Empresas y Empresarios

AT&T buscará demostrar influencia de la Casa Blanca en compra de Time Warner

La táctica podría ser una estratagema para indagar sobre el cambio de opinión en el jefe antimonopolio estadounidense al pasar de ser un experto independiente a un funcionario.

16-02-2018 12:30 Por : Mediatelecom
AT&T intentó llamar al jefe antimonopolio estadounidense Makan Delrahim como testigo en un caso judicial relacionado con un bloqueo del gobierno de Estados Unidos.
AT&T intentó llamar al jefe antimonopolio estadounidense Makan Delrahim como testigo en un caso judicial relacionado con un bloqueo del gobierno de Estados Unidos.

AT&T intentó llamar al jefe antimonopolio estadounidense Makan Delrahim como testigo en un caso judicial relacionado con un bloqueo del gobierno de Estados Unidos en el intento de adquisición Time Warner, lo que expertos consideran que demuestra que el operador confía en una victoria.

El operador buscará demostrar que la interferencia política jugó un papel en la decisión del gobierno sobre el acuerdo de adquisición, según informó The New York Times (NYT).

Fuentes le dijeron a NYT que AT&T agregó el nombre de Delrahim a su lista de testigos para el juicio, que está programado para comenzar el 19 de marzo. Según los informes, el operador también busca acceso a comunicaciones internas entre la oficina de Delrahim y el Fiscal General de los Estados Unidos Jeff Sessions, que dirige el Departamento de Justicia (DoJ), así como la correspondencia entre la Casa Blanca y funcionarios del Departamento de Justicia.

Los expertos le dijeron a NYT que la decisión de llamar a un jefe antimonopolio de los Estados Unidos al estrado es inaudita.

 

Te puede interesar: AT&T considera oferta pública de negocios latinoamericanos, 9 de febrero de 2018. 

 

El diario señala también que la táctica podría ser una estratagema para indagar sobre el cambio de opinión que experimentó Delrahim en su transición de un experto antimonopolio independiente a un funcionario de la administración Trump.

Antes de su confirmación como jefe antimonopolio, Delrahim declaró en octubre de 2016 que no veía el acuerdo de AT&T como un “gran problema antimonopolio”. Pero en noviembre de 2017, alegó que el trato “dañaría mucho” a los consumidores estadounidenses, una opinión acorde con la promesa del presidente Trump en la campaña de 2016 de que el acuerdo no sería aprobado bajo su administración porque permitiría la “concentración de poder en las manos de muy pocos”.

 

Puedes leer la nota original aquí