de 530 pesos lo que se traduce en un gasto de 4 mil 770 en los nueve meses. 

A este gasto después se suma un parto que oscila entre los 15 mil y 30 mil pesos o una cesaría con un valor de entre 20 mil y 47 mil pesos según datos de la Condusef.

Hasta aquí ya hay un gasto que puede ir entre los 20 mil pesos hasta los 52 mil pesos, que no incluye consultas y medicinas prenatales y ropa de maternidad. 

Una vez que nace el bebé las familias destinan alrededor de 26% de sus ingresos para mantenerlo, una proporción que mientras pasa el tiempo se va incrementando hasta que sale de casa, de acuerdo con una investigación de Profeco de 2006, en donde no se incluye gasto por guarderías en los primeros años.

Mientras que las parejas con doble ingreso y con hijos se vuelven el mercado objetivo de las empresas de juguetes, ropa para niños y aquellas dedicadas a la educación, los DINK son objeto de deseo todas aquellas dedicadas al lujo y los viajes, de acuerdo con Investopedia.

El eliminar los costos que representa un hijo no solo resultan ser un beneficio económico para las parejas, para unos es un plan de vida emocional y profesional pues si bien actualmente no tienen hijos, algunas de ellos no los tienen totalmente fuera de sus planes. 

Una serie de entrevistas a parejas DINK por la Universidad Estatal de Georgia en 2012 presenta un acercamiento mayor a parejas que durante el proceso de estudio decidieron tener hijos, donde se pueden leer comentarios como “Realmente disfrute tener ese ingreso extra, tener todo el tiempo del mundo para consentirnos a nosotros mismos, pero estoy lista para comenzar una familia”. 

Desde el punto de vista de la mujeres, el retraso de la maternidad también representa un beneficio profesional. 

En Estados Unidos las mujeres con un grado escolar universitario suelen tener hijos siete años más tarde que aquellas que no lo tienen y durante ese tiempo aprovechan para tener mayores grados académicos, construir su carrera y aumentar sus ingresos, presentó un estudio del New York Times dirigido en 2018 por la economista Caitlin Myers especialista en política reproductiva. 

Edad de las madres primerizas en EU en 1980. Fuente: NYT

Edad de las madres primerizas en EU en 2016. Fuente: NYT

 

Y es que otro de los beneficios de las parejas DINK es el crecimiento de su estado socioeconómico, lo que al mismo implica que “tienen cosas con mayor potencial que pueden hacer, que el ser padres, como conseguir un posgrado o tener una carrera gratificante” comenta Heather Rackin, socióloga de la Universidad del Estado de Luisiana. 

 

MÁS INFORMACIÓN: El costo de mantener un bebé. Profeco.