Gobiernos y Finanzas Públicas

Partidos de caciques. El "dedazo" se impone en la contienda electoral

Sin ningún filtro democrático, Anaya, Obrador y Meade serán los candidatos presidenciales en el 2018

12-12-2017 06:02 Por : Arena Pública
El presidente Enrique Peña Nieto reunido con el presidente Donald Trump.
El presidente Enrique Peña Nieto reunido con el presidente Donald Trump.

Podrá no caernos bien Donald Trump, pero se debe admitir que logró ser el candidato republicano y, después, presidente de una manera democrática.

Esto es un logro que los actuales pre candidatos presidenciales en México nunca podrán presumir, pues aquí los candidatos no son electos, son impuestos.

El pasado 10 de diciembre el presidente nacional del Partido Acción Nacional, Ricardo Anaya, anunció su intención de convertirse en el candidato a la presidencia por el frente PAN, PRD y Movimiento Ciudadano.

 

Ricardo Anaya anunciando su intención de ser el candidato del Frente Ciudadano

 

Con esto, Anaya se suma a Meade y López Obrador como los “pre” candidatos presidenciales, que de “pre” tienen poco, pues la elección dentro de un partido para elegir a un candidato es poco más que una simulación.

Todos los partidos cambian las reglas en cada proceso, de ser necesario ponen o eliminan candados, no existe uniformidad entre los procesos locales y los federales, las reglas se adaptan cada vez que es necesario afirma la consejera del INE María Marván Laborde.

 

Te puede interesar: Arrancan precampañas: millones de spots y de pesos, para promocionar ¡precandidatos únicos!, 8 de diciembre del 2017

 

Caso contrario ocurre en Estados Unidos, donde los aspirantes a candidato presidencial en un partido político compiten en un proceso interno conocido coloquialmente como la elección primaria.

Durante las primarias republicanas de la elección presidencial pasada, Trump tuvo que competir contra otros 16 aspirantes. Entre sus principales contendientes se encontraban el senador Ted Cruz, el senador Marco Rubio y el gobernador de Ohio, John Kasich.

 

Debate entre los candidatos republicanos previo a elegir candidato

 

Con todo y sus polémicas declaraciones, tras tres meses de campaña, Trump logró convencer al electorado y fue electo como el candidato presidencial por el Partido Republicano, meses después también lograría ganar la presidencia.

 

Te puede interesar: Ojo por quiénes votas el 1 de julio de 2018! Podrías no librarte de ellos en 12 años, 7 de diciembre del 2017

 

¿Sería mejor para México contar con un sistema parecido al norteamericano?

Para el profesor e investigador de la UNAM, Francisco José de Andrea Sánchez, sí, pues, de existir métodos regulados de elección de candidatos, casos como el de Ayotzinapa, donde un presidente municipal estaba ligado al narcotráfico, serían difíciles de ocurrir, pues antes de competir habría pasado por filtros de selección más democráticos y abiertos al escrutinio público.

Los candidatos en México para cualquier cargo público se eligen por el método del "dedazo", el cual consiste en que el presidente del partido político a nivel federal o local designa al candidato que más se alinee a sus intereses.

 

Te puede interesar: ¿Quién es quién entre los potenciales candidatos presidenciales para 2018?, 2 de noviembre de 2017.

 

José Antonio Meade será el candidato del PRI por mandato del Presidente, no por un consenso democrático del partido.

Tanto Anaya como Obrador, fungen como los presidentes nacionales de sus respectivos partidos políticos; ambos, sin ningún proceso democrático, competirán para ser el próximo mandamás del poder ejecutivo del país.

Si la ley electoral eliminara la práctica del dedazo, el nivel de competencia interno elevaría la calidad de los candidatos lo que, en teoría, aumentaría la calidad del perfil del presidente de la República.

Claro, las democracias no son perfectas y allí está Trump para mostrarlo.

 

MÁS INFORMACIÓN: Los métodos de elección de candidatos en México: una propuesta de ingeniería política democratizadora, José de Andrea Sánchez, Revista Mexicana de Derecho Electoral #9, 2016