Tecnologías y Educación

Cerrar brecha digital en Latinoamérica requiere incentivos empresariales

18-06-2018 17:11

América Latina aún enfrenta muchos retos para cerrar la brecha digital en la región, una de ellas es la falta de incentivos para la inversión y la regulación.

Cómo cerrar la brecha digital fue uno de los temas del Congreso Latinoamericano de Telecomunicaciones 2018. Agrandar
Cómo cerrar la brecha digital fue uno de los temas del Congreso Latinoamericano de Telecomunicaciones 2018.

Mayor inversión y una colaboración entre los diferentes países de América Latina es lo que se necesita para cerrar la brecha digital en la región.

En ello coincidieron los ponentes del Congreso Latinoamericano de Telecomunicaciones 2018. Bruno Ramos, director regional para las Américas de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), consideró que la región aún enfrenta retos para abordar los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU, considerando en primer lugar las diferencias sociales y económicas entre cada uno de los países, lo que impacta en la agenda de implementación

Sin embargo, destacó que también existen fortalezas: “tenemos ideas, la innovación es un principio que está dentro de nosotros. Tenemos que trabajar en términos de buscar soluciones a esta capa de innovación para buscar soluciones”.

Consideró también que uno de los principales retos para el cumplimiento de los ODS es que permée hacia las áreas más bajas de la administración pública. Si bien siempre hay grupos de trabajo dedicados a su cumplimiento a nivel de presidencia, lo importante será su implementación en los niveles más bajos de la administración.

Asimismo, criticó que en el sector de telecomunicaciones se tiende a hablar “mucho para nosotros mismos y es importante llevar este pensamiento a los sectores de salud, transporte e informática”.

Por su parte, Enrique Medina Malo, Chief Policy Officer de Telefónica, declaró que es una buena medida para la empresa adherirse a los ODS, ya que “deben participar gobiernos, empresas y las diferentes estructuras económicas y concientizar a la sociedad civil”.

Malo criticó que actualmente la región no cuenta con los incentivos correctos para incentivar las inversiones necesarias para el cierre de la brecha digital. “Hemos hablado de sostenibilidlad, pero no hemos hablado de la sostenibilidad de los operadores y fabricantes, hay muy poca preocupación”.

“Lo cierto es que la regulación está erosionando gravemente el sector. La regulación está en una idea de que entre más operadores mejor, y menos precios, mejor; es una aspiración legítima pero entra en contradicción con la experiencia y se está demostrando”, añadió.

Aseveró que en la región las inversiones bajan porque siguen la tendencia de los ingresos. “¡Libérennos de la cadena de regulación, permítanos hacer las cosas con más libertad!”

Por su parte, Gabriel Contreras, comisionado presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) de México, reconoció que aún hay trabajo por hacer para disminuir las barreras para el despliegue de infraestructura, especialmente con los gobiernos locales.

Señaló que como órgano regulador, debe considerar el impacto de la regulación en el mercado, porque “no regular, también es un acto de regulación”, a la vez que llamó a dar certidumbre al sector y “no regular lo que aún no se conoce”.

El IFT asumió recientemente la presidencia de Regulatel. Coincidió con Ramos en que la región tiene diferentes marcos jurídicos; sin embargo, se “ha avanzado en que se necesita más inversión, armonización del espectro, intercambio de información y compartir el reto de aumentar la productividad”.

Mayra Arevich, presidenta de Etecsa, destacó los avances de Cuba para cumplir con su plan de informatización de la sociedad, con la participación de todos los niveles de gobierno, en un trabajo transversal que implica a todos los gabinetes del gobierno según su actividad y sector.

“Todos estamos implicados porque el compromiso del desarrollo de la infraestructura no está en nosotros como operador, sino en todos los ministerios que componen el gobierno bajo el plan que se aprobó en 2017”, explicó.

Adelantó que también desarrollan un plan de banda ancha con objetivos a cinco años. Consideró que si bien aún tienen un nivel bajo de penetración de telefonía móvil, su ritmo de crecimiento ha sido de 20 por ciento, con expectativas de que el servicio crezca más a partir de la oferta de datos móviles.

 

Lee la nota original aquí. 

Comentar