Economía y Sistema Financiero

Especialistas preocupados por el alza de precios, incertidumbre interna y política externa

04-04-2017 18:15

Las recientes preocupaciones de especialistas enfatizan en efectos negativos sobre el empleo, salarios y el poder adquisitivo de mexicanos

La deuda pública es un factor interno que si no se corrige afectaría a la economía y a miles de mexicanos. Agrandar
La deuda pública es un factor interno que si no se corrige afectaría a la economía y a miles de mexicanos.

La inflación, la incertidumbre de la economía interna y la política internacional han preocupado recientemente por su efecto negativo en el crecimiento económico, pero antes del segundo semestre de 2016 no se consideraban problemas importantes.

Especialmente desde octubre de 2016 y consecutivamente mes con mes, estas variables han aumentado la preocupación de los especialistas, lo reflejan las encuestas mensuales sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado elaboradas por el Banco de México.

Pero la preocupación no se queda simplemente en las malas estadísticas esperadas, ya que los mexicanos son los principales afectados, tanto a nivel de empleo como salarial y en su poder de compra, por lo cual, saber el origen de cada efecto para cada habitante del país es de relevancia.

En el caso de la inflación, se afecta la capacidad de consumo de las familias, porque en el futuro consumirían menos, aun obteniendo los mismos ingresos que en el presente. Les alcanzaría para menos.  

Si en el inicio del sexenio de Enrique Peña Nieto se consideraba a la inflación como un problema para la economía, dicha expectativa se corrigió rápido y casi se olvidó.

Pero desde noviembre de 2016 repunta la preocupación por el aumento de los precios relacionada a la expectativa de que sigan creciendo durante 2017, en diciembre de 2016 el pronóstico de inflación para el año en curso era de 4.13% anual y en marzo pasado creció a 5.56% anual.

Por otra parte, la incertidumbre en la situación económica del país genera inestabilidad en los negocios, pues aumenta el riesgo de las inversiones ante la menor certeza de rendimientos respecto al pasado.

La preocupación de especialistas por la incertidumbre económica nacional empezó a crecer desde octubre de 2016 y hasta que se conocieron los resultados de las elecciones de Estados Unidos en diciembre pasado y en los primeros meses de 2017 se ha mantenido en constante crecimiento.

Lo que se podría traducir en menor inversión privada nacional y menores flujos de Inversión Extranjera Directa, lo que a su vez impacta negativamente en la generación de empleos y la posibilidad de aumentar salarios para compensar la pérdida del poder de compra.

La incertidumbre interna bien puede venir del tipo de cambio, de 2012 a 2016 el peso se depreció 60% frente al peso medido por el promedio mensual del FIX.

Si bien el promedio de marzo fue de 19.30 pesos por dólar, los especialistas esperan que se deprecie la moneda nacional al cierre de 2017 hasta 20.15, lo que además ha influido en la expectativa de inflación.

El otro factor que genera incertidumbre en la economía nacional son los niveles de deuda pública, la cual aumentó 80% nominal de 2012 a 2016, al pasar de 5.352 billones de pesos a 9.693 billones de pesos, de acuerdo con los datos de la secretaria de Hacienda y Crédito Público.

 

Te puede interesar: Poder adquisitivo de las familias está en juego en año electoral, Entrevista a Luis Antonio Foncerrada Pascal, 3 de abril de 2017.

 

Pero el exterior también juega un papel negativo en el crecimiento económico de México, en especial desde la recta final de las elecciones de Estados Unidos en julio de 2016.

Si cuando Donald Trump ganó las elecciones presidenciales la preocupación relativa de los empresarios disminuyó, fue porque se consideraron más variables con efecto sobre México generadas por dicho evento como la inflación o la incertidumbre interna.

Sin embargo, la inestabilidad de la política internacional sigue siendo el factor de mayor preocupación actual para los inversionistas, principalmente por el proteccionismo con el que Trump quiere administrar su gobierno y el impuesto de 20% a las importaciones estadounidenses desde México, afectando ingresos nacionales obtenidos del comercio internacional y el crecimiento económico.

 

Te puede interesar: Trump ya tiene un plan para financiar el muro con México… y no son las remesas, José Miguel Moreno, 26 de enero de 2017.

 

Esta inestabilidad exterior afecta a la Inversión extranjera Directa, en especial la que llega desde Estados Unidos. De hecho, ya se han pospuesto inversiones extranjeras planeadas para México para los primeros meses de 2017, lo cual reduce la demanda agregada y el crecimiento económico del país, menciona el economista Luis Foncerrada.

 

MÁS INFORMACIÓN: Encuesta sobre la Expectativas de los Especialistas de Economía en el Sector Privado, Banxico, Marzo de 2017.

Comentar