Generación de nuevos empleos en el IMSS, ¿otra cachetadita?

21-05-2019 18:54

* Por Marco Antonio Pérez Valtier

Recordando las declaraciones del Jefe de la Oficina de la Presidencia, el Ingeniero Alfonso Romo, con motivo de la publicación por parte del INEGI del crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) al primer trimestre de 2019 (se reportó una ligera caída de 0.2% con respecto al trimestre inmediato anterior) las cuales calificó como una “cachetadita con guante blanco”, declaración que -para variar- no fue compartida por el señor Presidente.

Ahora tenemos ya los datos del empleo formal para el mes de abril de este año.

Pues bien, aprovechando el fin de semana, el pasado sábado para ser exactos, el IMSS hizo público su comunicado 126 del año, donde da a conocer que durante el pasado mes de Abril, se generaron solo 30,419 nuevos empleos en el país, cuando en el mismo mes del año pasado hubo 87,109 nuevos empleos; es decir, hubo una reducción en este indicador de 65.1%

Sin embargo, el mismo comunicado intenta justificar este bajo desempeño, argumentando que en el pasado mes de abril se presentó la semana santa, y que en abril del año pasado no, razón por la cual se señala que la comparación no es la más apropiada.

Por consecuencia, según el comunicado, y copio textual, “al corregir este efecto estacional, la creación mensual de empleo en abril es superior al aumento promedio reportado en los abriles con semana santa de los diez años previos (26,451)”.

Sin embargo, este argumento ni es válido, ni está bien calculado, ya que por principio de cuentas, todos los días de la semana santa son laborables de acuerdo a la Ley Federal del Trabajo, y las empresas laboran con normalidad, aunque en algunas se les otorga algún receso, principalmente en jueves y viernes santos, por lo que cuando mucho, se podría hablar de un par de días de descanso, aunque no de manera generalizada, por lo que la actividad productiva solo tiene una afectación parcial.

 

Te puede interesar:

Caen expectativas para el empleo en 2019 y 2020 según expertos consultados por Banxico.

 

Por otro lado, ¿por qué irse hasta diez años atrás? Ah, para alcanzar a contabilizar el año de 2009, cuando la recesión mundial sacudió fuertemente las economías de todo el mundo, y la afiliación al IMSS, en el mes de abril de ese año (con semana santa incluida) fue negativa en 60,218 puestos de trabajo, para poder mostrar así un “promedio” de nuevos empleos más bajo que en este año 2019.

Por otro lado, es importante señalar que las comparaciones también deben incluir datos relativos, es decir, con relación al total, o crecimiento porcentual, por lo que utilizar cifras de empleo absolutas, y no relativas, y de diez años atrás, no es del todo correcto, metodológicamente hablando.

Pasando a la dinámica que muestra la generación de nuevos empleos formales, llama la atención que desde el pasado mes de agosto, (precisamente después de las elecciones) la tasa de crecimiento en los puestos de trabajo formal, afiliados al IMSS, medida contra el mismo mes del año pasado, viene reduciéndose consistentemente mes con mes, y en abril de este año ya es de solo 2.5%.

 

Si medimos los nuevos empleos afiliados al IMSS, acumulados a los primeros cuatro meses del año (incluyendo ya los efectos estacionales de la semana santa, la cual puede caer en marzo o en abril), en este año se han generado 299,562 nuevas plazas de trabajo en la economía formal, cuando el año pasado se generaron 455,651 nuevos empleos, lo que representa una caída del 34.3%.

Tendríamos que irnos seis años atrás, hasta 2013, para encontrar un año con tan baja generación de empleos, de solo 285,930 nuevos puestos de trabajo, que aunque menor en números absolutos, fue mayor en términos relativos, dados los menores trabajadores afiliados.

 

Estos datos, lo que reflejan y corroboran, es la desaceleración en el ritmo de crecimiento económico que manifestaron las cifras del PIB, y que la actual administración no quiere ver, argumentando que tiene “otros datos”.

 

Si el (-) 0.2% de crecimiento en el PIB el Presidente no lo quiere ver como una “cachetadita” de la economía, y esta caída del 34.3% en la generación de nuevos empleos afiliados al IMSS, tampoco se quiere reconocer y se argumenta que hay más empleo en la economía que el afiliado al IMSS, ya son actitudes que no abonan a la solución del problema.

Si el paciente no reconoce que está enfermo, es más difícil que se alivie.

 

Twitter: @marcopmx

* El autor es economista por la Universidad de Wisconsin-Milwaukee. Especialista en estudios económicos y de finanzas públicas. Es socio-director en Econometría Aplicada SC y socio de Estudios Económicos y Financieros en Pérez Gongora y Asociados SC.